Fred & Rose West "La casa de los horrores" - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Fred & Rose West "La casa de los horrores"

Fred & Rose WestEl 24 de febrero de 1994 se descubre el secreto mejor escondido en 25 Cromwell Street. El fin de la historia de la casa del terror de Gloucester. La policía arresta al dueño de la casa: Frederick West, quien confiesa que su esposa y él no saben nada acerca de su hija Heather West; según su declaración "muchas chicas desaparecen" y aclara "falsifican sus nombres para trabajar como prostitutas, ella es lesbiana y tiene problemas con las drogas".

Rose fue interrogada en la casa y tuvo una confesión similar, Heather desapareció a los 16 años de edad, era desagradable, perezosa y lesbiana. Toda la noche Fred y Rose pasan hablando en prisión. Al día siguiente confiesa Fred al detective Hazel Savage que él la había matado. Le cuenta como la cortó en varios pedazos para enterrarlos y repite con insistencia que Rose, su mujer, no sabe nada del asesinato. Veinte minutos después niega toda su declaración, "Heather está viva y sana. Posiblemente en estos momentos esté trabajando, tenga un Mercedes, chófer y una nueva identidad".

Heather

La policía encontró tres huesos humanos, pero no pertenecían a Heather. Cuando Fred se entera del hallazgo de los huesos, confiesa una vez más el asesinato de su hija, pero niega que los restos del cadáver los haya enterrado en ese lugar. Fred cuenta a la policía cómo ocurrió el asesinato, golpeó a Heather por insolente y la agarró fuertemente de la garganta porque se había reído de él, la apretó hasta que se puso azul y se le detuvo la respiración, intentó reanimarla, la llevó a la bañera para mojar su cuerpo, cogió su ropa para secarla y luego la tiró en la basura. Se aseguró que estuviese muerta, la descuartizó con un cuchillo, al cortar la cabeza Fred escuchó un sonido muy desagradable, pero una vez cortada la cabeza, empezó a retorcer sus piernas hasta separarlas del cuerpo, tenía que hacer el cuerpo pequeño para enterrarlo en el jardín y el resto echarlo a la basura, su cuerpo permaneció enterrado siete años.

Fred West

Fred West nació en 1941 en Much Marcle, un pueblo a 120 millas al oeste de Londres, a pesar de los problemas y en la miseria en que vivieron los West tuvieron seis hijos más, Fred fue el consentido de su madre, no fue un buen estudiante y con frecuencia tenía problemas por lo que le golpeaban con una vara. Daisy, su madre, una mujer con sobrepeso, iba con frecuencia a gritar a sus profesores por los castigos que recibía su hijo favorito, sus compañeros lo apodaron "el niño de mamá". A los 15 años abandona los estudios y se dedica a trabajar en una granja. A los 16 años se convierte en un adolescente muy atractivo para las chicas, y empieza a salir con cualquiera para hacer realidad sus fantasías. Su padre tenía relaciones sexuales con su hermana y quedó embarazada. A los 17 años sufre un accidente de moto y como resultado: una lámina de metal dentro de su cabeza y una pierna lisiada por siempre.

Tras recuperarse del accidente, Fred encuentra una amiga de 16 años llamada Catherine Bernadette Costello, apodada Rena, quien desde su niñez había tenido problemas con la justicia, encuentra en ella una ladrona muy experimentada y habilidosa. Se convierten en amantes casi de inmediato, pero el romance acaba cuando ella viaja a Escocia.

En 1961, Fred y un amigo roban un reloj y cigarrillos en un almacén, este es el comienzo de una etapa turbia. Pocos meses después fue acusado por una niña de 13 años amiga de la familia West de violación. El escándalo le originó problemas con su familia y le echaron de casa. Alejado de su familia trabaja en construcciones, roba y mantiene relaciones sexuales con mujeres jóvenes. Después de violar a la niña de 13 años, su médico lo defiende ante la justicia reclamando que padece epilepsia, por consiguiente no paga la condena en la cárcel. A los 20 años, Fred West ya tenía fama de violador de niñas, ladrón mezquino y por ende la deshonra de su familia.

