Imprimir

Un bebé travieso de Canadá llama a la Policía y provoca el arresto de su padre

BEBE TELEFONOUn bebé travieso 'delata' y provoca el arresto de su padre. Ni de los más pequeños se puede fiar uno. Ha ocurrido en Vancouver, al oeste de Canadá, donde un bebé de tan sólo 11 meses, jugando con un teléfono, llamó sin querer al número de la Policía (911) y colgó sin pronunciar ninguna palabra ni ningún sonido. La Policía investigó el origen de la llamada y, al visitar la residencia asociada al número de teléfono, comprobó que había unas 500 plantas de marihuana, por lo que procedió a detener al padre del niño, informa  France Presse.

"El hombre se mostró muy sorprendido al vernos e insistió que no había llamado a la Policía", comentó la agente Janelle Canning a AFP. "Entonces, los agentes observaron que su hijo de 11 meses estaba jugando con un teléfono inalámbrico, pulsando los botones al azar. Parece que nos llamó él", explicó.

Fue durante la inspección rutinaria a la casa cuando los policías descubrieron que en una de las habitaciones había 500 plantas de marihuana. Por ello, el padre, de 29 años de edad, fue arrestado.

Ahora, el detenido afronta cargos relacionados con la producción de estupefacientes. El juicio le espera el próximo mes de abril. Mientras, el Ministerio canadiense de la Infancia y la Familia se encargó del cuidado del bebé que poco después fue llevado junto a su madre, quien se encargará a partir de ahora de su custodia.