Fanáticos de Iron Maiden hacen fila cinco días antes del concierto - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Fanáticos de Iron Maiden hacen fila cinco días antes del concierto

 Más de 50 carpas ya están instaladas en el parque Simón Bolívar, a la espera del concierto del grupo de heavy metal que se realizará el jueves. Cientos de fanáticos del grupo de rock Iron Maden acampan en las afueras del Parque Simón Bolívar. El concierto del grupo de Heavy Metal será el jueves en la noche, pero desde ya los seguidores se aseguran un lugar cerca de la tarima.
Una fila de carpas, enumeradas y nombradas con los títulos de las canciones más famosas de los metaleros de Iron Maiden, ocupa desde el domingo a las 8 de la mañana, la entrada principal del Parque Simón Bolívar. No son sólo los capitalinos quienes muestran su gran afición por el grupo, también han llegado seguidores desde Pasto, Ibagué y Barranquilla que quieren garantizar una buena ubicación desde cinco días antes de la presentación y confirman la premisa de que un buen rockero luce el nombre de su artista sobre un atuendo totalmente negro.

Grupos de amigos se turnan los horarios durante el día y la noche para quedarse en cada carpa haciendo la fila respectiva, los relevos no sólo permiten que cada uno cumpla con su estudio o trabajo sino que también se turnan para ir a comer o comprar comida.

Es tanta la afición por Iron Maiden que hay seguidores que incluso han renunciado a sus puestos de trabajo para poder hacer las filas. Es el caso de Daniel Rodríguez quien se sintió obligado a renunciar porque no le dieron permiso y había comprado la boleta el mismo día que salió a la venta, el 8 de noviembre del año pasado.

Otros no van a estudiar. Mayerly Rojas no ha ido a la universidad para tener la seguridad que estará en primera fila el día del concierto.  “Soy seguidora de Iron Maiden hace once años y tengo 21”.

Juan Carlos Estrada vive en Pasto y desde el sábado en la noche salió de su ciudad natal con un grupo de amigos, también seguidores de la banda, para poder llegar el domingo bien temprano y montar su carpa; a pesar de haber llegado en la madrugada a Bogotá no logró ser el primero de la fila, ya seis carpas se le habían adelantado.

El clima hasta el momento no ha sido un obstáculo, aunque el frío en la noche es fuerte, las personas están muy preparadas, con cobijas, bolsas de dormir, plásticos y almohadas.

Los más beneficiados con estas largas filas son los vendedores ambulantes. Quienes generalmente trabajan en el Simón Bolívar ganan en un día entre 20 y 30 mil pesos, en esta oportunidad terminan el día con ganancias de entre 80 y 100 mil pesos. Raúl Garzón un tradicional vendedor de la zona, afirma que gana más vendiendo minutos de celular que comida, pues con tantos turistas aumentan las llamadas a larga distancia.

Cada media hora llega una carpa nueva al parque Simón Bolívar. Ya son 350 las personas esperando el concierto y aún faltan cuatro días para la presentación de la banda británica de heavy metal Iron Maiden que sus fanáticos habían esperado desde 1975. Elespectador.com te invita al concierto de Iron Maiden. (
Por Paula Castillo / Elespectador.com)

Pico y Placa Pasto 2017