Rena

En 1962, los padres de Fred le permiten volver a casa en Much Marcle, su novia Rena Costello había regresado de Escocia y busca de inmediato a Fred. Rena no fue una muchacha normal, más bien era una experimentada delincuente juvenil fichada como prostituta. Embarazada de un asiático chofer de autobús y con problemas en su casa acepta como su compañero a Fred, pero ella no había contado la verdad. Secretamente, se casan en noviembre del mismo año e inmediatamente regresan a Escocia. Sus padres creían que el niño que esperaba era de Fred. En marzo de 1963, cuando nace el niño, Fred escribe una carta a la madre de Rena contando que el niño había muerto en el parto y que ella había adoptado uno de inmediato. Aunque Rena había ejercido la prostitución, no podía soportar el voraz apetito sexual de Fred West.

El interés de Fred por el sexo no era normal. "El quería sexo oral y sodomía a toda hora del día y de la noche". Fred conducía un camión de helados el cual fue dado a su joven mujer. Para alguien tan altamente sexuado como Fred, esto le pareció el paraíso. Su aparente cortesía, responsabilidad y sinceridad, le facilitaba entablar amistad con los adolescentes que se acercaban a su camión de helados narrándoles inocentes cuentos. A pesar de sus continuas infidelidades era muy posesivo con Rena. En 1964, Rena conoce a una hija de Fred llamada Anna Marie. Durante este período, responsabilizan a Rena y Fred de la muerte del novio de Anna McFall que había sido degollado. Fred pierde su empleo. Consigue trabajo en un matadero y ahí desarrolla la obsesión morbosa por los cadáveres, sangre y desmembramiento.

El matrimonio de Rena y Fred era insostenible, Rena quería regresar con sus hijos a Glasgow, pero Fred no lo permitía, así que regresa sola a Escocia. Afligida sin sus hijos, en julio de 1966, retorna a Gloucester para encontrarse con su familia y convivir en un trailer. Rena informa al alguacil Constable Hazel Savage que su esposo es un pervertido sexual y que desea llevarse a su hijo. Coincidencialmente había ocho denuncias de agresiones sexuales en el área de Gloucester efectuadas por un hombre con la descripción de Fred. A principio de 1967, Anna McFall queda embarazada de Fred, e intenta sin éxito que Fred y Rena se divorcien. Fred responde con nerviosismo a las denuncias por los asesinatos y de enterrar los cadáveres cerca del trailer en un parque durante el mes de julio. No sólo efectúa el asesinato de su amante, también el de su hijo aún no nacido. Metódicamente desmembra su cadáver y lo entierra con su feto. Curiosamente, corta los dedos de los pies, que se pierden del sitio del entierro. Este ritual sería su firma en los crímenes del futuro.

Fred actúa muy nervioso después de la desaparición de McFall. Obliga a Rena a prostituirse y pronto empieza a abusar del joven Charmaine, hijo de Rena. En enero de 1968, la bella Mary Bastholm de 15 años de edad es raptada en una parada de autobús en Gloucester. Howard Sounes cree que Fred fue el responsable, poco tiempo después otra mujer desaparece en las mismas circunstancias. Había muchos enlaces entre Fred y Mary Bastholm: fue un cliente del café Pop-In (lugar de trabajo de Mary) y ella siempre lo atendía sirviéndole; Fred había sido empleado para hacer alguna construcción al café; Mary había sido vista con un hombre con la descripción de Fred. En febrero, la madre de Fred muere por complicaciones tras una operación de la vesícula biliar. En esta época Fred se dedica a robar y cambia de trabajos muy a menudo. El 29 noviembre de 1968, mientras trabajaba como conductor de entrega de una panadería, encuentra al amor de su vida: Rose Letts.

