Salva el planeta: ¡Bebe tú orina! - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Salva el planeta: ¡Bebe tú orina!

 Si bien la orina humana es estéril (no contiene bacterias), posee una gran cantidad de componentes químicos que pueden afectar negativamente los cursos de agua. Afortunadamente, una empresa ha presentado un kit que puede separar los compuestos de la orina, obteniendo fertilizantes y agua

El kit en cuestión, desarrollado por EAWAG Aquatic Research en Suiza promete ayudar al medioambiente transformando los residuos en alimentos. Concretamente, es capaz de extraer compuestos existentes en la orina para su utilización como fertilizantes. Esto no solo proporciona una manera sencilla de fertilizar nuestros cultivos, sino que además evita que esos compuestos fosforados lleguen a los cursos de agua, alterándolos. El residuo del proceso es agua casi pura, que podrías (si te animas) beber.

Aunque la orina representa sólo el 1% del volumen total de las aguas residuales, es la responsable de aportar entre el 50% y los 80% de los nutrientes vertidos a los ríos y océanos de todo el mundo. Estos nutrientes suponen un riesgo de eutrofización del curso de agua, con el consiguiente aumento explosivo del numero de algas, la disminución del oxigeno disuelto en el agua y la inevitable muerte de los peces.

Además, la orina acarrea sustancias problemáticas, tales como los residuos de medicamentos, que también se desechan a las aguas residuales a través de la orina y constituyen un riesgo para el medio ambiente. El Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuática (Eawag) ha demostrado que la recogida selectiva y el tratamiento de la orina puede contribuir de manera significativa a la lucha contra la contaminación del agua y reciclado de nutrientes en todo el mundo.

Se han probado diversos métodos de procesamiento de la orina. Idealmente, el tratamiento debe permitir el reciclaje de nutrientes como fertilizantes y, al mismo tiempo, la eliminación de los microcontaminantes problemáticos. Por ejemplo, el 98% del fósforo en la orina puede ser recuperado por precipitación con magnesio. Solo en Suiza, los nutrientes de la orina humana podría servir como sustitutos de por lo menos el 37% del nitrógeno y el 20% del fósforo que demanda la agricultura y que se obtienen actualmente de fertilizantes artificiales importados.

Resumiendo, estos nutrientes son deseables en la agricultura, pero no en los cursos de agua. Por lo tanto, tiene sentido separar la orina de las aguas residuales y utilizarla para la producción de fertilizantes. De alguna manera, estaríamos convirtiendo un líquido considerado un “desecho” en una rica fuente de alimento, al ponerlo en el lugar correcto de la cadena alimentaria.

El fósforo puede provocar la eutrofización de los rios. (Wikipedia)
El fósforo puede provocar la eutrofización de los rios. (Wikipedia)

Pico y Placa Pasto 2017