Imprimir

Me Coin, la estafa del año en Colombia ¿Dónde están Juan Carlos Olaya y Silfredo Camargo?

La empresa que afirmaba dar rentabilidades del 50% mensual en bitcoins, desapareció. Se calcula que más de 4.000 personas fueron timadas por un valor de $60 millones de dólares A Evelio Matiz le dijeron que la vida le cambiaría. El domingo 12 de marzo de 2017 en la ciudad de Cartagena, una líder de negocios multinivel lo invitó a una reunión junto a 30 personas más.

La cita se dio en la pizzería Archie’s, ubicada en el centro comercial El Castillo. El anfitrión se presentó con el nombre de Silfredo Camargo, oriundo de Valledupar, de quien los demás asistentes advertían: “Es uno de los ‘gurús de las criptomonedas”. Evelio Matiz*, sabía con anterioridad que le iban a hablar del fenómeno BitCoin, una moneda digital creada en el año 2009. Estaba enterado del tema porque sus últimos años los había trabajado creando redes de mercadeo y en compañías como Amway y Herbalife, pero la cosa se había puesto dura y ahora en los chats de Whats App sus colegas solo le enviaban cadenas de un nuevo modelo de negocio: la compra y venta de bitcoins con rentabilidades jugosas.

Desde la cabecera de la mesa Silfredo Camargo inició la evangelización. Afirmó entre otras cosas que él, junto a otros socios, trabajaban en el lanzamiento de una plataforma para hacer trading en vivo y que el resultado de esa invención era darle suculentas rentabilidades diarias, semanales y mensuales a quien invirtiera en la compañía. Evelio sabía que el trading era el arte de especular en mercados financieros, pero lo que no sabía era sobre las promesas que llevó ese día aquel desconocido. En un cuento memorizado, como quien canta el himno nacional, Silfredo Camargo dio a conocer ocho planes de inversión que iban desde los 100 dólares hasta los 10.000. Advirtió, sin embargo, que el paquete más atractivo era el de invertir en la plataforma la suma de 10 bitcoins, porque según él: “Tú inviertes en un paquete de 10 BTC (BitCoin), al final de los 30 días habrás recibido 15 BTC”(1 ver al final del artículo el vídeo). Promesas que se repetían en los vídeos de YouTube que el mismo Silfredo Camargo grabó. En suma Camargo les aseguró que era el momento de invertir el dinero tradicional en criptomonedas, específicamente en bitcoins. Pero, además, que esos bitcoins los transfirieran  a Me Coin porque su gente los administraba de manera extraordinaria, pues en un mes podían tener una rentabilidad del 50%.

A Evelio le pareció exagerada la promesa. Pero recordó varios artículos de prensa, entre ellos uno de la Revista Dinero donde se informaba que en el año 2015 el bitcoin había tenido un crecimiento del 80%. Ese día la perorata del tal Silfredo Camargo siguió, además dijo que iban a desembolsar las rentabilidades en la reconocida chequera virtual BlockChain, pero que incluso también crearían su propia billetera digital; que iban a montar un centro comercial para compras digitales en bitcoins y hasta tendrían su propia agencia de viajes. Bla, bla, bla. Bla.

Ante semejante exposición, Evelio Matiz madrugó al día siguiente a pedir prestados 34 millones de pesos. El objetivo: comprar de inmediato un paquete de 10 bitcoins. Por esos días cada criptomoneda estaba en el mercado en 1170 dólares. El dinero se lo consignó a un hombre llamado Andrés Granados a la ciudad de Barranquilla en una cuenta de Bancolombia. Evelio aún guarda los recibos como un tesoro. Todo indica que Andrés Granados trabajaba de la mano con Silfredo Camargo.

Mensajes donde se promocionaba Me Coin

Esa misma tarde le mostraron por medio de vídeos en YouTube, supuestamente, al verdadero hombre detrás de Me Coin. Su nombre: Juan Carlos Olaya. Un caldense con lengua de culebrero que ya había hecho fama en la web presentándose él mismo como un experto que, desde el año 2001, hacía mercadeo por internet. Evelio Matiz se sentó un par de días a ver los tutoriales de Olaya, donde muy seguro daba instrucciones de cómo usar la plataforma de Me Coin. En esas grabaciones Olaya también invitaba a referir gente a la compañía con la promesa de recibir una compensación mensual, además del capital. ¡El negocio del siglo!. “Si eres una persona que eres inversionista y al mismo tiempo te dedicas a hacer redes de mercadeo, esta información es para ti. Acordémonos que las redes de mercadeo son un bono, un plus de Me Coin, ya que somos un broker”, decía Olaya.