Rosemary Letts

Rosemary Letts nacida en 1953 en Devon, Inglaterra; su padre, Bill Letts, fue esquizofrénico, tirano violento que exigió obediencia incondicional a su familia, disfrutaba disciplinándolos y buscando razones para castigarlos. Su madre, Daisy Letts, sufría una profunda depresión. Su hijo Andrew recuerda: "Si nos acostábamos tarde, nos arrojaba agua fría, nos ordenaba cavar zanjas en todo el jardín e inspeccionaba como un oficial del ejército, si no le gustaba ordenaba hacer todo de nuevo. A nosotros nunca se nos permitió hablar o jugar como niños normales, nos hería pegándonos con un cinturón de cuero y un pedazo de madera, hasta ponernos la piel de color azul o negro...". Luego de tener sus hijos y hacer frente a su marido, la depresión de Daisy Letts se hace crónica y es hospitalizada en 1953, durante el período con las terapias de electrochoque nace su hija Rosmary, el efecto de estas terapias en el cerebro de su hija fue desconocido… hasta años después.

Rose creció y se convirtió en la favorita de su padre, siempre haciendo en el acto cualquier cosa que éste deseaba, sólo así recibió afecto paternal y escapó a los castigos. Por su falta de facultades mentales, Rose no fue una estudiante brillante, también, fue víctima de las bromas crueles -por su gordura- de sus compañeros, a quienes les pegaba con violencia cuando se burlaban de ella.

Por consiguiente, se hace famosa por su genio agresivo y solitario. En la adolescencia, Rose muestra signos sexualmente precoces, se la ve con frecuencia por los baños de los hombres y acosa sexualmente a su hermano menor por las noches en su casa. Su padre mantenía alejados a los chicos que se interesaban por ella. A principios de 1969, Daisy Letts, cansada de su marido lo golpea y abandona llevándose a sus hijos. Sin su padre vigilándola, Rose sale por las noches y gasta su tiempo tratando de seducir a hombres mayores. A mediados de 1969, Rose regresa con su padre, hecho que sorprendió a todo el mundo. En su ciudad corría el rumor de que Rose y su padre tenían relaciones sexuales, su padre tenía reputación de seducir a mujeres muy jóvenes, pero no había pruebas de los hechos. Así la vida de Rose va tomando un rumbo desgraciado, alumna de pésimo rendimiento, problemas con la justicia y baja autoestima. Su única meta era conseguir al mejor amante... entonces aparece en su vida Fred West.

Fred West llena las expectativas como novio para Rose, cuando su padre se entera de que Rose tiene relaciones sexuales con Fred, arma un gran escándalo en los Servicios Sociales y Fred es enviado a prisión, como resultado de esta relación Rose queda embarazada. Entretanto Fred es encarcelado varias veces por robo y Rose regresa a la casa de su padre con Charmaine y Anna Marie. En 1970, nace Heather. Con tres niños a su cargo y con su novio en constantes problemas con la justicia, Rose maltrata a sus hijos. Colin Wilson cree que Rose "simplemente perdió su estado de ánimo, demostrándolo con castigos violentos y estrangulamientos".

"Mientras Fred estaba en la cárcel, Charmaine el hijo del camionero asiático es asesinado, su cuerpo fue enterrado bajo el piso de la cocina de su casa en Midland Road, el cual fue descubierto 20 años después. Antes de ser enterrado se le cortaron los dedos y rótulas. Fred guardaría esta evidencia criminal contra Rose el resto de su vida. Rose invitaba con frecuencia a un indio de la región a su casa en Midland Road para tener sexo con él, Fred escondido y muy animado miraba por un agujero las relaciones sexuales de su esposa con el indio; no gustaba del sexo ordinario, le encantaba la flagelación, los vibradores, sadismo, lesbianismo y hacía fotos a Rose, las publicaba en revistas pornográficas. Cuando Rose asesina a Charmaine, se forma un problema para ambos y una oportunidad para Rena la primera esposa de Fred, ella buscaba con insistencia a Charmaine, entonces Fred decide asesinarla: es estrangulada, sus dedos cortados y su cuerpo desmembrado es enterrado en varias partes.

