Cábalas, rituales y supersticiones de los deportistas de Pekín - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Cábalas, rituales y supersticiones de los deportistas de Pekín

cabalas olimpicosPEKÍN (AFP) - La inauguración de los Juegos de Pekín el 08/08/08 no parece casualidad en un país muy supersticioso, que durante 17 días verá alimentar esas creencias con cábalas que pondrán en práctica los atletas olímpicos, que buscan aliarse con el 'dios suerte' con pequeñas rutinas. El mundo del deporte es un libro abierto a la hora de construir cábalas para ganar partidos o campeonatos, en base a creencias personales que poco tienen que ver con los hechos factuales, aunque los implicados siguen al pie de la letra, pues las aporta una fuerza 'psicológica' extra.

El 2008 es año bisiesto y según la numerología es un año cabalístico de buen augurio para muchos, aunque los desastres que sufrió China llevó a gran parte del pueblo, hipersupersticioso, a relacionarlas con "la maldición de los Fuwa", las cinco mascotas olímpicas.

Pero para los deportistas la historia es diferente.

El baloncestista estadounidense Michael Jordan, campeón olímpico en Barcelona-1992, ganó todo lo posible en los rectángulos, aunque alguna vez confesó que su secreto era "usar sus pantaloncillos universitarios de la suerte debajo de su uniforme".

El fútbol es uno de los ambientes más supersticiosos de lejos.

Ocupar el mismo asiento en el traslado a los estadios, utilizar la misma camisa o saco en el caso de los entrenadores forma parte de un repertorio, así como ver al brasileño Ronaldo, bronce en Atlanta-1996, entra siempre a la cancha con el pie derecho.

El técnico mexicano Hugo Sánchez, que como jugador jamás pateaba al arco en el calentamiento "para no gastar goles", también confía en fuerzas sobrenaturales: antes del pitazo inicial, hace una serie de movimientos complejos. Pero no siempre hay suerte, pues fracasó en el reto de llevar al 'Tri' a Pekín-2008 y fue despedido.

El español Gervasio Deferr, bicampeón olímpico en gimnasia (potro), antes de cada rutina repite mecánicamente la misma frase para afinar su concentración: "lo que hace falta antes de un buen ejercicio es una ducha de agua fría". Y parece que da resultado, porque es firme candidato a un triplete histórico.

Entre los tenistas, la número uno del mundo, Ana Ivanovic, nunca pisa las líneas de la cancha entre punto y punto y su otro ritual es botar la pelota una sola vez antes del servicio.

Vaya paradoja, pues su compatriota Novak Djokovic hace lo contrario: a veces hace picar más de 15 veces la bola antes de servir.

Un augurio sintió la ciclista colombiana María Calle en Atenas-2004, cuando "se levantó, recibió el número con el que iba a competir y sintió una señal: el sábado en la prueba de persecución individual corrió con el 9 y quedó novena. En la de puntos, usó la tres...y llegó tercera", reveló el diario El Tiempo.

El pítcher Pedro Luis Lazo, mejor beisbolista cubano que va por una inédita tercera medalla de oro en sus cuartos Juegos, se pone una toalla blanca sobre la cabeza cuando está en la banca no es casualidad, es un "gesto de santería".

"Los peloteros somos bien supersticiosos y seguimos cábalas. Eso es algo que hacemos porque nos sentimos cómodos". Me imagino que los cubanos también lo son. Quizá más que nosotros", resumió.

Pico y Placa Pasto 2018