En sus mensajes tanto Juan Carlos Olaya (2) como Silfredo Camargo, daban a conocer un novedoso sistema de “creación de red de mercadeo” al que denominaban binario. Una suerte de pirámide donde el inversionista podía armar dos líneas de referidos con la promesa de recibir ganancias del 10% de lo invertido en la línea que menos dividendos metiera a la plataforma. Evelio Matiz no tuvo tiempo de construir las dos líneas de trabajo, pero supo de un amigo suyo en Cali que iniciando el mes de mayo había referido a 20 personas quienes metieron la suma de 200 bitcoins en la plataforma de Me Coin, personas que habían pagado por cada criptomoneda un promedio de cinco millones de pesos ($5.000.000), si se hacen sumas, estas personas habían invertido en Me Coin, 1000 millones de pesos.

Entre los tantos vídeos que Evelio Matiz encontró en la web, hubo uno que lo puso a dudar sobre el negocio. Allí Juan Carlos Olaya decía que él no era el dueño ni el CEO de la compañía y que los verdaderos dueños por seguridad pedían ocultar su identidad(3). Evelio preguntó sobre los propietarios de Me Coin y le respondieron que eran unos millonarios inversionistas del estado de Utah, Estados Unidos, algo que le dio un parte de tranquilidad. Aunque hubo un vídeo que lo dejó más tranquilo. La escena se presentó en un evento en Cúcuta. El lanzamiento de Me Coin en esa ciudad se dio el día sábado 13 de mayo de 2017  a las siete de la noche. El montaje que habían hecho en aquel salón de recepciones parecía más el de una fiesta electrónica que el de una reunión de negocios. Pero Matiz no sospechó.  Luces, humo, cañón de papeles y un deejay que ponía música estridente. De pronto uno de los anfitriones soltó el siguiente testimonio para no dejar un manto de dudas de su invitado especial: “Los voy a dejar con un hombre que le ha cambiado la vida a más de 60 mil personas. Gracias a la decisión que esa persona tomó, hoy estamos ganando mucho dinero. Cuando me enteré que venía a Cúcuta no lo creía. Y dije que teníamos que tener esta casa llena, porque que él esté en Cúcuta es un privilegio ¡Recibamos con un fuerte aplauso a Silfredo Camargo!”(4). Los inocentes aplaudieron.

Silfredo Canargo invita vía YouTUbe a invertir en Me Coin

Ese mismo día Silfredo se presentó como el ‘Código Master’ de la compañía, aunque eso no fue lo que le dio tranquilidad a Evelio Matiz, sino la escena que vio al cierre de la reunión. En ella, Silfredo Camargo llamaba a la tarima a diferentes inversionistas para entregarles cheques simbólicos de bitcoins que supuestamente habían ganado por creer en el ‘nuevo sistema’. Allí, por ejemplo, llamó a una mujer quien con entusiasmo desbordado sentenció: “Qué tal esta mamita que se la lleva todos los días con sus hijos y ha ganado 25 millones en 20 días”. Silfredo Camargo inició una gira por las ciudades más importantes de Colombia, estuvo en Bogotá, Cali, Barranquilla, Medellín, Montería, Popayán, Yopal y Santa Marta entre otras.

La caída llegó de manera estruendosa. El 22 de mayo algunos inversionistas pusieron los primeros mensajes de alerta en sus grupos de Whats App. Allí advirtieron que las supuestas rentabilidades no aparecían en sus billeteras virtuales. Las cabezas visibles de Me Coin, en especial Silfredo Camargo, defendía a la compañía diciendo que tenían problemas técnicos y que pronto todo se solucionaría. Hasta que el desplome no se pudo ocultar más. El 30 de mayo en su página de internet lanzaron un comunicado melifluo en el cual aceptaban la debacle(5). Se escudaron en decir que hackers habían atacado su plataforma en 750 oportunidades y que producto de ello se habían perdido miles de bitcoins. Prácticamente que hackers los habían robado. Paradójicamente Evelio Matiz cuando leyó el comunicado de inmediato recordó un audio de Juan Carlos Olaya donde con la más absoluta seguridad afirmaba: “Quiero que sepas que tus bitcoins están completamente protegidos. Pero lo más importante es que tenemos triple código de encriptación de seguridad de nuestros servidores, lo que hace al sistema mucho más seguro. Monitoreo las 24 horas del día”(6).

Aquel comunicado iba firmado por cuatro personas que los inversionistas colombianos jamás vieron, por ejemplo Sophy Gonzales, Departamento de soporte; Christopher Daw, Director de Trading; Henry Taylor, Director Técnico y de Programadores; William Jones, Director de Seguridad y Riesgo. Así mismo aparecían Silfredo Camargo, como el Código Master y Juan Carlos Olaya, como Director de Marketing. En Barranquilla el incendio trataba de apagarlo Silfredo Camargo con su labia. El jueves primero de junio reunió a un grupo de líderes y les dijo que a pesar de lo ocurrido otra empresa quería comprar a Me Coin. Labia. Entonces el sábado 3 de junio lanzaron el segundo comunicado(7). Por su contenido muchos de los inversionistas supieron que los habían estafado. Evelio Matiz, por ejemplo, supo que esta compañía no tenía ninguna seriedad. Y es que la comunicación venía encabezada por unos pantallazos de chats de los supuestos hackers que se habían robado cerca de 30 mil bitcoins. Más de 180 mil millones de pesos si se hacen sumas con un valor promedio en ese momento de 6 millones de pesos por bitcoin.

