Imprimir

10 Casos de sacrificios humanos contempor√°neos.

El sacrificio humano es visto generalmente como una práctica sádica e inhumana de antiguas culturas basada en ancestrales supersticiones. La mayoría estamos seguros de que es una práctica erradicada desde hace siglos y completamente extinguida. Por desgracia, eso no es exactamente así.

 

 

Incluso en la actualidad existen casos de sacrificios humanos. Aunque afortunadamente no es algo habitual, algunas personas son asesinadas hoy en día, a veces brutalmente, para apaciguar a entidades espirituales y recibir favores entidades sobrenaturales.

 

Vamos a echar un vistazo a algunos casos de modernos sacrificios humanos.


 

10. Amelia Espinoza. 2011.

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

Si tuvi√©ramos que hacer una lista de los cultos y religiones asociados con sacrificios humanos modernos, el satanismo estar√≠a sin duda en la parte superior. Los adoradores de Sat√°n est√°n especialmente atra√≠dos por los asesinatos rituales. Uno de estos casos es el asesinato de una mujer de 42 a√Īos de edad residente en California, Amelia Espinoza.

 

El asesino fue su propio hijo , de 18 a√Īos de edad, trabajador de una f√°brica, Moises Meraz Espinoza. Se especul√≥ que Moises pod√≠a estar angustiado por la muerte de su novia en un accidente de coche, lo que pod√≠a haberle llevado a cometer tan horrible asesinato. Otras informaciones dicen que el adolescente ten√≠a una relaci√≥n tensa con su madre, quien no aprobaba sus oscuros gustos musicales, entre otras cosas. El fiscal, sin embargo, afirm√≥ que el asesinato fue motivado por pura maldad y por las firmes creencias sat√°nicas de Mois√©s.

 

Independientemente de los motivos, sabemos cómo terminó todo. Meraz Espinoza estranguló a Amelia y luego mutilaron su cuerpo sin vida. Moisés le arrancó la piel a su madre muerta, le quitó los órganos, y le cortó el cuerpo en pedazos con una sierra circular. Rebanadas de piel y carne  fueron encontradas apiladas en un congelador. La cabeza de Amelia, que fue encontrado en una mochila, recibió un tratamiento especial. Tenía todos los dientes arrancados,  le habían sacado los ojos, y dos cruces invertidas fueron talladas en el hueso. Los investigadores encontraron una biblia satánica con un capítulo marcado sobre el sacrificio humano. Por otra parte, la fecha de la horrible muerte de Amelia era el mismo día prescrito para el sacrificio humano o animal en el calendario satánico.

 

Despu√©s del asesinato, Mois√©s se dirigi√≥ a su primo y le pidi√≥ que le ayudara a deshacerse del cuerpo, pero convenci√≥ al adolescente para que se entregara a la polic√≠a. Finalmente, Meraz-Espinoza fue condenado por asesinato en primer grado y condenado a 25 a√Īos de prisi√≥n. "No s√© si servir√° para cambiar su vida, pero usted tendr√° mucho tiempo para pensar en ello", le dijo el juez al joven practicante de los ritos sat√°nicos.



 

9.Lalita Tati. 2011

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

El 21 de octubre de 2011 Lalita Tati, de siete a√Īos de edad, estaba feliz viendo la televisi√≥n en casa de su vecino en una aldea remota de Jailwara, India. Estos fueron los √ļltimos minutos felices de su corta vida. Poco despu√©s, fue secuestrada . Una semana m√°s tarde, el cuerpo mutilado de Lalita fue encontrado por sus angustiados padres.

 

En un primer momento, la polic√≠a cre√≠a que la pobre ni√Īa pod√≠a haber sido violada antes de asesinarla. Su padre fue detenido y la polic√≠a intent√≥ mediante tortura que confesara que hab√≠a asesinado a su propia hija. Sin embargo, alg√ļn tiempo despu√©s, dos pobres campesinos analfabetos fueron detenidos por el crimen .

 

Result√≥ que la ni√Īa fue sacrificada para asegurar una mejor cosecha. Su garganta fue cortada, y su h√≠gado se troce√≥ y se ofreci√≥ a una diosa. Seg√ļn la polic√≠a, se encontr√≥ dinero cerca del cuerpo, lo que indicaba que se trataba de un sacrificio. Los hombres arrestados finalmente admitieron haber asesinado a Lalita y pueden ser condenados a la pena de muerte.



