Beber vodka te hace hablar mejor [Vedeticdo: esho afffidman doz siendíficosh] - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Beber vodka te hace hablar mejor [Vedeticdo: esho afffidman doz siendíficosh]

Como siempre, estas cosas hay que entenderlas en su justa medida, porque si te pasas (como han demostrado también los científicos) no surte efecto. Investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago han demostrado que una intoxicación leve de vodka que no llegue a suponer un índice superior al permitido por la Ley podría ayudar a mejorar la creatividad verbal y la asociación de palabras. Por fin una excusa científica para tomarse unos golpes.

¿Tienes un examen oral a la vista? ¿una conferencia que impartir? ¿un discurso con el que arengar y motivar a tus trabajadores?

¿Eres una persona a la que le cuesta hablar en público? ¿no encuentras las palabras con las que comunicar tantos conceptos como bullen en tu mente? ¿los datos se aturullan y no paras de balbucear? ¿en lugar de declarar tu amor hoy, Día de San Valentín, la chica a la que amas cree que estás pidiendo fondos para una asociación de ayuda a personas con graves taras?

Nada que no pueda solucionarse con un par de chupitos de vodka. Al menos es la conclusión de este estudio aparecido en Consciousness and Cognition y que demuestra que algunas personas cuando están sobrias adoptan de manera inconsciente una postura excesivamente deliberativa a la hora de establecer asociaciones de palabras lo que ralentiza su discurso, con lo que puede generarse inseguridad, ansiedad y acrecentar la dificultad a la hora de comunicar verbalmente.

En el estudio, que seguro que hubieras dado saltos de alegría si lo hubiesen llevado a cabo en tu Facultad (aún puedes proponer un contraestudio) la mitad de los participantes tomaban vodka hasta quedar por debajo del 0,8 (límite legal en USA) y la otra mitad no bebieron nada (hubo peleas por no estar en esta mitad del grupo). A continuación se les enseñó una serie de grupos de tres palabras y se les pedía que dijesen otra palabra que enlazara las tres primeras. De promedio los participantes al borde de la embriaguez legal respondían en 11,5 segundos mientras que los sobrios necesitaban 15,4 segundos para responder corerctamente.

Al final va a haber algo de razón detrás de esa manía de algunos artistas de buscar refugio inspiración en determinadas sustancias aunque como también ha demostrado el estudio, para que funcione debemos hablar de chupitos de inspiración y no de cosechas de inspiración. ─[Consciousness and Cognition vía Science News]

Pico y Placa Pasto 2017