Imprimir

Se fue de vacaciones y lo comieron unos caníbales

En una isla de la Polinesia francesa, desapareció un empresario de 40 años, y sus huesos fueron encontrados carbonizados en un bosque. Existen serias sospechas de que Stefan Ramin fue asesinado y comido por caníbales, en la isla de Nuku Hiva en Polinesia francesa.

Stefan, alemán que desde 2008 realizaba un viaje alrededor del mundo, estaba en la isla con su novia Heike Dorsch, 37. Ella dice que su pareja se marchó a realizar una corta expedición con un guía local llamado Henri Haiti. Después de algunas horas, sólo volvió el guía, y le dijo que se había producido un accidente. Acto seguido, el nativo la encadenó a un árbol y abusó sexualmente de ella.

La mujer logró escaparse horas más tarde para alertar a las autoridades y ellos comenzaron una búsqueda de siete días hasta encontrar las cenizas y los huesos de Stefan. Los investigadores creen que ‘un cuerpo humano fue cortado a pedazos y quemado ’. El guía Haiti hasta ahora no fue hallado, y la policía lo busca en distintos lugares, mientras que los restos de Stefan fueron trasladados a Paris para realizar un análisis de ADN.