 

8. 'Ad√°n'. 2001

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

Un d√≠a ordinario de septiembre en Londres, algo fue visto flotando en el T√°mesis. Era el torso mutilado de un ni√Īo peque√Īo vestido con unos pantalones cortos de color naranja. Al cuerpo le faltaba la cabeza, las piernas y los brazos. Su sangre hab√≠a sido completamente drenada. A pesar del enorme esfuerzo que las autoridades hicieron para la resoluci√≥n del caso, los intentos por encontrar a sus asesinos fueron infructuosos. Incluso la identificaci√≥n de la propia v√≠ctima result√≥ ser una tarea dif√≠cil, por lo que siempre se han referido al ni√Īo como simplemente "Ad√°n". Sin embargo, la investigaci√≥n revel√≥ pronto algunos aterradores detalles sobre el asesinato del ni√Īo.

 

El examen del cuerpo ayud√≥ a determinar que Ad√°n vino de √Āfrica occidental, probablemente Nigeria, y que resid√≠a en el Reino Unido desde solo unos pocos d√≠as antes de su muerte. Ten√≠a cinco a√Īos de edad. Durante el √ļltimo d√≠a de su vida, Adam no hab√≠a recibido ning√ļn alimento.

 

Cortaron la garganta de Ad√°n. Se cree que sus asesinos pudieron beber su sangre en la misma calavera de Ad√°n. ¬ŅEl motivo? Pues bien, los investigadores creen que los asesinos, posiblemente una banda de traficantes de personas, ¬†cre√≠an que el sacrificio humano les traer√≠a buena suerte. Con los a√Īos, la polic√≠a logr√≥ colocar en su sitio muchas piezas de este rompecabezas e incluso encontraron una mujer relacionada con Ad√°n. Sus asesinos, sin embargo, todav√≠a siguen en libertad.



 

7. Elyse Pahler. 1995

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

En 1996, ocho meses despu√©s de su desaparici√≥n, el cad√°ver de Elyse Pahler,¬†15 a√Īos de edad,¬†¬†fue encontrado en un bosque de eucaliptos no muy lejos de su casa. Estaba medio desnuda sobre una estrella de cinco puntas. Los polic√≠as fueron llevados all√≠ por, Royce Casey, de 16 a√Īos de edad,¬†uno de los asesinos de Elyse. Primero confes√≥ el crimen a un sacerdote y luego a la polic√≠a.

 

Casey y sus dos c√≥mplices, Joseph Fiorella,¬†¬†de 14 a√Īos de edad,¬†¬†y ¬†Jacob DeLashmutt,¬†16 a√Īos,¬†¬†hab√≠an planeado¬†matar a Elyse Pahler durante meses. El tr√≠o idolatraba a Slayer, una popular banda conocida por sus letras mis√≥ginas con menci√≥n de pr√°cticas sat√°nicas y sacrificios humanos. (DeLashmutt m√°s tarde neg√≥ que la m√ļsica de Slayer tuviera ninguna influencia sobre sus acciones.) Los muchachos cre√≠an que ten√≠an que sacrificar a una virgen a Satan√°s. El tr√≠o incluso pens√≥ que esto les traer√≠a la gloria.

 

Un d√≠a, los adolescentes cruzaron la frontera entre los planes malvados y las acciones s√°dicas. Llevaron a Elyse a la arboleda. La chica pens√≥ que iban a ¬†fumar marihuana. No era m√°s que una mentira utilizada por los asesinos para atraer a la chica hacia su trampa. Casey, Fiorella, y DeLashmutt ahogaron a Elyse con un cintur√≥n y la apu√Īalaron con un cuchillo de caza, y, finalmente, pisotearon el cuello con sus pies. Eso, sin embargo, no fue suficiente para el tr√≠o. Despu√©s, los j√≥venes asesinos violaron el cad√°ver de Elyse.

 

Los adolescentes aprendices de Satanás fueron juzgados y recibieron largas penas de prisión.



 

6. Theresa Simmons. 1988

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

Una ma√Īana de 1988 una patrulla policial de Louisiana vio una camioneta sospechosa. El coche se detuvo. Dentro hab√≠a tres adolescentes: Terry Belcher, Robert McIntyre, y Malisa Earnest. Belcher, que conduc√≠a, dijo a los polic√≠as que estaban de vacaciones, pero la polic√≠a no les crey√≥. La patrulla verific√≥ los registros y descubrieron que la camioneta hab√≠a sido denunciada como robada. El tr√≠o fue encarcelado.

 

Unas horas m√°s tarde, una chica acusada de un delito menor era liberada de esa misma c√°rcel. Llam√≥ al funcionario de presiones y le cont√≥ una historia horrible. Earnest era su compa√Īera de celda y hab√≠a compartido con ella los detalles de un asesinato mientras estuvieron entre rejas. Seg√ļn Malisa, ella y otra chica adolescente hac√≠an autostop cuando fueron recogidas por Belcher y McIntyre. Luego se dirigieron a una granja remota, donde fumaron marihuana y escucharon heavy metal. Sin embargo los acontecimientos tomaron un giro desagradable que llevaron a que la compa√Īera de Malisa acabara siendo sacrificado a Satan√°s.

