En tiempos del dólar por las nubes, los empresarios colombianos de productos distintos a los mineros, el café y las flores, salen ganando. ¿Quiénes son? - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

En tiempos del dólar por las nubes, los empresarios colombianos de productos distintos a los mineros, el café y las flores, salen ganando. ¿Quiénes son?

Que en las calles de New York se vendan los mejores ‘hot dogs’ tradicionales del mundo no es noticia, pero que los carritos de perros en los que se preparan sean colombianos, sí. Esa es la realidad en varias ciudades estadounidenses que desde hace dos años son clientes de la firma caleña Servilab. Esos carros de perros, tímidamente comenzaron a inundar el mercado. Tanto así que, literalmente, se tomaron las calles de la ‘capital del mundo’. La razón: por sus compartimentos y la facilidad a la hora de separar ingredientes y mantenerlos frescos y calientes eran mejores que los del país del norte de América.

 

La empresa productora de los carros de perros es solo una de las más de 6.000 que están exportando o han exportado a todo el planeta, y que han accedido a las más de 90.000 oportunidades que en los últimos cuatro años ha diligenciado Procolombia, antes Proexport.

Así lo indicó María Claudia Lacouture, directora de la entidad, quien en diálogo con la Unidad de Datos de EL TIEMPO dijo que hasta el momento le entran a Colombia unos 30.000 millones de pesos colombianos por exportaciones. “Por eso, la meta para el año 2018 es lograr que entren al programa 1.000 nuevas empresas”, sostuvo.

De hecho, Servilab no se ha quedado quieta. Luego de haber llevado sus carros de perros a Nueva York, ahora están incursionado en la exportación a Estados Unidos de cocinas para cruceros y de asadores para el hogar. En pocas palabras, siguen demostrando la capacidad que les valió, en 2006, el Premio Nacional de Exportaciones.

Servilab es gerenciada por Raúl Andrés Pulgarín, fue fundada hace 21 años y tienen empleadas a 30 personas. Han logrado exportar a Miami un total de 3.600 carros de perros, los cuales se han distribuido a otras ciudades. La marca colombiana de estos equipos se encuentra frecuentemente en los estadios deportivos de Estados Unidos.

Maquiempanadas en un momento decisivo

El hecho de que el dólar haya superado el techo de los $3.000 en Colombia es todo un aliciente para que los empresarios colombianos aceleren su producción y conquisten nuevos mercados, pues la divisa, al cambio en el país, hace rendir el dinero para seguir invirtiendo en empresa y empleo.

En ello está de acuerdo Ema Eugenia Meza, gerente de Maquiempanadas, una fábrica que diseña y produce maquinaria para hacer uno de los alimentos más populares en toda América: la empanada.

La idea surgió en el 2010, mientras Meza hacía sus estudios de maestría en Negocios Internacionales en la Universidad Autónoma de Manizales. “Pensamos en algo nuevo, distinto, competitivo y altamente necesario, y dimos en el clavo”.

“Comenzamos experimentando con una máquina pequeña, y ahora tenemos una que es capaz de producir 2.500 empanadas durante una hora”, dice Ema Eugenia.

Primero mandaron una máquina a Canadá y de ahí en adelante no se han detenido en la fabricación de la herramienta.

En la actualidad exportan máquinas, además de a Canadá, a Estados Unidos, México, Honduras, Panamá, Venezuela, Ecuador, Francia, España, Australia y Costa Rica. “En total hemos enviado 300 equipos a un precio de 9’000.0000 de pesos colombianos. Y como el dólar ahora está alto, los beneficios no demoran en verse a la hora de hacer las cuentas”, dice la gerente del proyecto.

Todo lo que han logrado les ha permitido darle trabajo a 15 empleados directos y 10 indirectos, los cuales innovan constantemente. Hoy la fábrica produce la maquiempanada multifuncional, que también hace arepas de huevo y patacones. “Esta se vende mucho a nivel interno, en la Costa Norte”.

La directora de Procolombia dijo que si bien los principales productos de exportación siguen siendo petróleo, café, banano y flores, no es menos cierto que las exportaciones no tradicionales han cobrado importancia y se constituyen en otro dinamizador de la economía colombiana.

De hecho, cifras de esta entidad revelan que en 2014, las exportaciones no mineras correspondieron al 96,3 % del total. Es decir, 6.645 empresas de las 6.903 que se reportaron como exportadoras. “Y el monto va creciendo, además, porque hemos invitado a muchas, que son pequeñas y medianas empresas, a generar valor agregado, una diferencia que las haga competitivas en el mercado”.

La marca Procolombia

“Colombia está vendiendo aplicaciones para agro en Holanda, animaciones y aplicaciones en temas financieros, así como videojuegos. Y todo ello se ha desarrollado con el Ministerio de las Tic”, precisa la directora.

Explicó que Procolombia va más allá de buscarle el cliente al exportador, más bien se acompaña. Hasta el momento han encontrado 166 sectores con oportunidad internacional. De esos, 56 tienen ventajas para competir. “Hacemos todo un trabajo para ayudar al empresario a reducir la prueba y error y requerimientos, para que sea eficiente”, dijo Lacouture.

Además, agregó que el mercado nacional ahora es muy atractivo. Se ha logrado diversificar, en momentos en que se deben generar mayores divisas, pues se le apunta a nichos de mercado muy específicos, cumpliendo todos los estándares nacionales e internacionales de calidad.

María Claudia Lacouture,
Presidente de Procolombia

La idea es superar muchos mitos alrededor de las exportaciones: miedo a que mi primer cliente no me pague, o que me pida una mercancía y me diga que está dañada; o que yo no pueda con la calidad o los estándares del volumen. Procolombia puede ayudar a derribar todo eso”, enfatizó la funcionaria.

En la actualidad Procolombia, en asocio con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic), desarrolla un dedicado trabajo con 350 empresas. El objetivo del programa es fortalecer el amplio potencial colombiano en tema de servicios de software, videojuegos y aplicaciones digitales.

“Siempre le hemos dicho a los empresarios que hay que vender productos competitivos, independiente de la fluctuación de la moneda. Sin embargo, estamos en contexto por la subida del dólar y esa coyuntura nos beneficia, por tanto hay que aprovecharla”, explicó.

Sin duda Colombia ha avanzado en exportaciones de productos altamente competitivos a mercados nuevos. En total, las exportaciones no mineras el año pasado generaron 16.000 millones de pesos. “Y Procolombia puede hablar de 7.000 millones que están representados en todo lo que la entidad hace con los pequeños y medianos empresarios colombianos”, añadió Lacouture.

Estas cifras se ven reflejadas en historias como la de los perros calientes con sello colombiano en New York.

O en la exportación que hacen 27 empresarios de Caquetá y Amazonas, agrupados en la Amazon International Trade Zone, de la Arawana Plateada, un pez ornamental que, gracias a su parecido con un dragón mitológico que da prosperidad, es vendido a China y Corea del Sur.

O de las fajas posquirúrgicas a los mercados de Emiratos Árabes, o de la uchuva orgánica a Alemania. Los ejemplos son muchísimos. En la actualidad, las exportaciones de los empresarios colombianos están llegando a 200 países del mundo. (Fuente: www.eltiempo.com)