Peruana asesina a su madre y convive dos meses con el cadáver - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Peruana asesina a su madre y convive dos meses con el cadáver

Una adolescente peruana, sospechosa de asesinar a su madre en complicidad con su novio, convivió durante dos meses con el cadáver en su casa mientras hacía reuniones con amigos y continuaba con su vida normal, informó este martes la policía tras detenerla.


 

La joven, de 14 años, "rociaba con insecticidas y ambientadores para disipar los malos olores" por la descomposición del cadáver de su madre, relató a la prensa el comandante Rafael Morón de la policía de La Molina, este de Lima.

El oficial dijo que la menor, de nombre Stephanie, relató a la policía que su novio de 16 años, de nombre Fernando Jesús, cometió el homicidio con una mancuerna con la que golpeó en la cabeza a la víctima, Vilma Gabriela Niño de Guzmán de la Rosa, el 11 de enero pasado.

La mujer, de 63 años, había llegado a su casa y encontró a los menores encerrados en una habitación y los increpó por su actitud, lo que habría degenerado en una violenta pelea entre la pareja y Guzmán de la Rosa, de acuerdo con las investigaciones preliminares.

Según los primeros elementos de la investigación policial, tras el asesinato, la joven Stephanie continuó con sus actividades con toda normalidad, recibía a sus amigos en su casa y colocaba fotos en la red social Facebook.

El padre, un octogenario que padece Alzheimer, continuó viviendo en la casa, pero no se dio cuenta del crimen, indicó la policía.

El presunto homicida se entregó este martes a las autoridades y negó ser el asesino, según declaró su abogado Juan Madrid, quien dijo a la policía que la joven fue quien dio muerte a su madre "con un fierro".

Según las leyes peruanas, los menores que cometen asesinatos no van a la cárcel, sino que se les impone su internamiento en un establecimiento para su tratamiento psicológico, por un plazo no mayor de seis años.

El caso ha conmocionado a la opinión pública y trajo el recuerdo de otro crimen similar, en noviembre del año pasado, cuando un joven de 22 años mató a su madre en complicidad con su pareja, también en el barrio de La Molina. Ambos se acusan mutuamente del asesinato.

Otro episodio parecido fue el que cometió otra joven, de 21 años, condenada a 30 años de cárcel por matar a su madre en enero de 2010 en complicidad con su novio, que recibió la misma sentencia.

Pico y Placa Pasto 2017