Imprimir

Construyen un búnker ante el fin del mundo, previsto por los mayas en 2012

Un refugio atómico colectivo para protegerse de los augurios apocalípticos mayas, que determinan que el fin del mundo se producirá el 21 de diciembre de 2012. Es la idea que ha puesto en marcha el Grupo de Superviviencia de España 2012 (GSE) en la Sierra de Madrid, una iniciativa con la que además se pretende dotar a la comunidad de un búnker para protegerse de un posible ataque de guerra, biológico o nuclear o desastres naturales como tsunamis, terremotos, tormentas solares y erupciones volcánicas.

El portavoz de este grupo y uno de sus impulsores, Jonathan Bosque, ha asegurado que en unos meses estará listo el refugio, que no es el único en España, ya que se está construyendo al menos otro en Sierra Nevada. Los lugares concretos de los emplazamientos de estas instalaciones no serán revelados por el momento por motivos de seguridad y por exigencia de los socios.

El búnker se está fabricando con hormigón de 60 centímetros de espesor con material de una empresa italiana que comercializa ladrillos de madera y cemento pesado que tienen una gran resistencia sísmica. "La Guardia Civil ha hecho pruebas de explosión directa con estos materiales con resultado positivo", ha señalado Bosque.

Además, el inmueble está equipado con filtros de partículas radiactivas para evitar filtraciones de vertidos o fugas radiactivas o bacteriológicas. El búnker cuenta con generadores eléctricos, sistemas de refrigeración, despensa para víveres en una bodega subterránea de tres metros, así como la previsión de semillas y plantas hidropónicas.

Los promotores de esta iniciativa creen que con este equipamiento los habitantes del refugio pueden vivir allí entre uno y dos años, aunque consideran que sería muy difícil agotar este plazo. "En una fuga nuclear habría que esperar tres semanas para salir al exterior, pero en una nube tóxica sería de menos duración. La bomba nuclear es más devastadora", señaló el portavoz del colectivo.

Por otro lado, alrededor del búnker tienen previsto crear una 'ecoaldea' en la que se podrían instalar un tiempo antes de cualquier previsión negativa. "Es una idea atractiva porque podemos hacer actividades lúdicas como un campamento, por lo que se refleja también nuestra vertiente constructiva", ha indicado Bosque.

La plataforma ha propuesto una recogida de firmas para llevar al Congreso de los Diputados una propuesta para que las Administraciones Públicas subvencionen este tipo de emplazamientos. Así, el GSE ha señalado que los diputados cuentan con su propio refugio bajo el Palacio de La Moncloa. "Se trata de un búnker de 7.500 metros cuadrados en el que pueden entrar hasta 200 personas, en las que se encuentra el presidente del Gobierno y los diputados. Según fuentes cercanas a nuestro círculo de conocidos tienen de todo. Si tan locos estamos, ¿por qué ellos lo tienen?", se pregunta Bosque.

Además, alude a los refugios existentes en Israel a raíz de la primera guerra del Golfo o las cada vez más comunes 'habitaciones del pánico' en algunas países como Estados Unidos. En España, cifran en 700 los hogares con algún tipo de búnker, "todos personas adineradas".