Imprimir

Una menor da a luz sin que ni ella ni los médicos hubiera detectado el embarazo

embarazoHacía varios meses que Laura Medina Marín no tenía menstruación, pero los médicos le dijeron, tras someterla a varios análisis de sangre y orina, que se debía a un desajuste hormonal. Esta joven, de 17 años, dio a luz el pasado lunes en Granada a una niña, sin que ni ella ni sus doctores se hubieran percatado de que estaba embarazada.
La chica acudió a urgencias aquejada de un fuerte dolor de estómago y terminó en el paritorio del Hospital Materno Infantil de Granada. Al rato tenía entre sus brazos a su hija Daniela, una pequeña de 2,7 kilos que se encuentra perfectamente. Laura ni siquiera sospechó nada sobre su estado cuando rompió aguas en el taxi que la trasladó al centro sanitario, pensó que se había orinado.

De hecho, según publica en su edición de hoy el periódico La Opinión de Granada , hacía sólo cuatro días que había estado disfrutando tan tranquila en un parque de atracciones de Barcelona.

No tenía barriga

Como los médicos le habían dicho que su retraso en la menstruación se debía a un desajuste hormonal, Laura apenas le dio importancia a las pequeñas molestias que había sufrido en los últimos meses. Además, tampoco tenía barriga, por lo que ni ella, ni su familia, ni su novio relacionaron nunca su estado con un embarazo.

Por su parte, la Delegación de Salud ha confirmado que la joven carecía de la cartilla de control de embarazo que suelen tener las parturientas, aunque desconocen si los médicos que sometieron a la menor a análisis de sangre, le hicieron la prueba del embarazo. Laura no se plantea exigir responsabilidades, ya que todo ha salido bien.