Sin conductor por las calles de California - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Sin conductor por las calles de California

Un coche sin piloto gana dos millones de dólares al recorrer 85 kilómetros sin accidentes en una carrera para vehículos autopilotados fomentada por el Pentágono. Once coches sin tripulación se dieron cita ayer en California para competir en una carrera de vehículos conducidos solamente por robots patrocinada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. 'Boss', el coche ganador de la carrera, ganó 2 millones de dólares después de recorrer 85 kilómetros de trazado urbano en menos de seis horas, evitando obstáculos y otros coches. De los once vehículos solo seis cruzaron la línea de meta después de que otros cinco se retiraran por problemas técnicos o accidentes, informa la BBC.

La carrera fue patrocinada por la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación del Ejército de Estados Unidos, DARPA en sus siglas en inglés, que de esta manera quiere fomentar el desarrollo de vehículos sin tripulación que puedan ser utilizados en los campos de batalla. Los constructores de coches aseguran que la tecnología llevará pronto a crear coches autónomos, que se desplacen sin conductor.

'Boss' y los otros vehículos condujeron por una ciudad simulada, creada en una base en desuso de la aviación estadounidense en Victorville, en el desierto de California. Todos tuvieron que desplazarse en carreteras y calles de uno y dos carriles, superar cruces, evitar edificios y lograr aparcar. Así como los otros 10 vehículos, Boss tuvo que ‘esquivar’ también 30 coches conducidos por pilotos profesionales.

Para evitar accidentes graves, un vehículo con piloto humano seguía al ‘robótico’ y lo vigilaba constantemente. En caso de descontrol el hombre podía presionar un botón de emergencia que paraba instantáneamente toda acción del robot. Esto no impidió que un camión volquete de tres metros de alto y dos y medio de ancho conducido por ordenador se empotrara contra un edificio. “Parecía que estaba aparcado y de repente se subió al bordillo y dio contra el edificio”, afiormó Juan, un espectador.

¿Cómo funcionan?

La mayoría de los vehículos parecían coches normales -‘Boss’ era un Chevrolet Tahoe modificado- pero con una serie de sensores montados en el techo, en cada esquina y en lo parachoques. Una de las piezas fundamentales integradas en estos coches era ‘Lidar’, un escáner láser. “Está integrado por 64 láser individuales que miden más de 10 veces por segundo el mundo exterior, lo que da vida a 10 millones de mediciones de todo lo que rodea el vehículo”, explica Chris Urmson, uno de sus realizadores.

Según el tiempo que emplea la señal láser para golpear un objeto y volver al sensor, el ordenador calcula su distancia del coche. Estas mediciones integran las que realizan un radar para largas distancias y varias cámaras de vídeo. “Tenemos algoritmos que procesan todos estos datos y analizan tanto los objetos parados como los en movimiento y que ubican el coche en las mapas”, ha añadido Urmson.

En los concesionarios en 2015

La industria automovilística está mirando desde cerca los logros de estos técnicos. Larry Burns, el vicepresidente de General Motors para la investigación y el desarrollo ha asegurado que los coches autopilotados son un objetivo clave de la estrategia de su empresa. Según Burns coches con nivel de inteligencia tal para poderse desplazar por las calles estarán listos para el 2015.

Pico y Placa Pasto 2018