Imprimir

¬ŅQu√© pasar√° en 2012 con el mundo?

Analizar la filosofía de la civilización maya sobre el tiempo y arrojar luces acerca de las teorías apocalípticas fueron los objetivos de un grupo de expertos que se reunió en Chiapas, al sureste de México, donde la primera conclusión que sacaron fue que estos antiguos pobladores de América no anticiparon el fin de la humanidad.

Seg√ļn el gubernamental Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia (INAH), una nueva revisi√≥n de las estelas prehisp√°nicas indica que, en realidad, en diciembre de 2012 ese pueblo esperaba el regreso de Bolon Yokte, uno de los dioses que, en la mitolog√≠a maya, participaron en el inicio de la actual era. "Nunca dijeron que habr√≠a una gran tragedia o un colapso del mundo el pr√≥ximo a√Īo, ellos no pensaban de esa manera", dijo Rodrigo Liendo, del Instituto de Investigaciones Antropol√≥gicas de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico (UNAM), quien adem√°s agreg√≥ que "esa visi√≥n apocal√≠ptica de la historia es algo que nos caracteriza a nosotros como occidentales, no es una filosof√≠a de los mayas".

En el encuentro explicaron que el origen de la controversia se encuentra en el Monumento 6 del sitio de Tortuguero, y un ladrillo con jeroglíficos localizado en Comalcalco, ambos centros ceremoniales en Tabasco, al sureste de México. El primero alude a un evento místico que ocurriría el 21 de diciembre de 2012, durante el solsticio de invierno, cuando Bahlam Ajaw, un antiguo gobernante de ese lugar, se vislumbra como el futuro anfitrión de Bolon Yokte.

El INAH inform√≥ que en el encuentro, la VII Mesa Redonda de Palenque, el epigrafista Sven Gronemeyer, de la Universidad de La Trobe, Australia, y su colega Barbara Macleod, hicieron una nueva interpretaci√≥n del monumento. Los jerogl√≠ficos de la estela refieren a la culminaci√≥n de 13 baktunes, los ciclos con que los mayas med√≠an el tiempo. Cada uno estaba compuesto por 400 a√Īos.

As√≠, en diciembre de 2012 culminar√≠a un ciclo de creaci√≥n e iniciar√≠a otro, lo cual pudo generar la confusi√≥n que ahora atrae la atenci√≥n mundial, explic√≥ Liendo, mientras afirmaba que la medici√≥n del tiempo de los mayas era muy compleja: "Hac√≠an referencias a eventos en el futuro y el pasado, hay fechas que se proyectan a cientos, miles de a√Īos".

Distintas reacciones ha despertado en el mundo la tan publicitada profec√≠a y, por ejemplo, en M√©xico hay personas que se entrenan para sobrevivir con sus propios cultivos de alimentos; otros alistan su regreso al pa√≠s porque sienten que deben estar all√≠ en 2012, e incluso hay empresas que ofrecen espacios en b√ļnkeres subterr√°neos con todas las comodidades. El posible fin del mundo tambi√©n se volvi√≥ negocio.

(Fuente: www.elespectador.com)