Autoridades de Estados Unidos usan redes sociales para investigar sospechosos de crímenes - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Autoridades de Estados Unidos usan redes sociales para investigar sospechosos de crímenes

 La policía y el FBI son algunas de las entidades que utilizan perfiles falsos para obtener información. Maxi Sopo, ciudadano camerunés acusado de fraude bancario en E.U., pensó que fue atrapado por la policía gracias a que publicó en Facebook comentarios a sus amigos donde informaba su paradero.

Algo parecido le ocurrió a Pasquale Manfredi, considerado uno de los jefes de la mafia calabresa y al que las autoridades italianas capturaron tras seguir la pista de sus conexiones a la famosa red social.

Un documento interno del Departamento de Justicia de E.U. reveló que agentes del organismo de inteligencia FBI están utilizando perfiles falsos en redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn y MySpace para investigar a personas sospechosas de algún crimen.

Los funcionarios, dice el documento, envían mensajes a los sujetos, identifican amigos o familiares y buscan información privada en fotografías, escritos y videos.

Según un informe publicado por Electronic Frontier Fundation, una organización con sede en San Francisco dedicada a la defensa de las libertades civiles, la creación de perfiles falsos en Facebook es una práctica habitual de diversos organismos públicos como el IRS, una entidad que recauda impuestos en el país norteamericano.

Los responsables de esta organización realizaron el año pasado un seminario para educar a sus empleados en el uso de las redes sociales y servicios en Internet como Google Street View, esto con el fin de investigar a los contribuyentes.

Hace una década, los agentes de la policía y el FBI comenzaron a revisar las conversaciones en línea de páginas como AOL o MSN para seguir la pista a posibles pederastas, pero las posibilidades que ofrece la última generación de sitios de Internet son inmensas.

Actualmente, por medio de las redes sociales, los investigadores tratan de confirmar que las versiones dadas por las personas a las autoridades concuerden con los mensajes enviados en el mismo momento del hecho por el cual se les implica.

Así mismo, otro objetivo consiste en observar si en las fotos los sospechosos de robo aparecen con joyas costosas, armas o carros extravagantes que puedan vincularlos a ellos o sus amigos con sucesos delictivos.

En el caso de Maxi Sopo, fueron los comentarios de sus contactos en Facebook los que permitieron al FBI encontrarle en México, aunque el delincuente había tomado la precaución de hacer privado su perfil en la red social, su lista de amigos era pública y los federales solo tuvieron que esperar pacientemente hasta encontrar entre ellos alguna pista sobre su paradero.

Electronic Frontier Fundation también asegura en su informe que el departamento de Justicia de E.U. publicó recientemente un informe sobre cómo conseguir y usar pruebas obtenidas en redes sociales y en él se detallaba cómo las distintas compañías de Internet tratan la información de sus usuarios y responden a las peticiones de los agentes.

Facebook "coopera a menudo con las peticiones urgentes", pero el documento lamentaba que Twitter almacena los datos por un período de tiempo demasiado corto y se niega a facilitar información sin una orden judicial.

En lo que las redes no difieren es en su política sobre la veracidad de los datos de los usuarios y todas exigen que la información personal de las cuentas sea verdadera.

En la práctica, es imposible conseguirlo y todas las redes sociales están llenas de perfiles falsos de usuarios que prefieren mantener el anonimato, criminales que no quieren ser reconocidos o agentes de la policía a la búsqueda de pistas.

En el 2006, una mujer de San Louis, Estados Unidos, llamada Lori Drew, creó una cuenta en MySpace haciéndose pasar por un muchacho adolescente y empezó a enviar mensajes a una vecina de 13 años con el fin de enamorarla.

El cortejo tomó un rumbo dramático cuando el supuesto muchacho dijo a la chica que el mundo "estaría mejor sin ella" y la joven acabó ahorcándose.

Las autoridades federales decidieron acusar a Drew por la creación de un perfil falso, algo prohibido por las normas de MySpace, aunque ellos mismos, paradójicamente, crean habitualmente perfiles falsos en MySpace o Facebook para recabar pruebas.

Finalmente, un juez californiano desestimó la causa el pasado año alegando vaguedades en la ley al respecto de los perfiles en línea.

EFE

Pico y Placa Pasto 2017