Hallan el antídoto para la infidelidad - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Hallan el antídoto para la infidelidad

¿Cómo asegurarse de que su pareja no le es infiel? Es muy fácil. Aplíquele un spray con la hormona oxitocina y listo. El resultado: no volverá a sentirse cómodo cerca de una mujer atractiva. Al menos, eso asegura una investigación publicada en la revista Journal of Neuroscience. El estudio sostiene que una dosis del compuesto puede hacer que los hombres se mantengan alejados de toda tentación.

Durante la investigación de la Universidad de Bonn (Alemania), 86 hombres recibieron un spray nasal, la mitad de ellos con oxitocina y la otra mitad con placebo. Luego se colocaron en una línea recta y pasó ante ellos una atractiva científica, a la que no habían visto con anterioridad. Entonces se les pidió a los participantes que indicaran que distancia respecto a ella estaban dispuestos a tolerar. Luego se repitió el experimento al revés. La científica se ubicó en la línea y los hombres se acercaron a ella hasta el punto en que se sentían incómodos.

Al final, los hombres comprometidos que estaban bajo la influencia de la oxitocina se ubicaron a un mínimo de 76 centímetros de la mujer atractiva, mientras que el resto de participantes solteros y aquellos que habían inhalado placebo llegaron a estar a 50 centímetros de ella.

A partir de estos resultados los científicos concluyeron que la oxitocina puede ser un mecanismo biológico para promover la monogamia. Siempre se ha culpado a las hormonas de los líos de faldas, pero ahora resulta que una de ellas podría ser el remedio para los 'cachos'.

Tradicionalmente la oxitocina se ha conocido como la "hormona de la maternidad" pues es la responsable de las contracciones en el parto y se produce en grandes cantidades cuando las madres amamantan a sus hijos, pero ahora también podrá ser conocida como la "hormona de la fidelidad".

Lástima que este producto químico no esté actualmente disponible sin receta. Sin embargo, los científicos aseguran que también se producen en las caricias y los roces durante el sexo. Incluso durante un orgasmo la oxitocina en los hombres se incrementa hasta en un 500 por ciento.


Así que mientras el spray alemán no esté a la venta, las mujeres pueden estar tranquilas si tiene una vida sexual placentera con su pareja. Entre más satisfecho esté un hombre, tendrá más altos sus niveles de oxitocina y mantendrá a raya toda tentación. (Fuente: www.semana.com)

Pico y Placa Pasto 2017