El anuncio de un restaurante caníbal resulta una broma de vegetarianos - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

El anuncio de un restaurante caníbal resulta una broma de vegetarianos

El anuncio de la inauguración de un restaurante de cocina caníbal en Berlín ha resultado ser una broma y parte de una campaña publicitaria de la Federación Vegetariana Alemana, que quería llamar la atención sobre la apertura de sus nuevas oficinas centrales en Berlín.

Desde hace dos semanas había una gran expectativa en la capital alemana ante la publicidad que se daba a la inminente inauguración de un restaurante que, en sus anuncios por internet, buscaba donantes para ofrecer especialidades caníbales a sus clientes.

"Tras una revisión médica puede usted decidir que parte de su cuerpo está dispuesto a donar", rezaba en el apartado de "Como hacerse socio" en la página web del restaurante "Flimé", cuya localización se guardaba en secreto, mientras su apertura se anunciaba para el próximo 8 de septiembre.


"La Federación Vegetariana existe desde 1892 pero nunca habíamos logrado despertar tanto interés como ahora", señaló hoy Sebastian Zösch, gerente de la asociación al reconocer que el supuesto restaurante caníbal no ha sido más que una invención para llamar la atención sobre el movimiento gastronómico que dirige.


Zösch comentó que su asociación lo inventó todo, hasta el ficticio propietario del restaurante caníbal, identificado como Eduardo Amado, de Brasil, y quien anunciaba en la web bromista que el restaurante "Flimé" ofrecería cocina de la cultura wari, un pueblo caníbal de la selva amazónica, en combinación con recetas clásicas brasileñas.


"Siguiendo el viejo proverbio wari lo importante para nosotros es que ''comer es mas que saciar el hambre''", afirmaba Amado en su web, en la que aseguraba que contemplaban "la alimentación como un acto espiritual en el que se asume el alma y la fuerza del ser que ingerimos".


El portavoz del Consejo Publicitario Alemán, Volker Nickel, condenó hoy la acción de los vegetarianos, de quienes dijo que "se han pasado de la raya" y que sus pretendidos buenos fines no justifican los medios.


La oficina del Senador de Sanidad de Berlín ya había expresado sus dudas sobre que el restaurante "Flimé" llegara alguna vez a abrir sus puertas y presumió al conocerse la noticia que solo podía tratarse de una broma de mal gusto. EFE

Pico y Placa Pasto 2017