Se envenena… y la regañan por llamar a emergencias - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Se envenena… y la regañan por llamar a emergencias

 Sara Barahona, de Jacksonville (Florida, EE.UU.) no tiene el mejor trabajo del mundo. De hecho tiene uno que, para muchos, es de los peores empleos que se puede tener: trabaja en un Wendy’s (un “restaurante” de comida rápida) en uno de esos puestos en el que estás por debajo de un jefe capullo pero por encima de unos empleados resentidos. Pero no adelantemos acontecimientos. Un buen día el aire acondicionado de la hamburguesería dejó de funcionar. Cualquiera que haya estado en una cocina gigantesca sabe lo mal que se pasa sin que haya algo que refresque, así que Sara se hizo con una bebida que, de vez en cuando, dejaba a un lado para atender lo que fuera menester.

Una de las veces dio un trago largo a su bebida y notó que su sabor era bastante extraño. Al abrir la tapa del vaso descubrió que su bebida se había vuelto espumosa. Momentos después la muchacha se empezó a sentir mal. Asustada, llamó a emergencias.

La policía y los sanitarios se presentaron entonces, después de calmar y tratar oportunamente a Sara descubrieron que lo que había en la bebida era un limpiador de hornos. La chica reconoció que unos días antes tuvo una discusión con uno de los empleados, y que era muy posible que esa persona hubiese decidido “alegrar” la bebida de la encargada del local.

Pero la cosa no terminó ahí. Al día siguiente un gerente, superior de Sara aparece en el local. No es para preguntarle sobre la discusión o, al menos, preguntar cómo estaba. No. Lo que hace su superior es echarle en cara su actuación.

Vamos, que la reprende por haber llamado a emergencias y encima lo hace delante del resto de trabajadores del restaurante. ¿Qué había pasado?, ¿acaso el mejor encargado de restaurante es el encargado muerto?, ¿el tipo con el que Sara había discutido era familiar del gerente? Nada de eso. Lo que había hecho Barahona con su actuación fue “comprometer y dañar la imagen pública de Wendy’s”.

Pico y Placa Pasto 2017