Imprimir

¬ŅSe vendi√≥ carne humana en este restaurante de La Calera?

Era el restaurante m√°s famoso de los a√Īos 80 en Bogot√°. En la v√≠a La Calera, los actores, pol√≠ticos y otras personalidades reconocidas se reun√≠an en el primer restaurante italiano del municipio. Hay un mito urbano: El secreto de su exquisita carne no estaba en su receta sino en su origen. Era carne humana.

 

‚ÄúEra una carne de¬†un sabor muy especial, realmente yo nunca hab√≠a probado, ni he vuelto a probar, una carne de un sabor tan, tan especial como esta‚ÄĚ, declar√≥ Monica Orozco, una excliente¬†del lugar.

L‚Äôangolo de Gigi era un restaurante tipo trattoria que se hizo famoso r√°pidamente. Gigi, un italiano simp√°tico y misterioso, era el due√Īo del local y carnicero de profesi√≥n que siempre fue muy¬†cuidadoso con su carne.¬†Gigi, seg√ļn este mito, nunca dejaba que nadie se acercara o entrara a las neveras cuando llegaba la mercanc√≠a, ni tampoco dejaba que nadie la tocara ni la preparara. ¬ŅRealmente existi√≥ el lugar?

Salvatore Balottelli, exmaitre del local, afirma que Gigi solía decir que la carne se la enviaba su hermana desde Italia. Sin embargo, cuando los investigadores de la revista Shock se comunicaron con Benedetta Ferroso, la hermana de Gigi, ella negó todo. Es vegetariana, enviar carne a otro país es algo inimaginable.

El exmaitre tambi√©n recuerda que las reconocidas preparaciones del restaurante siempre las hac√≠a Gigi y nunca dejaba que nadie lo ayudara y, mucho menos, que alguien tocara la carne: ‚Äúera muy celoso de esto y normalmente cuando entraba la orden era √©l mismo que la cocinaba, no quer√≠a que nadie pusiera un dedo en el sart√©n‚ÄĚ asegur√≥.

El due√Īo de un gran lote cerca a La Calera afirma que durante la misma √©poca en que operaba este popular restaurante italiano, se presentaron muchos problemas porque en una fosa que sol√≠a estar lleno de cad√°veres, empezaron a desaparecer los cuerpos.

Sin embargo, el caso se vuelve más siniestro.

Un exagente que particip√≥ en la retoma del Palacio de Justicia, asegur√≥ que sus superiores le dieron la orden de dejar entrar a un hombre alto, acuerpado y de gafas oscuras. Este hombre se adentr√≥ en el lugar y les pidi√≥ a los militares que lo ayudaran a seleccionar ‚Äúlos cuerpos m√°s grandes y gordos‚ÄĚ y luego los llevaran a una camioneta. El veh√≠culo qued√≥ lleno, el hombre se llev√≥ entre 10 o 15 cuerpos del lugar de la tragedia.

Los rumores fueron ganando fuerza entre los habitantes de La Calera, los empleados del restaurante y algunos clientes. Ya se escuchaban los murmuros de que el origen de la carne no era animal, y mientras muchos no creían, otros sí. Un día, de improvisto, Gigi cerró L’angelo de Gigi y desapareció para siempre; junto con el secreto de su carne.