El enigma del tesoro indio - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

El enigma del tesoro indio

Los historiadores aún se pregunta cómo pudo llegar tanto oro al templo de Sri Padmanabhaswamy en el suroeste del estado de Kerala y cómo pudo permanecer tanto tiempo escondido. Cientos de bolsas repletas de oro, piedras preciosas, joyas y una estatua de Vishnú hecha en oro sólido con incrustaciones en esmeraldas, diamantes y rubíes fueron encontradas la semana pasada, luego de que la Corte Suprema de Justicia de India ordenara abrir las criptas subterráneas del recinto.

El templo de Padmanabhaswamy, construido en el siglo XVI, le rinde culto a un avatar del dios hindú Vishnú, y estuvo bajo control de los marajás del antiguo reino de Travancore hasta que éste pasó a dominio indio, en 1947. La familia real de Travancore, apartada de las tareas de gobierno, logró, sin embargo, seguir al frente del templo mediante un comité, pero en los últimos años los tribunales entablaron varias demandas sobre la incapacidad de este consejo para mantener la seguridad del lugar.

En medio de esta pelea por el control del templo, la Corte Suprema ordenó a un equipo especial entrar al edificio para inventariar los bienes. Así fue que siete expertos encontraron el tesoro, avaluado en US$20.000 millones, luego de abrir dos de las seis criptas selladas. En la primera de ellas, a cinco metros bajo tierra, los investigadores encontraron la estatua de Vishnú de oro y esmeraldas de 1,20 metros, otras estatuas de oro de dos kilos, y coronas o collares de piedras preciosas, según medios locales.

En las otras abundan las bolsas con oro, piedras preciosas y joyas. Sólo falta abrir una sexta cripta, en donde se especula, el tesoro es aún mayor. La explicación más sencilla que tienen los expertos para la acumulación de tantos tesoros es que durante siglos el oro y las piedras preciosas eran los regalos que los peregrinos y fieles llevaban a los príncipes de Travancore, a quienes acudían en busca de perdón. Sin embargo, explican, no está claro cómo los visitantes, incluso los más ricos, pudieron regalar tanto oro al templo. El historiador local Dr. Sashibhushan explicó en la prensa local que la mayoría de las riquezas pudieron ser traídas por mercaderes europeos a los que se les pagaba con pimienta. El territorio del actual estado de Kerala en tiempos antiguos era un centro de comercio de las especias. Actualmente es uno de los más desarrollados.

Ante la expectativa por lo que puede encontrarse en la última cripta, el Tribunal Supremo ordenó que se filme el proceso de apertura. La Corte propuso además que se nombre a un comisario de museo como encargado de preservar el contenido, que ha desatado una serie de denuncias. Tan pronto se supo del hallazgo, mucha gente propuso utilizar los tesoros para el desarrollo social y cultural de Kerala, otros para el mantenimiento y seguridad de los tesoros del templo.

El abogado T. Sundararajan denunció que el actual comité, conformado por descendientes de algunos marajás, no tiene capacidad para proteger los activos del templo. El marajá Uthradan Thirunaal Marthanda Varma, actual jefe de la dinastía, generó una fuerte polémica al afirmar que los tesoros del templo pertenecían a su familia real, lo que dio pie a varias denuncias. “Las valoraciones que están apareciendo en la prensa son puras estimaciones. Esa riqueza es ilimitada. Su alteza ha hablado ante los tribunales para defender su postura y no podemos decir nada por el momento”, dijo a EFE el portavoz del palacio de Travancore.

El caso está en la corte de apelación del Supremo, después de que la corte Superior de Kerala decretara el paso del control del templo a manos del gobierno, tras declarar públicos sus bienes y negar que el liderazgo del comité tuviera un componente hereditario. En los próximos días el Tribunal Supremo indio deberá emitir su decisión en torno al control del templo. (Fuente www.elespectador.com)

Pico y Placa Pasto 2017