¿Qué pasará en 2012 con el mundo? - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

¿Qué pasará en 2012 con el mundo?

Analizar la filosofía de la civilización maya sobre el tiempo y arrojar luces acerca de las teorías apocalípticas fueron los objetivos de un grupo de expertos que se reunió en Chiapas, al sureste de México, donde la primera conclusión que sacaron fue que estos antiguos pobladores de América no anticiparon el fin de la humanidad.

Según el gubernamental Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), una nueva revisión de las estelas prehispánicas indica que, en realidad, en diciembre de 2012 ese pueblo esperaba el regreso de Bolon Yokte, uno de los dioses que, en la mitología maya, participaron en el inicio de la actual era. "Nunca dijeron que habría una gran tragedia o un colapso del mundo el próximo año, ellos no pensaban de esa manera", dijo Rodrigo Liendo, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien además agregó que "esa visión apocalíptica de la historia es algo que nos caracteriza a nosotros como occidentales, no es una filosofía de los mayas".

En el encuentro explicaron que el origen de la controversia se encuentra en el Monumento 6 del sitio de Tortuguero, y un ladrillo con jeroglíficos localizado en Comalcalco, ambos centros ceremoniales en Tabasco, al sureste de México. El primero alude a un evento místico que ocurriría el 21 de diciembre de 2012, durante el solsticio de invierno, cuando Bahlam Ajaw, un antiguo gobernante de ese lugar, se vislumbra como el futuro anfitrión de Bolon Yokte.

El INAH informó que en el encuentro, la VII Mesa Redonda de Palenque, el epigrafista Sven Gronemeyer, de la Universidad de La Trobe, Australia, y su colega Barbara Macleod, hicieron una nueva interpretación del monumento. Los jeroglíficos de la estela refieren a la culminación de 13 baktunes, los ciclos con que los mayas medían el tiempo. Cada uno estaba compuesto por 400 años.

Así, en diciembre de 2012 culminaría un ciclo de creación e iniciaría otro, lo cual pudo generar la confusión que ahora atrae la atención mundial, explicó Liendo, mientras afirmaba que la medición del tiempo de los mayas era muy compleja: "Hacían referencias a eventos en el futuro y el pasado, hay fechas que se proyectan a cientos, miles de años".

Distintas reacciones ha despertado en el mundo la tan publicitada profecía y, por ejemplo, en México hay personas que se entrenan para sobrevivir con sus propios cultivos de alimentos; otros alistan su regreso al país porque sienten que deben estar allí en 2012, e incluso hay empresas que ofrecen espacios en búnkeres subterráneos con todas las comodidades. El posible fin del mundo también se volvió negocio.

(Fuente: www.elespectador.com)

Pico y Placa Pasto 2018