Imprimir

Un calamar gigante de las profundidades envía haces de luz al atacar a sus presas

Un calamar gigante que vive en las profundidades de los mares tropicales o subtropicales emite haces de luz al atacar a sus presas, según han descubierto científicos japoneses.
En un trabajo para el boletín de la Royal Society británica, los científicos explican que esas criaturas utilizan probablemente la luz para desorientar a sus víctimas potenciales.

Los expertos han captado en un vídeo el espectacular ataque de un calamar de la especie 'taningia danae' llevado a cabo en las aguas profundas frente a las costas de la isla de Chichijima en el Pacífico Norte, informó la BBC.

El vídeo, que data de 2005, muestra por primera vez a esos calamares como predadores agresivos en lugar de animales inactivos y perezosos, como se pensaba antes.


En esta fotografía publicada por Tsunemi Kubodera, un investigador del Mueso Nacional de Ciencia de Japón, se ve a un calamar gigante.
Un calamar
Haces 'biolumínicos'
El calamar en cuestión, que puede medir más de dos metros, nada con velocidad hacia delante y hacia atrás moviendo sus aletas, que son grandes y musculosas.

El vídeo, filmado a profundidades de entre 240 y 940 metros, muestra como esos cefalópodos pueden llegar a alcanzar una velocidad de 2,5 metros por segundo al lanzarse sobre la presa, que capturan con sus ocho tentáculos.

Lo que más sorprendió, sin embargo, a los investigadores, según declaró a la BBC Tsunemi Kubodera, del Museo Nacional de Ciencia, fueron los haces 'biolumínicos' que esos calamares producen gracias a unos órganos que llevan en sus tentáculos.


Según Kubodera, la luz puede desorientar a la presa potencial e inactivar sus defensas aunque también puede servir para iluminar el entorno y medir la distancia a la que se encuentra aquélla.

Los científicos opinan, por otro lado, que las luces pueden servirle asimismo al calamar para cortejar a otros individuos de su misma especie.

Todavía se conoce poco de la ecología y la biología de los calamares de las profundidades, de los que subsisten varias especies.