Comprar un yate con una tarjeta de crédito ilimitada: beneficio de sólo 17 mil personas en el mundo - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Comprar un yate con una tarjeta de crédito ilimitada: beneficio de sólo 17 mil personas en el mundo

 Es posible gracias a Centurion. Mide 8,5 por 5,3 centímetros, es de color negro y pesa más que una tarjeta de crédito de plástico porque está fabricada en titanio.

Con ella se puede comprar un avión privado o, si prefiere, reservar una mesa en el exclusivo restaurante The Waverly Inn de Nueva York, y comer al lado de Robert de Niro.

Centurión fue creada en 1999 por la empresa estadounidense de servicios financieros y viajes American Express. La idea: premiar y distinguir a los clientes de las tarjetas Premium, Oro y Platino.

La exclusiva tarjeta no se solicita. Se llega a ella por invitación. Para formar parte del selecto club es requisito imprescindible tener una tarjeta platinum de American Express, a la que se accede previa invitación de la empresa emisora, y tener un gasto mínimo anual con este plástico de 70.000 euros, unos 210 millones de pesos.

Cumplido ese requisito, American Express analiza la opción de entregarle al cliente una Centurión.

Ser famoso, aparecer en la lista de los hombres más adinerados del mundo, que publica la revista 'Forbes', derrochar clase y tener una intachable historia crediticia, son algunas de las exigencias que debe reunir cualquier persona para que American Express la invite a participar en el grupo de fanáticos del lujo y la comodidad.

Para millonarios

La Centurión, también llamada 'tarjeta negra' o 'black card', es legendaria entre las estrellas de Hollywood y una de las más deseadas.

Para muchos adinerados, tener una de estas tarjetas es una verdadera obsesión.

El portador tiene cupo ilimitado y licencia para comprar un avión, un yate o un viaje al espacio, si lo desea.

El único requerimiento del banco para sus clientes: realizar compras superiores a los 200.000 euros, unos 600 millones de pesos, al año.

Pero eso no es todo. Los miembros del selecto grupo de portadores de la Centurión deben cancelar una cuota de manejo anual de 7,5 millones de pesos.

"La tarjeta está diseñada para hombres mayores de 35 años, a los que les guste viajar, divertirse y darse lujos fuera de lo común", dice Juan Pablo Vivas Benker, director de marketing de American Express.

La primera tarjeta de crédito Centurion se lanzó en el Reino Unido en 1999.

Le siguieron inmediatamente Estados Unidos, Alemania y Hong Kong (2000), Suiza y Japón (2002), México (2003), Australia, Francia, Italia, Holanda, Suecia y España (2004).

En la actualidad, Bill Gates, Britney Spears y Brad Pitt hacen parte de los clientes exclusivos de la tarjeta de crédito más prestigiosa del mundo.

Además de ellos, en la lista figuran también presidentes de empresas, figuras políticas de primera línea, profesionales y estrellas del deporte, la música y la pantalla. Todos con una característica en común: su alto nivel de ingresos y gastos.

Más que un trozo de plástico

Con sólo marcar un número de teléfono, el portador de la tarjeta de crédito Centurión puede satisfacer cualquier ocurrencia.

Además de tener un crédito ilimitado, la Centurión dispone de un servicio de asistente personal y asesor a nivel global las 24 horas del día los 365 días del año.

"No solo se trata de un trozo de plástico que sirve para comprar. Intentamos cubrir cualquier necesidad del cliente. Si necesita una bolsa de golf a las 4 de la mañana, se la conseguimos y se la enviamos a la casa", cuenta Juan Pablo Vivas Benker, director de marketing de American Express.

Mientras continúa el éxito de la Centurión, otras entidades han implementado tarjetas de crédito menos exclusivas, con cupos ilimitados y que cualquier persona puede tramitar.

La única exigencia para los interesados: tener un patrimonio superior a los 4 mil millones de pesos.

Periódico HOY

Pico y Placa Pasto 2018