Dos niñas, de 16 y 14 años, le hicieron una cesárea a una joven de 18 para robarle su bebé - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Dos niñas, de 16 y 14 años, le hicieron una cesárea a una joven de 18 para robarle su bebé

Ocurrió en una bodega en Duitama, donde la afectada acudió a una supuesta entrevista laboral. Como si se tratara del libreto para una película de terror, autoridades y vecinos del lugar relatan el episodio en el que dos niñas, de 16 y 14 años, (primas entre sí) le extrajeron una bebé de su vientre a una joven de 18 años para hacerla pasar como la hija de una de ellas.

El hecho ocurrió en la noche del lunes en una bodega abandonada en la calle 16 con carrera tercera del barrio El Libertador, en Duitama (Boyacá). A ese lugar acudió
María Amparo Rivera Giratá, quien tenía 7 meses de embarazo, para cumplir con una  supuesta entrevista de trabajo, que el día anterior le habría propuesto la joven de 16 años.

"Supuestamente la señorita de 16 años y quien tenía siete meses de embarazo habría perdido a su hijo luego de sufrir una caída y desde entonces se dio a la tarea de ocultar el episodio y de buscar a una mujer que tuviera el mismo tiempo de gestación para 'reponer' a su pequeño y así evitar que su novio la abandonara", le dijo a EL TIEMPO una fuente de las autoridades que adelanta la investigación.

Luego de hacer entrar a su víctima al lugar, una de las niñas habría procedido a amarrarle las manos y los pies con una cabuya mientras la otra la atemorizaba con un cuchillo en su cuello. Lo que ocurrió seguidamente es realmente dantesco y tiene a las  autoridades trabajando en la hipótesis de que en el lugar habría una tercera persona que tenía conocimiento de procedimientos quirúrgicos.

"La investigación le corresponde a las autoridades y aunque el procedimiento no fue el más ortodoxo, llama mucho la atención que unas niñas hayan podido adelantar esa cirugía sin comprometer órganos diferentes al útero. Máxime, si se tiene en cuenta que  la paciente supuestamente estaba despierta y luchando para que no le sacaran a su hijo", explicó Ernesto Giraldo, coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Duitama, donde se recupera María Amparo.

El galeno agregó que le han tenido que hacer varias transfusiones de sangre a esta joven y que su estado de salud evoluciona satisfactoriamente. "Ahora el peligro que se puede presentar es de infecciones debido a las condiciones en las que se habrían  hecho las dos incisiones en el estómago, y que forman una gran ?te? invertida", comentó Giraldo.

Sobre las 9:00 de la noche, una llamada alertó a la Defensa Civil de esa ciudad para que atendiera a un caso de procedimiento de parto.
Los voluntarios de este cuerpo de emergencia encontraron a la mujer, aún consciente, con la mayoría de sus órganos internos a un lado de su cuerpo. Junto a ella estaba la niña de 16 años, que este miércoles (hoy) tendrá que responder en audiencia por los  delitos de intento de homicidio y lesiones personales agravadas.

Clara Inés Zambrano Córdoba, madre de la niña de 14 años que habría participado en la ejecución del hecho, aseguró que la prima llegó sobre mediodía y le pidió a su familiar que la acompañara a una cita médica.

"Sobre las 9:30 de la noche mi hija regresó a casa en un taxi con una bebé ensangrentada y me dijo que era la hija de su prima y que se la había mandado para que se la ayudara a cuidar. Como la bebe presentaba dificultad para respirar, quienes estábamos  en la casa decidimos llevarla al hospital", aseguró la mujer, quien añadió que su hija le contó que ella siempre permaneció en la puerta de la bodega hasta el momento en el que su prima la llamó para entregarle a la niña envuelta en una cobija.

La bebé, de 7 meses de gestación, se recupera satisfactoriamente en una incubadora del área de recién nacidos del Hospital de Duitama. (fuente www.eltiempo.com)

Pico y Placa Pasto 2017