Joven vendió su virginidad y pagará impuestos - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Joven vendió su virginidad y pagará impuestos

 El fisco sostiene que se trata de un caso de prostitución, un oficio legalizado. La chica, de 18 años, había cobrado 10.200 euros. No fumo, tengo certificado de virginidad, quiero que mi primera vez sea especial, no violenta, quiero encontrar un hombre apacible, respetuoso y generoso”, decía el anuncio que publicó en internet una joven rumana de 18 años, quien cobró 10.200 euros por entregar su himen intacto. Pero ahora el Estado alemán la intimó para que pague la mitad de lo que recibió al fisco.

La decisión se tomó porque las autoridades consideraron su caso como “prostitución”, un oficio que está legalizado como un trabajo en Alemania y en Holanda. Los recaudadores sostuvieron que “no se trata de un punto de vista moral, sino fiscal” y que la chica “ganó mucho dinero en muy poco tiempo y tiene que pagar”.

Alina Percea dejó su ciudad natal de Caracal, en Rumania, para probar suerte en Alemania, pero, al no hablar bien el alemán, no conseguía empleo. Así, en marzo de este año decidió publicar un aviso en el sitio web gesext.de por el cual subastaba su virginidad para poder financiar sus estudios de computación. A las dos semanas, apareció un empresario italiano de 45 años que llegó a ser el mayor postor para convertirse en el primer hombre en la vida sexual de la rumana.

Según publicó el sitio FoxNews, Alina, que se había sometido a dos exámenes médicos para probar su virginidad, voló a Venecia para encontrarse con el empresario: recorrieron los lugares más románticos y terminaron la noche en un lujoso hotel. “El hombre me gustó mucho, hablamos en inglés porque yo no sé hablar italiano y él tampoco rumano”, dijo Alina al regresar del viaje y agregó: “Me dijo muchos elogios, fue muy divertido y encantador”. La mañana siguiente, tomó la píldora del día después. La joven rumana soñaba también con que el dinero pagado por su estado virginal la ayudara a comprarse una casa, pero finalmente se conformó con señar un departamento en Berlín y la promesa de volver a ver a su amante italiano.

En Alemania la prostitución se estableció como trabajo legítimo en enero de 2002, después de que durante cinco años estuviera legalizada en las llamadas zonas “eros” o zonas de tolerancia, similares a lo que en nuestro país se llama “zona roja”. Actualmente, se estima que en Alemania habitan más de 400 mil prostitutas que producen ingresos mayores a los 4,5 mil millones de euros por año. Holanda fue el país pionero en legalizar la prostitución. Los argumentos más fuertes que se trataron en ambos países para considerar esa actividad como un trabajo consistieron en que acabaría con la prostitución infantil.

Una oferta que crece en internet

Alina Percea reconoció haber imitado los pasos de la norteamericana Natalie Dylan, de 22 años, quien decidió subastar su virginidad en internet para pagar sus estudios de posgrado. Por Natalie se pagaron 3,7 millones de dólares, suma a la que Alina no llegó ni por asomo. La joven de Estados Unidos, ahora millonaria, señaló que se convenció de ofertarse después de que de su hermana Avia, de 23 años, pagó sus estudios después de trabajar como prostituta durante tres semanas. Además, la joven aseguró: “No creo que subastar mi virginidad resuelva todos mis problemas, pero me dará cierta estabilidad financiera”. Las ofertas de cuerpos vírgenes a cambio de dinero se multiplican en la web y los motivos por los cuales aparecen son varios: desde querer costear estudios hasta conseguir alojamiento. El país desde el que provienen la mayoría de estas ofertas es Estados Unidos y la principal causa es la crisis económico-financiera, por lo cual se oferta la virginidad a cambio de simples trabajos temporales o pagos de alquiler.

Pico y Placa Pasto 2017