 

La polic√≠a tom√≥ en serio esta historia. Se descubri√≥ que Malisa, de 17 a√Īos de edad, Teresa Simmons, y otras dos chicas se hab√≠an escapado recientemente de un hogar para menores con problemas. Las otras dos chicas volvieron pronto. Earnest y Simmons, sin embargo, no lo hicieron. En alg√ļn momento, Theresa llam√≥ a un amigo y le dijo que no confiaba en Belcher y McIntyre, y que planeaba regresar en unos d√≠as. Algo que no sucedi√≥.

 

La investigación reveló que la historia de Malisa  no estaba muy lejos de la verdad. Los cuatro, efectivamente, pasaron la noche compartiendo drogas y escuchando heavy metal. Entonces ellos comenzaron a orar a Satanás y, finalmente, decidieron sacrificar a Theresa. Los tres la estrangularon por turnos con un cordón del zapato de Simmons. Luego enterraron el cuerpo.

 

Adem√°s, result√≥ que Belcher era un ferviente adorador de Satan√°s. Confes√≥ que sacrificaba animales a Satan√°s, beb√≠a su sangre y devoraba sus ojos y v√≠sceras. Posteriormente, √©l y McIntyre fueron condenados a cadena perpetua, mientras que¬†Earnest, como c√≥mplice, solo fue condenada a tres a√Īos de c√°rcel.



 

5.Aakash Singh. 2006

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

Sumitra Bushan, una mujer de mediana edad de la remota aldea india de Barha, era una mujer aparentemente normal, pero con mala suerte. El marido de Sumitra la había dejado hacía mucho tiempo. Estaba muy endeudada y sus dos hijos eran  perezosos y holgazanes y no hacían nada por aliviar la vida de su madre.

 

Las cosas no mejoran. De hecho, se pusieron peor. Toda la familia comenzó a tener pesadillas y visiones horripilantes de la diosa Kali. La causa era obvia para Sumitra: una maldición. Consultó a un sacerdote  tántrico  itinerante que pasaba por la aldea de vez en cuando. Le dijo a Sumitra que tenía que matar un pollo en la entrada de su casa y ofrecer el cadáver y la sangre a la diosa. La mujer obedeció.

 

Al parecer, eso no fue suficiente para Kali. Las pesadillas continuaron y pronto se pusieron peor. Sumitra visit√≥ de nuevo al sacerdote. En esta ocasi√≥n se le ocurri√≥ una sugerencia m√°s radical. Le dijo que era necesario otro sacrificio. √Čste ten√≠a que ser un ni√Īo de la aldea de Sumitra. Una vez m√°s, la dama no puso en duda la soluci√≥n propuesta. Una noche ella y sus hijos se colaron en casa de sus vecinos y secuestraron a un ni√Īo de tres a√Īos de edad, Aakash Singh. Llevaron al ni√Īo a su casa, donde se llev√≥ a cabo la ceremonia de sacrificio. Sumitra y sus hijos recitaron un mantra, ondearon incienso y ungieron con diversos aceites perfumados el cuerpo de Aakash. Entonces los hombres sacaron un cuchillo y le cortaron en rodajas la nariz, las orejas y las manos, y pusieron todos estos trozos de carne, aun sangrando, delante de la imagen de Kali.

 

A la ma√Īana siguiente, Sumitra minti√≥ a los habitantes del pueblo, diciendo que hab√≠a encontrado el cuerpo mutilado de Aakash cerca de su casa. Los habitantes del pueblo, sin embargo, no la creyeron. La turba atac√≥ ¬†a sus hijos. Uno de ellos confes√≥, gritando que √©l hab√≠a matado al ni√Īo por el bien de su madre. La muerte de Aakash no puso fin a los problemas de Sumitra. Tanto la madre como sus hijos fueron encarcelados. El sacerdote t√°ntrico que dio el terrible consejo de matar al ni√Īo no fue encontrado.



 

4.Un hombre desconocido de Bangladesh. 2010

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

¬ŅQu√© puede hacer si su negocio no va bien? Obviamente, busca la manera de solucionarlo. Eso es lo que cuatro empresarios Bangladesh hicieron. Su soluci√≥n, sin embargo, fue muy poco ortodoxa y bastante horripilante.

 

Al norte de Bangladesh, los propietarios no identificados de una f√°brica de ladrillos estaban disgustados. Quer√≠an ladrillos rojos, ya que ese tipo de ladrillo se valora mucho en las zonas rurales de Bangladesh. El color rojo es visto como se√Īal de que los ladrillos han sido cocidos adecuadamente. Sin embargo, a pesar del cuidado que llevaban, los ladrillos no eran rojos.