En junio de 1972, Rose tiene otro hijo con Fred llamado Mae West, se casan en enero en la Oficina de Registros de Gloucester. Fred y Rose necesitan una casa para levantar su creciente familia y también acomodar el negocio de prostitución de Rose, se instalan en el número 25 de Cromwell. La casa no era muy grande por fuera pero su interior era muy cómodo, con garaje y una bodega muy grande. Fred tenía planes para la bodega, acondicionarla para que Rose puediera atender a sus clientes y hacerla a prueba de ruidos para usarla como "sala de torturas". Su primer cliente fue su hija de ocho años Anna Marie, Fred y Rose la desnudan, la amordazan, le atan las manos atrás de la espalda y le dicen que es muy afortunada por tener que satisfacer a sus padres. Mientras Rose sujeta a la niña, su padre la viola. El trauma fue tan fuerte que no pudo ir a la escuela por varios días. La niña fue amenazada si decía algo acerca de la violación. Estas violaciones ocurrieron con frecuencia por parte de Fred con su hija Anna Marie.

A finales de 1972, Fred y Rose contratan una muchacha de 17 años llamada Caroline Owens como niñera y prometen a su familia que la cuidarían mientras trabaja con ellos. Caroline era muy atractiva, Rose y Fred competían para seducirla. Caroline no se siente a gusto con ellos y decide dejarlos, entonces es secuestrada y violada, Fred le dice: "Si no haces lo que quiero, te dejaré con mis amigos negros en la bodega, luego te degollaremos y enterraré tu cadáver. Atemorizada por la actitud de Fred guarda silencio. Cuando su madre mira los golpes en su cuerpo, logra que le cuente la verdad y llama a la policía. En la audiencia de enero de 1973, Fred con 30 años y Rose con 19 y embarazada de nuevo, engañan al juez alegando que Caroline no fue obligada a hacer nada contra su voluntad y a pesar de su ficha criminal, el juez no cree que Fred West sea capaz de causar violencia e impone una leve multa contra ellos y son puestos en libertad. Por la misma época, los West hacen amistad con una costurera llamada Lynda Gough. Ocasionalmente, Lynda se desplaza por la calle Cromwell para recoger a su hijo. Algo ocurre y Lynda es asesinada. Fred desmembra su cuerpo y es enterrado en su garaje. Siguiendo su ritual, corta los dedos y las rótulas. Cuando la familia de Lynda pregunta por ella, el matrimonio dice que estuvo con ellos, pero se marchó.

Un patrón de crímenes horrible fue surgiendo, mujeres jóvenes llegaban al 25 de Cromwell, bien como inquilinos, amigos o niñeras, pero poco a poco se fue descubriendo que esa casa era un monumento a la depravación de sus habitantes.

1973 fue un año para celebrar, los West quedan libres de culpa por el secuestro y violación de Caroline Owens y el asesinato de Lynda Gough, crímenes que la policía no tuvo muy en cuenta. Con ánimos de seguir cometiendo crímenes, en noviembre secuestran a Carol Ann Cooper de 15 años de edad, se divierten sexualmente con ella, luego siguen el ritual, la estrangulan, desmembran su cuerpo, le cortan los dedos, rótulas y la entierran, así van creciendo los muertos en la casa. Como un buen trabajador, Fred hace mejoras en su casa, agranda la bodega y hace una ampliación de la casa. Esas mejoras las hacía en horas poco usuales.

Tiempo después, Lucy Partington estudiante universitaria va a casa de su madre para festejar la navidad. El 27 de diciembre, Lucy va a visitar a un amigo discapacitado y coge un autobús alrededor de las 10 de la noche.; tuvo la desgracia de encontrarse con Fred y Rose, quienes la secuestran y asesinan. Carol Ann Cooper fue torturada durante una semana y luego asesinada, su cuerpo fue cortado y enterrado en los proyectos de construcción de Fred. Tanto Lucy como Carol, fueron reportadas como desaparecidas; con estos casos los West quedan involucrados en las desapariciones.

Entre abril de 1974 y abril de 1975, tres mujeres jóvenes: Therese Siegenthaler de 21 años, Shirley Hubbard de 15 y Juanita Mott de 18, sufren el mismo destino de Carol Ann Cooper y Lucy Partington. Son torturadas, sus cuerpos desmembrados y enterrados bajo el suelo del garaje de la casa de los West. La práctica de la esclavitud con sus víctimas fue el mayor placer de Fred y Rose. Algunas de ellas tenían toda su cabeza envuelta con cinta y un plástico introducido en su nariz para dificultarles la respiración, atadas como animales en el garaje de los West.

