Un concurso muy especial: ¿quién come más cucarachas? - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Un concurso muy especial: ¿quién come más cucarachas?

insectos

Un banquete de cucarachas, gusanos y larvas a cambio de un premio de 2000 euros fue la propuesta gastronómica de un certamen que se llevó a cabo en un centro comercial de Viena.

La competición fue organizada por la "Lugner City", una galería de ocio y restauración de la ciudad austríaca de Viena, propiedad de un conocido constructor Richard Lugner. El concurso contó con la participación de hasta 20 personas, el 90 por ciento de ellas mujeres.

Los comensales que lograron acabar su porción recibieron 1.000 euros en bonos para compras en el centro comercial, mientras que el concursante que más veloz terminó su ración de insectos vivos, obtuvo un cheque regalo por valor de 2.000 euros.

"No tendría tan mal sabor si no fuera por el caparazón" declaró Michael Gerhard, uno de los comedores de cucarachas.

Martina, otra de las participantes, aseguró, sin embargo, que tuvo que parar porque de lo contrario habría acabado vomitando y se quejó de que los "gusanos se movieran en la lengua".

Como ella, muchos de los 200 curiosos que acudieron a observar la muestra "gastronómica" llegaron a sentirse indispuestos sólo con ver como los participantes digerían los insectos.

Por su parte, un grupos ecologistas, como la Asociación Austríaca de Defensa de los Animales, que llegó a denunciar a Lugner por "maltrato a los animales".
"Cada vez es más frecuente que los así llamados ´famosos´ utilicen a los animales para atraer la atención de los medios", explicó Marion Löcker, presidenta de la Asociación al anunciar la denuncia.

Ese paso se basa en el quinto punto de la Ley de Defensa de los Animales, que prohíbe cualquier maltrato injustificable.

El empresario, conocido por pagar cada año a una famosa para que le acompañe al Baile de la Ópera, ignoró esas críticas y explicó que los insectos empleados habían sido criados para servir de alimento a otros animales.
La prensa austríaca especula con que la intención de Lugner, al organizar el concurso, fuera burlarse de la participación de su ex esposa en un reality show en el que famosos tienen que sobrevivir en la selva.

Pico y Placa Pasto 2017