La rumba que enloqueció a los gringos de la CIA en Pley Club - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

La rumba que enloqueció a los gringos de la CIA en Pley Club

“De la fantasía a la realidad” así es el eslogan de Pley Club, el lugar donde se presume que once agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos –algunos de ellos casados– fueron a buscar prostitutas y beber alcohol. Ahora, el escándalo que dio la vuelta al mundo, se convirtió en una evidente crisis en el Servicio Secreto de los Estados Unidos.

El pasado viernes 13 de abril, el periódico The Washington Post reveló que miembros de la avanzada de seguridad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habían sido devueltos a su país por mala conducta en medio de la VI Cumbre de las Américas. La noticia creció como una bola de nieve.

Mientras que el mismo presidente Obama pidió que se hiciera una investigación exhaustiva y rigurosa; el general Martin E. Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, resumió la situación con una frase contundente: “estamos avergonzados”.

Pero, ¿cuál es el sitio donde se divirtieron los agentes que cuidan al hombre más poderoso del mundo ? Se trata de Pley Club, un sitio que ofrece más de una docena de fiestas temáticas. Mes a mes celebran con camisetas mojadas, sombreros vueltiados, fiestas de playa y mujeres disfrazadas de colegialas y conejitas. También tiene una pista para shows, con dos tubos de pole dance y una especie de ducha gigante donde las “chicas” suelen bañarse con espuma.

El club, situado en el sector de estrato medio El Bosque, en la ciudad amurallada, es una casa pintada de blanco en su totalidad con luces de neón a la entrada. Presta servicio de lunes a domingo desde las 9.00 p.m. hasta las 4.00 a.m.

En su página web, Pley Club ofrece una carta de varios licores nacionales e internacionales. Desde whisky y ginebra, hasta siete tipos diferentes de cerveza. También se especializa en la organización de fiestas privadas para cumpleaños, despedidas de solteros, eventos empresariales y el alquiler de habitaciones que el mismo club define como: “agradables y cómodas para disfrutar de los mejores momentos de tu fiesta”.

La historia que podría ser el argumento para una película norteamericana, se dio a conocer porque una de las trabajadoras sexuales se acercó al Hotel Caribe –donde se hospedó el Servicio Secreto durante la Cumbre– para reclamarle a uno de los agentes su pago por los servicios de la noche anterior. Pero éste se resistió y una discusión entre ambos hizo pública la situación.

El caso ha tomado ribetes tan escandalosos que la propia CIA ha dicho que enviará una comisión a Colombia para que indague sobre el asunto, pues se trata de una actuación que habría podido comprometer la seguridad nacional de Estados Unidos, además de haber dejado en entre dicho la reputación de ésta entidad, que vende una imagen de respeto y mucha reserva.

Tal vez el incidente sea polémico para la CIA, pero al mismo tiempo, muy bueno para Pley Club. Pues este lugar no solo salió de la esfera local de Cartagena, sino que, seguramente, se convertirá en el epicentro de la realización de fantasías sexuales de extranjeros que viajan a La Heroica en busca de ‘picante latino’. (fuente: www.kienyke.com)

 


Pico y Placa Pasto 2017