Secta islámica vivió 10 años bajo tierra - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Secta islámica vivió 10 años bajo tierra

Durante una década permanecieron ocultos. Renunciaron al sol para vivir como en las profundidades de la tierra. Solo unos pocos podían salir para comprar algunos víveres, pero el resto del grupo, unas sesenta personas de una secta islámica, permanecían sumisos dentro del edificio subterráneo.

La mayoría de los 20 niños que estaban no conocían la luz del día. Nacieron como topos bajo la tierra, y estaban condenados a una vida de encierro. El menor de los infantes encontrados tenía 18 meses. Para los adeptos de la secta religiosas no significaba un maltrato sino una forma de vida sin las pretensiones ni la contaminación de exterior.

Bunker religioso

La idea de fundar el movimiento fue de Satarov Fayzrahman, un ex asistente de un musulmán en los años setenta que se retiró para fundar su propio movimiento. Entre las reglas del lugar estaba la prohibición de educación y asistencia médica.

Bunker religioso

La secta fue hallada bajo una casa en la localidad rusa de Tatarstán, ubicada a 800 kilómetros de Moscú. Nadie imaginaba que durante una década vivían personas debajo de su suelo. Después de la llegada de las autoridades, los niños fueron remitidos al hospital local para exámenes. A pesar de vivir sin calefacción ni contacto con el mundo los médicos determinaron que están en buenas condiciones. Aunque no hay arrestos, las autoridades están analizando si dejar a los menores con los padres o entregarlos a hogares sociales. (Fuente: www.kienyke.com)

Pico y Placa Pasto 2017