Imprimir

"Los 10 mandamientos" para los internos de Wall Street, ¿broma o realidad?

Llega el verano y una nueva ola de internos se prepara para incursionar en el estresante y convulso mundo de Wall Street, el distrito financiero más famoso del mundo. Y para prepararlos, un analista de la compañía de servicios financieros Barclays hizo circular un correo electrónico con lo que llama "los diez mandamientos" que regirán sus existencias durante las próximas nueve semanas.

 

Pero el mensaje que Justin Kwan, analista de segundo año del grupo de poder global y utilidades del banco echó a rodar –medio en serio, medio en broma- pone al descubierto los rígidos resortes que sostienen el mundo de la banca y las finanzas.

"Bienvenidos a la Jungla". Con estas palabras se abre la comunicación y ese es el tono que predomina en todo lo que Kwan les exige a los pasantes recién llegados: que se entreguen, que respeten, "vivan y mueran" por estos mandamientos.

El diario The Wall Street Journal fue el primero en revelar el contenido del controversial correo electrónico. Algunos ejemplos:

Mandamiento 3: "Esperamos que seas de los últimos en salir todas las noche... sin importar nada. Eso es lo que hacen los buenos analistas de verano (también entrar antes que yo sería una movida inteligente -Tú debes disfrutar de tu… ocasional hora de llegada 09:15 AM PT este viernes, pero no te acostumbres a ella)."

Mandamiento 5: "Nunca te quites tu chaqueta en el trabajo. Se trata de la banca de inversión, damas y caballeros. Otros grupos pueden ser más liberales cuando se trata del código de vestuario de verano, nosotros desafortunadamente no lo somos."

Mandamiento 7: "Recomiendo llevar una almohada a la oficina (una estera de yoga funciona también). Dormir debajo de tu escritorio será mucho más cómodo, en el escenario muy probable de que tengas que hacerlo."

Entre otras jocosidades que llaman la atención en esta comunicación de Kwan hacia sus próximos subordinados está la sugerencia de que los hombres acudan al trabajo con tirantes y una pajarita al cuello.

De acuerdo con The Wall Street Journal, pocos de los superiores del analista tomaron el asunto con una sonrisa en los labios ante lo que consideran una broma de muy mal gusto para profesionales de su clase y Kwan fue despedido.

Según reveló una fuente de Gawker, el joven tenía planeado renunciar a la compañía en el verano para ocupar una posición en la firma de manejo de fondos de inversión de capital The Carlyle Group, pero cuando sus futuros empleadores se enteraron de lo que había ocurrido con el correo retiraron la oferta.

Tal vez lo que les incomodó sea el modo en que el correo electrónico de marras termina parodiando las habituales comunicaciones internas que los bancos y firmas financieras hacen llegar a sus empleados, muchas de ellas realmente abusivas con respecto a las cargas de trabajo.

El email de Kwan ha destapado, una vez más, el viejo tema del exceso de trabajo, del consumo de estupefacientes, drogas y ansiolíticos por parte de los corredores de bolsa, e incluso la nada despreciable suma de suicidios que suelen ocurrir en este gremio cada año.

La reacción de la institución ha sido tajante: "Barclays está plenamente comprometido con la creación de un entorno en el que tanto nuestros banqueros y nuestros negocios puedan prosperar. Hemos implementado políticas y directrices de formación para permitir que los empleados adquieran una valiosa experiencia y al mismo tiempo mantengan un equilibrio entre trabajo y vida saludable."

Según un reporte de Business Insider, muchos de los receptores de ese correo electrónico se lo tomaron a broma. "Es claramente una sátira –apuntó uno de los entrevistados-, pero la parte agridulce es que hay una pizca de verdad detrás de él."

"En cualquier negocio es bueno ser el último en partir, y en el banco eso quiere decir que estarás allí hasta tarde. Pero lo de llevar una almohada y una colchoneta de yoga seguramente es una broma”, aseguró otro.

Veremos qué ocurre en Wall Street tras el email jocoso del analista Justin Kwan. Y no, no creemos que el Dow Jones caerá a consecuencia de él.