Rubia sucia (Biografia) - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Rubia sucia (Biografia)

Courtney Love, la viuda del músico Kurt Cobain, vuelve a ser noticia al publicar su diario. Quiere regresar al mundo del entretenimiento después de pasar varios meses en rehabilitación.
Lo único que Courtney Love ha querido en su vida es que la amen. Que la quiera su mamá, que la adore su pareja, que la idolatre el público. Curiosamente, a pesar de su apellido artístico, ella ha logrado despertar más odios que amores en sus 42 años. Su familia la rechaza; su gran amor, el ídolo de los 90 Kurt Cobain, la abandonó al pegarse un tiro en 1994; sus relaciones posteriores han fracasado, y su vida ha sido una montaña rusa en donde el público ha sido testigo y juez de sus actos. Ahora, la Yoko Ono de la generación X vuelve a compartir su intimidad con sus memorias Dirty Blonde: The Diaries of Courtney Love (Rubia Sucia: Los diarios de Courtney Love). Allí reconstruye su vida a partir de cartas, letras de canciones, poemas, frases, fotos y dibujos. Después de pasar por uno de los momentos más críticos de su vida, al haber perdido y vuelto a recuperar por segunda vez la custodia de su hija Frances Bean Cobain, de 14 años, cumplir en 2005 con una sentencia al pasar 180 días en un centro de rehabilitación y declararse en la quiebra, Love está tratando de reconquistar a sus fanáticos con el libro y un nuevo disco, How Dirty Girls get Clean (Cómo se limpian las niñas sucias). Todo luego de haber atacado al público con botellas y palos durante uno de sus conciertos, romper los vidrios de la casa de su ex novio, hacer un escándalo durante un vuelo y tener una sobredosis de analgésicos para pacientes terminales de cáncer. Dueña de una personalidad destructiva y a veces repelente, ha logrado sacar de quicio a muchos en su vida. Su madre, la sicóloga Linda Carroll, aceptó en un libro biográfico llamado Her mother's daughter (La hija de su madre), que ella nunca supo cómo lidiar con Courtney y que temía por el bienestar de sus otros cuatro hijos. Desde muy pequeña, Courtney Michelle Harrison sufría ataques de furia y depresiones. La violencia era la manera como ella liberaba su rabia. Por esta razón su madre decidió enviarla a un internado y emanciparla legalmente a los 16 años. Cuenta la leyenda que en gran medida los problemas de Courtney se derivan de que su padre, Hank Harrison, le habría dado a probar LSD cuando ella tenía 4 años. Él lo niega y está terminando también un libro llamado Love Kills: The Assassination of Kurt Cobain (El amor mata: El asesinato de Kurt Cobain). Harrison, que siempre ha tenido una pésima relación con su hija, ha declarado que"sentí pesar por Kurt porque le tocó enfrentarse al diablo, mi hija". Él, al igual que muchos seguidores de Cobain, asegura que ella estuvo involucrada de alguna manera en la muerte del ídolo. Courtney siempre tuvo como su meta en la vida ser famosa. Empezó a enfrentarse a los escenarios a los 16 años, como estripticera en varias ciudades del mundo, entre ellas Tokio. Pero su pasión por la música iba más allá de bailar mientras se quitaba la ropa. Su ambición la hizo aprender a tocar guitarra, porque quería formar un grupo de rock. Después de varios intentos logró crear Hole, el grupo que la convirtió en una estrella de la escena grunge a finales de los 80. En este mundo conoció a Cobain, líder de la agrupación Nirvana. Con él compartió su adicción a la música y a la heroína. Fue un amor tormentoso pero verdadero. Él fue su torturada alma gemela, con la cual se casó y tuvo a su hija. Muchos aseguran que fue la relación con Cobain y su posterior suicidio lo que le dio la fama, pero Courtney ya era un ídolo de la escena alternativa en Seattle, la capital de este género musical. Lo que sí logró la muerte del líder de Nirvana fue que ella ganará la atención de los medios del mundo. Sobre todo cuando un día después de que se encontró el cuerpo de Kurt grabó una cinta en donde leía la carta de suicidio de su esposo y con la voz entrecortada por un angustiado llanto les pedía a los seguidores del músico que le gritaran a su alma que era un "imbécil" por haberlos abandonado. "Hay personas que pueden ser duras -violentas, egoístas, amorales- y frágiles. Nadie tanto como Courtney. Esa es la llave de su arte y del 'grunge' en general. El arte de las contradicciones, duro y suave, infantil y espectral, poético e insensible", dijo a SEMANA Tim Appelo, periodista de Seattle que ha entrevistado y escrito perfiles sobre Courtney, Kurt y sus familias. En 1997 Love se consagraba en Hollywood como actriz después de protagonizar la película Larry Flynt: El Hombre del Escándalo, y fue nominada al Globo de Oro. Cambió sus medias rotas, sus ropas rasgadas y su pelo enredado y sucio, por elegantes vestidos de marca y joyas, con lo que se convirtió en la consentida de los diseñadores. Por esa época también comenzó una relación con el actor Edward Norton que duró cuatro años. En 1998 lanzó el último disco junto a Hole, Celbrity Skin, que fue un gran éxito en ventas. Luego dejó a Norton por un 'chico malo' que supuestamente le robó 20 millones de dólares y la dejó en la bancarrota. También volvieron sus adicciones y sus apariciones en la alfombra roja borracha o drogada, diciendo incoherencias y brindando un espectáculo a las cámaras. Su intento por volver a los escenarios en 2004 fue fallido y su álbum en solitario America's Sweetheart se convirtió en un fracaso en ventas. Escribió en su diario: "Me siento lista para una vida nueva. He limpiado el barro de 2000-01-02-03-04 & 05. Cinco años de infierno". Pero querer regresar bajo los reflectores y ser famosa no sólo por sus escándalos sino por su talento no es una tarea fácil. "Volver a ser una artista respetada va a ser cada vez más difícil con el paso de los años. Desafortunadamente, en Hollywood si una mujer envejece y no evoluciona, no va a tener futuro. Ella ya no puede mantener la misma imagen que tenía en los 90", explicó a esta publicación Theodore Cateforis, profesor de historia de la música y la cultura de la Universidad de Syracuse. Sobre todo después de haberse convertido en una caricatura de sí misma, en el cliché de la poeta maldita de una generación. Pero quizás el mundo del entretenimiento, que tanto admira a quienes se van por el 'mal camino' pero luego se redimen, vea en el intento de Love por mantenerse sobria y ser una buena madre un acto legítimo y le abra de nuevo sus puertas. TOMADO DE SEMANA.COM