Un Pac-Man que da choques eléctricos - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Un Pac-Man que da choques eléctricos

 Pedíamos más realidad en los vídeojuegos y fuimos escuchados. Un juego estilo Pac-Man produce un choque eléctrico en el jugador cuando es atrapado por uno de sus perseguidores.
No verás a Sony, Microsoft o Nintendo implementando este juego (aunque podríamos imaginar un Wiimote que hiciera las veces de Taser), ya que en realidad fue desarrollado para llevar a cabo una investigación acerca de las respuestas del cerebro ante el peligro. Científicos del Centro para Neuroimagen Wellcome Trust en Londres querían comprobar las diferencias en el comportamiento humano, dependiendo si una amenaza estaba cercana o lejana. Para analizar los mecanismos empleados por el cerebro en estas situaciones, pusieron a distintos sujetos a jugar un juego en que eran perseguidos por un predador a través de un laberinto. Si eran atrapados por su persecutor virtual, recibían un pequeño choque eléctrico que representaba una amenaza real.

Midiendo la actividad cerebral con resonancias magnéticas, pudieron comprobar que mientras el predador estaba en la distancia, la mayor actividad se daba en las partes bajas de la corteza prefrontal (detrás de las cejas) incrementándose con la ansiedad y ayudando a controlar las estrategias para responder a la amenaza. Sin embargo, cuando el predador estaba más cerca, la actividad cerebral se desplazaba a una región responsable de comportamientos más primitivos (sustancia gris periacueductal), que está asociada con mecanismos de supervivencia de respuesta rápida como luchar, huir o congelarse.

Según el Dr. Dean Mobbs de UCL, sin miedo no reaccionaríamos a las amenazas. "La estrategia de supervivencia más eficiente dependerá del nivel de amenaza que percibamos" nos confirma Mobbs "Cuanto más cerca esté la amenaza, nuestra respuesta será más impulsiva y tendremos menos control sobre nuestros actos"

De acuerdo a los científicos, los resultados de este estudio pueden ser útiles para determinar el origen de la ansiedad y ataques de pánico y permitir un análisis más detallado para resolver estos casos. Pero el Pac-Man eléctrico quedará tras las paredes de la Universidad, lejos de los jugones que esperamos más avances en simulación y realidad virtual.

Pico y Placa Pasto 2017