Los West, cubrían con cemento sus hábitos monstruosos. En 1976, los West seducen a una mujer joven en una casa de rehabilitación. En la calle Cromwell, la señorita A, fue testigo de cómo un grupo de jóvenes mujeres permanecían esclavas, violadas por Fred y agredidas por Rose. Según la señorita A, una de estas mujeres fue probablemente Anna Marie, hija de Fred, que fue la pareja sexual de su padre y con quien practicaba sexo con sadismo, además la obligaba a tener sexo con sus amigos. En 1977, la casa del horror de los West había sido remodelada para permitir un número mayor de clientes. Uno de ellos fue Shirley Robinson, de 18 años, una prostituta con tendencias bisexuales, mantuvo relaciones sexuales con Fred y Rose. Shirley queda embarazada de Fred, y Rose de un cliente negro. Mientras Fred estaba satisfecho que su esposa estuviera esperando un niño de un negro, Rose no estaba contenta con el embarazo de Shirley y temía que iba a quitarle a su marido, entonces planea algo para hacer desaparecer a Shirley.

En 1977 Rose tiene a Tara y tiempo después Shirley junto con su hijo pasa a acompañar a las demás mujeres muertas. El cadáver de Shirley y de su hijo fueron desmembrados y enterrados por Fred. En noviembre de 1978, Rose y Fred tienen otra hija, llamada Luise, la pareja ya tenía seis hijos en el extravagante y malsano ambiente hogareño. Fred también deja embarazada a su hija Anna Marie, pero se complica porque el embarazo se desarrolla en la trompa de Falopio y aborta de forma natural.

En mayo de 1979, el padre de Rose muere por una enfermedad en los pulmones. Varios meses después, los West asesinan y torturan a Alison Chambers, su cadáver, al igual que el de Shirley fue enterrado en el jardín de la casa. Su hija Anna Marie sabía todo lo que ocurría en casa, cuando dejó a su familia para irse a vivir con su novio, Fred centra sus acosos sexuales sobre sus otros dos hijos, Heather y Mae. Heather se resiste a sus intenciones y es castigada. En junio de 1980, Rose da a luz a Barry y en 1982 tiene a Rosemary que no era hija de Fred.

En 1983 trae al mundo a Lucyana producto de una relación con un negro, con Tara eran ya dos hijas producto de relaciones con negros. Rose cada día se vuelve más irracional y comienza a golpear a los niños sin motivo alguno. Los West continuaron con sus secuestros, violaciones y asesinatos, el cementerio debajo de su casa seguía creciendo. En 1986, la pared de silencio que protegía a los West fue quebrada. Heather cuenta a su novio todos los maltratos que había recibido de sus padres, el novio cuenta a su familia y amigos que sus vidas corrían peligro. Fred asesina a Heather y su cuerpo es enterrado en el jardín de la casa de los West.

El negocio con la prostitución de Rose estaba muy bien y lo anunciaba en revistas especializadas, el anuncio tenía como fin mirar candidatas, así como también usarlas como prostitutas en el negocio de Rose. Una mujer, Katherine Halliday, se presenta a trabajar y de inmediato es torturada, vestida con trajes negros de cuero, es azotada y la encadenan, Katherine alarmada por la actitud de sus patrones abandona el lugar. La casa de terror de los West pronto se vendría abajo, el novio de una de las mujeres cuenta todo a la policía, el caso fue asignado al mejor policía, Hazel Savage, conocía a Fred por las denuncias de perversión sexual que había hecho Rena, ex esposa de Fred.

El 6 de agosto de 1992, la policía llega al 25 de la calle Cromwell para buscar evidencias. Encuentran montañas de revistas pornográficas, Rose es arrestada acusada como cómplice en el secuestro de un menor y Fred por secuestro y sodomía. Hazel Savage investiga e interroga a los amigos y familiares de los West; cuando interroga a Anna Marie, ésta se conmociona y cuenta todos los abusos de sus padres, también cuenta lo de Charmaine, cuyo caso conocía Savage por Rena. Savage tenía pruebas para acusar a Fred por abusar de un niño, pero necesitaba investigar y hallar pruebas contundentes por las desapariciones de Charmaine, Rena y Heather, la policía no podía creer que sus desapariciones no dejaran rastros. El hijo menor de Rose fue puesto en custodia por el gobierno.

