Spinochordodes tellinii: Gusano que induce al suicidio - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Spinochordodes tellinii: Gusano que induce al suicidio

 Este gusano, del filo Nematomorpha, parasita a su victima hasta llevarla al suicidio. Por suerte, solo lo hace con insectos (Gordiáceos) o crustáceos (Nematomorpha). Tu vida no corre peligro, ni siquiera si te comes uno por accidente. ¡Que alivio!

Los gusanos del filo Nematomorpha producen asco, morbo y hasta pavor. Es que su manera de reproducirse parece sacada de la mente de H.R. Giger o de los relatos de Lovecraft. Por suerte, nosotros, los humanos, no tenemos nada que temer. Estos parásitos solo atacan insectos (Gordiáceos) y crustáceos marinos (Nematomorpha).

Los primeros, llamados comúnmente gusanos Gordiáceos, son los que los humanos podemos observar con mayor frecuencia, dado que se reproducen en aguas dulces (charcos, estanques, lagos, piletas, tanques de agua, etc.). Sin embargo, en su etapa larvática, los Gordiáceos no viven en el agua, sino dentro de un insecto terrestre, como un grillo.

Pero el grillo difícilmente vaya a darse un chapuzón por cuenta propia. Eso no es problema para el gusano Gordiáceo, que cuenta con la habilidad de influir mentalmente a su huésped. Así, y como se puede ver en el vídeo, el gusano se sale con la suya, manejando al grillo (como si fuera un zombi títere) hacia su húmedo suicidio. No se sabe muy bien cómo el gusano logra controlar la voluntad de su huésped, pero se cree que lo hace modificando las proteínas vinculadas a las actividades neuronales, geotácticas y de locomoción.


Ya adultos, los gusanos Gordiáceos viven por siempre en el agua. Para que sus larvas lleguen a tierra firme, donde parasitan a los insectos, los adultos ponen los huevos en hierbas acuáticas. De allí, sea por un animal que pasa, peces, aves o insectos anfibios, pueden llegar a la tierra para encontrar a su huésped.


Los Gordiáceos se pueden encontrar por todo el mundo. A veces hasta en inodoros, reservas de agua domésticas y tarros con agua. Algunas comunidades los llaman gusanos de lluvia, dado que suelen aparecer en los charcos formados por el agua caída. En otras comunidades se los llama "pelos de caballos", por su parecido.

No hay que preocuparse. Los Gordiáceos son totalmente inofensivos para los humanos. Si uno de estos gusanos entra en un animal incompatible, sale por el primer agujero que encuentra, sin causar daños. En su etapa adulta pueden medir hasta 50 CM de largo y 2 o 3mm de diámetro.

Pico y Placa Pasto 2017