De izquerda a derecha: Silfredo Camargo, Andrés Granados y Juan Carlos Olaya

Como si fuera poco, el lunes 5 de junio el propio Juan Carlos Olaya realizó una transmisión en vivo en su canal de YouTube(8), donde trató de dar explicaciones farragosas de todo lo acontecido. En suma dijo que empresarios de Utah lo habían invitado a hacer parte de la compañía, que este modelo de negocio no era una pirámide, que habían terminado por ser atacados, que todo se había venido al piso, pero que él tenía la plena seguridad de en poco tiempo poder crear su propia empresa multinivel, en la cual pondría la cara y respondería por todo.

Juan Carlos Olaya y Silfredo Camargo desaparecieron. No volvieron a contestar llamadas, chats, ni correos electrónicos. Para muchos de los inversionistas colombianos, esta dupla se voló con su dinero. Según cálculos el número de timados está entre las cuatro y cinco mil personas con una cifra que ronda los 60 millones de dólares.

Por lo pronto la firma de abogados Asesorías Legales Inmediatas(9), tiene en sus manos 62 poderes de personas que desean iniciar procesos penales y civiles en contra de Me Coin. Entre todos los clientes habría aproximadamente 400 bitcoins invertidos y perdidos en dicha plataforma, moneda digital que al día de hoy en Colombia sumaría los tres mil millones de pesos. Curiosamente hay afectados en Asunción (Paraguay), Miami, Nueva York, Florida, México D.F., Toluca, Panamá y Sevilla (España). Aunque los abogados de Asesorías Legales Inmediatas no confirmaron los delitos por los que van a emprender las acciones legales para no perjudicar su estrategia, otros juristas advierten que a los responsables de este entuerto se les puede denunciar por estafa agravada, captación ilegal de dinero, concierto para delinquir agravado y enriquecimiento ilícito.

Mientras tanto y ante la eminente pérdida, Evelio Matiz solo atina a decir que el problema de este descalabro no es el bitcoin, teniendo en cuenta que miles de personas en el mundo siguen haciendo transacciones con esta criptomoneda. Sino que el problema radica en estas compañías fachadas que terminan volándose con las inversiones y con ello crear una desconfianza gigante respecto de la compra y venta por internet de este comodity. Cuando a Evelio Matiz se le pregunta por Juan Carlos Olaya y Silfredo Camargo, dice que si estos dos hombres no tuvieran nada que ver con la estafa, ya se habrían presentado ante las autoridades y habrían delatado a los supuestos dueños norteamericanos que como fantasmas, tal vez solo están en la imaginación de Camargo y Olaya.

*La W Radio intentó comunicarse con Juan Carlos Olaya y Silfredo Camargo, pero las líneas desde donde se comunicaban con los inversionistas han sido cancaladas o apagadas.

*Por solicitud de la fuente se ha cambiado su verdadera identidad.

1. Silfredo Camargo promete el 50% de rendimiento mensual: https://www.youtube.com/watch?v=JbAADadjQXQ&t=470s

2. Juan Carlos Olaya, explica supuestamente cómo funciona Me Coin: https://www.youtube.com/watch?v=m3kIF9zA9Y8

3. Vídeo donde Juan Carlos Olaya dice que no es el CEO de Me Coin sino su “Director de Marketing”: https://www.youtube.com/watch?v=1FW1SzGbrvc&t=1s

4. Silfredo Camargo entrega cheques sombólicos en el lanzamiento de Me Coin en Cúcuta: https://www.youtube.com/watch?v=EokQ7o7Qhc0

5. Primer comunicado de Me Coin sobre la pérdida de miles de bicoins: https://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:UYnMTS-uLaoJ:https://www.me-coin.com/site/anuncio/+&cd=1&hl=es-419&ct=clnk&gl=co

6. Audio de Juan Carlos Olaya diciendo que tenían triple código de encriptación para la seguridad de los bitcoins: https://www.youtube.com/watch?v=l5OwKtczNlI

7. Segundo comunicado de Me Coin sobre un supuesto hackeo de su plataforma: https://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:E6kVkflDvmgJ:https://me-coin.com/site/anuncio2/+&cd=1&hl=es-419&ct=clnk&gl=co

8. Vídeo de Juan Carlos Olaya donde da explicaciones sobre el supuesto hackeo de la plataforma de Me Coin: https://www.youtube.com/watch?v=WTGsDHVZBo0&t=381s

9. Los correos de Asesorías Legales Inmediatas son:

Asesoriaslegalesinmediatas@gmail.com

Kevinforerof@gmail.com

Clavijoabogados@hotmail.com

Caforero31@hotmail.com

Fuente: http://www.wradio.com.co