Imprimir

¿las protestas para que?

Si la protestas funcionan pongámoslas a prueba, veamos si logran algo

 

En medo de tantas protestas estupidas quisiera oír una en la cual se protestara por la discriminación de la que son victimas algunas frutas, entre ellas la guama, el zapote, y los ovos, junto con el pomorroso; quisiera poder arrimarme a una tienda y oír a un chico de la alta sociedad pedir un chicle sabor a guama, o invitarle a su novia una ensalada de frutas con trozos de guama, zapote y ovo, oír al lado de naranya a el guamaya, o quizá el zapoteya. Este es un mensaje desesperado una suplica a todos los que estudian mercadeo o ingeniería de alimentos ¡por favor existen mas frutas aparte de la fresa y la naranja! ¿Es cuestión de mercadeo no?
 En definitiva algunos estereotipos hoy por hoy quizá no cambien nunca pero se abran reído mucho solo de imaginar a un “niño bien” pidiendo o comiendo estos extravagantes productos imagínense no mas la propaganda del guama ya, esta protesta nos hizo reir, cabe entonces preguntarse si las demás protestas en contra del secuestro, la defensa de especies en extinción, bosques, la mujer , los niños el África y afines, tan solo logran despertarnos tristeza, les propongo algo señores protestantes contribuyan económicamente, enlístense en el ejercito, embárquense como voluntarios a Ruanda y dejen de aparentar o intentar en vano hacer algo, es mas creo que este escrito es insuficiente por que a la vez no hago nada espero que alguien que tengo una viabilidad intelectual y económica logre algún cambio, el que sea, en relación a las protestas.

 

Luis Alfredo Cerquera