Una empresa paisa 'renta' maridos - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Una empresa paisa 'renta' maridos

Para llenar vacío de esposos ausentes, presta servicios de plomería, ferretería y labores de hogar. "Si se cansó de su marido, pida uno nuevo; si se aburrió con el que le mandaron, exija cambio, y si no quedó satisfecha, reclame su garantía".

 

Con esta promesa, la ferretería Maridos en Alquiler presta servicios a mujeres cuyos maridos o parejas son 'nulos' para las labores caseras: aprietan tornillos, ayudan a arreglar los baños e incluso hacen remodelaciones. Pero hay quienes malinterpretan el mensaje y buscan un poco más.

"Nuestro negocio es hacer arreglos en casas", aclara Alberto Ríos, gerente de la ferretería, que desde su creación en el 2004 ha pasado de tener cuatro empleados a 24 y de una oficina de 40 metros a una de 200; hoy atiende a unas 7.200 personas al año.

Ríos, que desde joven se ha desempeñado en oficios varios (desde recoger café hasta hacer arreglos de latonería y pintura), vio la necesidad de ayudar a los estratos altos en tareas simples del hogar y un día, entre tragos, se le ocurrió el nombre. Y aunque hoy los servicios que más le solicitan incluyen armar camas, sacar ratas muertas de la parte de atrás de la nevera, cambiar bombillos y acompañar a hacer mercado, Maridos en Alquiler sigue causando sonrisas entre vecinos y usuarios.

"Por nuestro primer local, que tenía vidrios polarizados, las viejitas pasaban y se echaban la bendición -dice, entre risas, Ríos-. Una vez hasta nos mandaron a la Policía con una orden de inspección porque creían que era una casa atendida por hombres, a la que entraban mujeres".

Los clientes son en su mayoría mujeres casadas mayores de 40 años que necesitan ayuda en la casa. "Mi marido es espectacular, pero en la casa no sirve casi que para nada -dice Paula Betancur, una de sus clientas más fieles-. Él mismo me dice que los llame porque son muy coherentes con lo que hacen y muy juiciosos".

Sus servicios, que cuestan desde 20.000 hasta 130 millones de pesos (han construido casas), tienen garantía. "A mí me han hecho varios trabajos, algunos de urgencia y solo una vez me tocó pedir garantía -dice Socorro Mazo, otra cliente-. Además, yo sí necesito un marido: soy viuda".

Según Viviana Ríos, hija del gerente y quien recibe las llamadas, muchas mujeres piden que les envíen 'maridos' agradables. "No falta quien pide al que aparece en el volante que repartimos por la ciudad (un hombre musculoso, de piel clara y rostro de modelo). El problema es que ninguno acá está tan lindo", dice.

'Piscuís', 'Niño' y 'Verruga' son algunos de los apodos de los plomeros, cerrajeros y toderos que están disponibles las 24 horas. "Aquí hay barrigones, calvos y flacos -explica Emilio Garzón, a quien en sus seis años de trabajo ya lo han recibido dos mujeres en baby doll (aunque, según sus compañeros, le faltó añadir una que quería atenderlo desnuda). Ya se fueron los narigones y orejones, y quedamos los normales".

Pese a la 'normalidad' de los empleados, Maridos en Alquiler ha sido tan exitosa que tres empresas han intentado imitarla, pero sin lograrlo. Por lo pronto, Ríos espera abrir sucursales en el Eje Cafetero y la Costa atlántica.

Fuente: CARLOS MARIO CANO R.
Corresponsal de EL TIEMPO
Medellín

Pico y Placa Pasto 2017