Imprimir

El náufrago que pasó la prueba del detector de mentiras

La historia del salvadore√Īo Jos√© Salvador Alvarenga, quien pas√≥ 13 meses a la deriva en el Pac√≠fico, generaba dudas, un examen con el pol√≠grafo determin√≥ que todo fue verdad. Su historia gener√≥ muchas dudas. ¬ŅC√≥mo era posible que un hombre hubiera pasado m√°s de un a√Īo solo y a la deriva en el mar?

 

Y que su aspecto al ser rescatado fuera el de un hombre regordete, lejos del aspecto del n√°ufrago enflaquecido y deshidratado. Pero lo cierto es que el salvadore√Īo Jos√© Salvador Alvarenga se someti√≥ a un detector de mentiras y a pruebas psicol√≥gicas y, seg√ļn la firma de abogados estadounidenses que lleva su caso, la veracidad de su relato ha sido confirmada.


"Hemos escuchado el relato de Alvarenga y hemos concluido que aunque pueda ser épico, su relato es 100% verídico", confirmó el abogado Jeffrey Masonek, director de la firma Masonek Law Offices, citado por el diaro ABC.


También el director comercial de la firma, Carlos Guzmán, ha confirmado que a través de estas pruebas se ha determinado la "veracidad" de la supervivencia de Alvarenga en las aguas del océano Pacífico.


"Los argumentos que expone (Alvarenga) en cuanto a los hechos suscitados, el día de su naufragio, hasta el día de su aparecimiento, son totalmente verídicos y apegados a la realidad, siendo esta nuestra conclusión", tras el responder a las preguntas del examen con el polígrafo, dijo por su parte el abogado José Danilo Barrera, quien realizó la prueba.


Tambi√©n sometieron a Alvarenga a un profundo estudio psicol√≥gico que determin√≥ que "no est√° mintiendo", destac√≥ la psic√≥loga Mar√≠a Elena Revelo de Mu√Īoz. "Seg√ļn las pruebas estandarizadas internacionalmente el se√Īor Alvarenga est√° estable emocionalmente; por ende, su historia es real", agreg√≥.


Alvarenga fue rescatado el 30 de enero pasado, despu√©s de que lograra sobrevivir unos 13 meses en alta mar comiendo aves y pescados crudos y bebiendo sangre de tortuga, sus propios orines y agua de lluvia para hidratarse, seg√ļn su relato.


Su peque√Īa lancha qued√≥ a la deriva en las aguas del oc√©ano Pac√≠fico de M√©xico a finales de 2012, junto a su compa√Īero de pesca, Ezequiel C√≥rdova, que muri√≥ al poco tiempo del naufragio.


El 30 de enero de 2014, la barca de Alvarenga apareció en un arrecife cerca de Ebon, un remoto atolón de las Islas Marshall, a 12.500 km de su punto de partida.