Con Fred en la cárcel y la policía atando cabos, Rose toma una sobredosis de pastillas. Fred en la prisión se sentía asombrado y apenado por los actos que había cometido, dos testigos fundamentales no declararon contra los West, pero en la cabeza de Savage daba vueltas la desaparición de Heather. Tiempo después llega a oídos de la policía que Heather estaba enterrada debajo de la casa, se interroga a los hijos de los West, pero Fred los había amenazado para que guardaran silencio, de lo contrario serían enterrados junto a Heather.

Cavando en el jardín de los West

Finalmente, el detective John Bennett se encarga del caso y obtiene la autorización para buscar en la casa de la calle Cromwell y en todo el vecindario. Fred en la indagación ya había confesado la muerte de su hija y sus restos fueron encontrados enterrados en el jardín, Rose informa que el día de la desaparición no se encontraba en casa y que desconocía la muerte de Heather. Fred fue puesto en libertad temporalmente con vigilancia de la policía para que indicara el lugar donde se hallaba enterrado el cadáver de Heather.

Finalmente la policía encuentra los restos de una mujer joven, desmembrada y decapitada, la investigación se amplía a la desaparición de Shirley Robinson. Para proteger a Rose, Fred declara que él solo cometió los asesinatos de Heather, Shirley Robinson y el de una mujer aún sin identificar. Además, la investigación fue abierta por la desaparición de Rena y Charmaine. Por alguna razón, Fred confesó que los cadáveres estaban enterrados en su bodega y admite el asesinato de las mujeres, pero no el secuestro, porque fueron ellas quienes lo buscaron para tener sexo con él.

Identificar los nombres de los cadáveres no fue tarea fácil, nueve cadáveres fueron descubiertos en la bodega, Fred no fue de mucha ayuda porque no recordaba nombres ni detalles de su gran cantidad de víctimas. Como Fred protegía a su esposa, ella quería hacerse pasar como víctima de un esposo sádico y peligroso, pero no convenció a la policía. Los cuerpos de Rena, Anna McFall y Charmaine fueron encontrados con la ayuda de Fred. Sobre el caso Mary Bastholm, Fred decidió no cooperar y su cuerpo nunca fue encontrado.

El 13 de diciembre de 1994, Fred es acusado de doce asesinatos y escribió a Rose: "Nosotros siempre estaremos juntos por amor. Tú siempre serás la señora West para todo el mundo, que es lo más importante para mí", justo antes del mediodía en la prisión de Birmingham, fue descubierto por los guardias tratando de suicidarse. A pesar de las pocas evidencias, el 3 de octubre de 1995, Rose es llamada a juicio, testigos como Caroline Owens, la señorita A y Anna Marie, declaran del sadismo sexual de Rose contra las jóvenes mujeres. El objetivo del proceso, dirigido por Brian Leveson, era encontrar evidencias circunstanciales contra Rose. La defensa, dirigida por Richard Ferguson, intentaba mostrar evidencias por sadismo sexual, pero no de asesinatos, y que Rose desconocía los asesinatos y entierros de Fred.

Ferguson trató de demostrar que Rose no debía estar vinculada al caso; durante su defensa cometió graves errores y hasta en ocasiones se tornaba furioso. Finalmente, la defensa aseguraba que Fred West cometía los asesinatos cuando Rose no se encontraba en casa. Desafortunadamente para Rose, Fred fue mostrado como un mentiroso y que sus declaraciones no serían tomadas en cuenta. La declaración más dramática fue dada por Janet Leach, quien fue llamada como "testigo clave" en el caso de Fred West. Privadamente, Fred decía que su esposa había participado en los asesinatos de Charmaine y Shirley Robinson, pero había negociado con su esposa para declarar a las autoridades que sólo él había participado. Se encuentran evidencias de la participación de Rose en los crímenes y son condenados a varias cadenas perpetuas.

Pico y Placa Pasto 2017