Esperan que un OVNI se lleve a algunos elegidos cuando llegue el apocalípsis - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Esperan que un OVNI se lleve a algunos elegidos cuando llegue el apocalípsis

Los expertos en cuestiones esotéricas ya señalaron el 21 de diciembre como el día del fin del mundo. Y en un pueblo de Francia, llamado Bugarach, muchos creen haber hallado la salvación. Muchos sitúan allí la pista de despegue de un OVNI, que se espera salve a unos cuantos elegidos.

En el pueblo de Bugarach ya empezó el apocalipsis: esotéricos, clérigos y representantes mediáticos fluyen al idílico lugar en el sur de Francia situado cerca de los Pirineos, donde esperan el fin del mundo que llegará en 50 días. Excepto allí.

Según el calendario maya, el 21 de diciembre el mundo se hundirá, pero habrá salvación para unos pocos en el pueblo rural del departamento de Aude. Desde la montaña Pic de Bugarach llegarán fuerzas extraterrestres que iniciarán su camino al espacio con los elegidos, según la profecía.

En realidad, según el viejo calendario maya el 21 de diciembre termina un importante ciclo temporal. Una pizarra encontrada en la ciudad maya de Tortuguero preveía también un gran suceso en 2012, con la bajada del dios Bolon Yokte' K'uh. Y de ahí muchos deducen desde hace años el inminente fin del mundo.

Ello ha hecho aumentar el interés del pequeño pueblo francés y sus alrededor de 200 habitantes. "Estamos aquí como en el zoo", cuenta el alcalde Jean-Pierre Delord en declaraciones al diario «Figaro». "La gente viene a vernos. Nos hemos convertido en la atracción de la zona".

Desde el Pic de Bugarach de 1.230 metros y de los bosques de alrededor se observan cada vez más sucesos extraños: procesiones de grupos vestidos de blanco, de esotéricos o clérigos totalmente desnudos en lugares donde antes sólo había turistas. En lugar de los 40 automóviles diarios habituales actualmente llegan más de 1.000. Y
la señal indicadora del nombre del pueblo desapareció en varias ocasiones sin dejar rastro.

La montaña procede de una dislocación tectónica y su forma con una de sus cumbres ligeramente caída, hace volar la fantasía sobre la pista de despegue de fuerzas extraterrestres. "Viaje al centro de la Tierra", de Julio Verne, y películas de Steven Spielbergs fueron inspiradas en esta montaña, que también se pensó podría albergar el Santo Grial y está vinculado a teorías de la conspiración de los nazis y el Mossad israelí.

Pero muchos advierten que todo lo desencadenado por el fenómeno no fue inofensivo: en 1995 cerca de la montaña se mataron en el cercano Vercors-Massif 16 seguidores de la orden del Templo del Sol en un acto relacionado con teorías similares. Y en 2010 un joven del pueblo se quitó la vida con una espada de Samurais según el ritual Harakiri.
La comisión estatal de sectas de Francia Miviludes tiene un ojo puesto desde hace tiempo en los sucesos en Bugarach. Pero allí también se producen sucesos más terrenales: los precios inmobiliarios se han multiplicado por cuatro, según el alcalde. Y se hace dinero con pequeñas cosas. Una tarjeta con un OVNI sobre el pueblo es uno de los souvenir más vendidos.

Las habitaciones libres de hoteles y pensiones cercanas se han convertido en un bien escaso y se calcula que llegarán al pueblo entre 20.000 y 100.000 personas, entre curiosos, hombres de negocio y medios, lo que podría significar un desarrollo de la pobre infraestructura de la región rural.

Sin embargo, todos están seguros de que habrá algo después del fin del mundo. "Los Mayas sabían que habrá un 22 de diciembre de 2012", cuenta el investigador alemán Nikolai Grube, de la universidad de Bonn, en la revista "National Geographic".

Pico y Placa Pasto 2017