Los mensajes subliminales sí funcionan - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Los mensajes subliminales sí funcionan

 Las imágenes subliminales -aquéllas que se muestran de forma tan breve que el espectador no logra registrarlas de forma consciente- han estado rodeadas siempre de controversia, particularmente en el campo de la publicidad. Y como en muchos países se prohíbe su uso en televisión, ha sido muy difícil comprobar que funcionan. Ahora, en tres experimentos llevados a cabo en la Universidad de Londres, los investigadores descubrieron que la gente sí es capaz de procesar la información emocional derivada de imágenes subliminales.

Las imágenes subliminales -aquéllas que se muestran de forma tan breve que el espectador no logra registrarlas de forma consciente- han estado rodeadas siempre de controversia, particularmente en el campo de la publicidad.

Y como en muchos países se prohíbe su uso en televisión, ha sido muy difícil comprobar que funcionan.

Ahora, en tres experimentos llevados a cabo en la Universidad de Londres, los investigadores descubrieron que la gente sí es capaz de procesar la información emocional derivada de imágenes subliminales.

Otros expertos, sin embargo, señalan que hasta ahora no hay evidencia de que los mensajes subliminales funcionen en el mundo real.

"Ciertamente muchos países alrededor del mundo tienen leyes que prohíben el uso de mensajes subliminales en televisión" dice el psicólogo Paul Buckley, experto en mercadotecnia de la Escuela de Administración de Cardiff.

"Y nadie hasta ahora ha sido capaz de mostrar algún ejemplo en el que un mensaje subliminal haya funcionado. Así que desde un punto de vista práctico, esto probablemente no refleja lo que podría ocurrir en la vida real", agrega.

El campo de los anuncios e imágenes subliminales ha estado siempre rodeado de controversia.

El término "anuncio subliminal" fue descrito por primera vez en 1957 por James Vicary, un investigador de mercados, que expresó que mensajes cortos e intermitentes en una pantalla de cine en Nueva Jersey habían provocado que la gente comprara más alimentos y bebidas.

En 1958 esta práctica fue prohibida en el Reino Unido, Estados Unidos y Australia. Pero en 1962 James Vicary admitió que había falsificado los resultados de su "estudio".

Diez años después, sin embargo, y a pesar de que no se había logrado demostrar evidencia de que realmente funcionaran, la ONU declaró que los mensajes subliminales eran una gran amenaza a los derechos humanos.

Al respecto, Ofcom, la oficina reguladora independiente de las industrias de comunicación en el Reino Unido, declara que "las estaciones de telecomunicaciones no deben utilizar técnicas que exploten la posibilidad de transmitir un mensaje a los espectadores y oyentes, o de tratar de influir en su mente, sin que éstos estén conscientes o totalmente conscientes de lo que está ocurriendo". (fuente www.bbc.co.uk)

Pico y Placa Pasto 2017