 

Consultaron a un adivino, el cual les aconsej√≥ sacrificar a un ser humano para garantizar el color deseado. Los propietarios de la f√°brica de ladrillos pasaron a la acci√≥n. Le dijeron a cuatro trabajadores de la f√°brica que ten√≠an que realizar un sacrificio humano. Un alba√Īil de 26 a√Īos de edad fue decapitado y su cabeza fue quemada en un horno . Posteriormente, los cuatro asesinos fueron detenidos. La polic√≠a sigue buscando a los propietarios de la f√°brica de ladrillos y al adivino.



 

3.Melissa Ann Meyer. 1988

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

Una fat√≠dica ma√Īana de 1988 iba a ser la √ļltima para¬†Melissa Ann Meyer,¬†de 19 a√Īos de edad. D√≠as despu√©s, su cuerpo ser√≠a descubierto en un camping. No se encontraron ni su monedero, ni la cartera, ni sus joyas.

 

Los asesinos fueron¬†¬†Jason Wayne Rose, de ¬†21 a√Īos de edad, y¬†¬†John Ray Jones, de 17 a√Īos. No se sabe a ciencia cierta c√≥mo se relacion√≥ Melissa con sus asesinos. Sin embargo, por alguna raz√≥n, los acompa√Ī√≥ al camping arbolado donde se alojaban. Cuando los investigadores registraron la casa remolque de Jason y John, encontraron varios elementos ocultos, incluyendo un libro de hechizos con instrucciones sobre la forma de comunicarse con los muertos.

 

Durante la investigación, se descubrió que tanto Rose como Jones estaban interesados en el ocultismo. Melissa Ann muy probablemente fue asesinada en un ritual de sacrificio humano. En primer lugar, la chica recibió un golpe en la cabeza con un machete para ahogarla posteriormente. Los asesinos de Melissa despojaron su cuerpo sin vida de cualquier posesión valiosa que tuviera. La policía descubrió rápidamente a los asesinos y fueron declarados culpables de asesinato y robo.




 

2.Praveen de Chhattisgarh, India. 2012

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

Como ya hemos visto en esta lista, el que los tántricos participen en sacrificios humanos no es algo habitual. Dilip Rathia, sin embargo, es una excepción.

 

Dilip era un t√°ntrico que quer√≠a conseguir poderes divinos o, seg√ļn otras fuentes, atraer la buena suerte. Una deidad se le apareci√≥ en sue√Īos y le ofreci√≥ un trato:. Dilip ten√≠a que decapitar un ni√Īo si quer√≠a cumplir sus deseos, algo que¬†el t√°ntrico cumpli√≥. En el a√Īo 2012 mat√≥ a¬†Praveen, un ni√Īo de¬† 11 a√Īos de edad, que viv√≠a en el mismo¬†pueblo indio de Barpali. Dilip decapitado al chico y le ofreci√≥ su cabeza a la deidad.

 

Al parecer, la criatura sobrenatural no cumpli√≥ su parte del trato. La polic√≠a encontr√≥ el esqueleto de Praveen. Despu√©s del macabro descubrimiento se juntaron las piezas del rompecabezas. La policia entr√≥ en casa de Rathia y recuper√≥ la cabeza del infortunado ni√Īo. El t√°ntrico no tuvo m√°s remedio que confesar. Posteriormente fue condenado a muerte.




 

1.Monu Kumar. 2003

 

Sacrificios humanos en la actualidad

 

Madan y Murti Simaru podr√≠an haberse convertido en los afortunados padres de una ni√Īa. Sin embargo, viv√≠an en la India, una sociedad predominantemente centrada en lo masculino, donde un hijo es mucho m√°s valorado que una hija. Por lo tanto, la Simaru¬†quer√≠a tener un ni√Īo. Estaban desesperados. La naturaleza les hab√≠a fallado. Los dos decidieron consultar a un brujo, una forma habitual de resolver los problemas entre los analfabetos y los pobres de la India.

 

El brujo indic√≥ a Madan y Murti una soluci√≥n que hiela la sangre,¬†un sacrificio humano. Murti, con la ayuda de su hermano Popin, raptaron a¬†¬†Monu Kumar, un ni√Īo de¬†seis a√Īos de edad, hijo de sus vecinos.¬†Tras el rapto, la mujer y su marido llevaron al ni√Īo a la orilla de un canal de riego. All√≠ mutilaron y asesinaron al ni√Īo en un ritual de fertilidad. El sacrificio termin√≥ cuando la pareja se lav√≥ con la sangre de su v√≠ctima.

 

M√°s tarde, los Simaru fueron detenidos, junto con dos de sus familiares y el brujo que les aconsej√≥ sacrificar ¬†un ni√Īo. Aunque no sabemos el castigo que se les aplic√≥, suponemos que Madan y Murti no tuvieron la oportunidad de probar la eficacia del sacrificio y de concebir un hijo. (Fuente: www.husmeandoporlared.com)