¿Mick Jagger y David Bowie en la misma cama? - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

¿Mick Jagger y David Bowie en la misma cama?

Los Rolling Stones están de vuelta en los escenarios. En esta ocasión para celebrar cinco décadas detrás del micrófono con la gira ‘50 And Counting‘ (‘Cincuenta y contando’) que inicia el próximo mes. Medio siglo durante el cual pasaron de ser una banda que en sus inicios interpretaba un rústico blues al grupo de rock inglés más escandaloso y desvergonzado de los sesenta y setenta.

Desde aquel verano de 1962 en el que Mick Jagger y Keith Richards eran el cantante y el guitarrista de un grupo sin esperanza llamado Little Boy Blue and the Blue Boys, hasta la reciente autobiografía del guitarrista en la que no deja títere con cabeza, el grupo ha estado signado por la desmesura, el alboroto que pasó de llenar periódicos sensacionalistas a convertirse en leyendas o mitos del rock. No es para menos, pues estamos ante sus ‘Satánicas Majestades’.

The rolling stones, Kienyke

La boca provocadora

Quién no ha visto en algún bar o local de discos o en algún portal de internet los labios provocadores que desde 1971 se convirtieron en el portaestandarte de la banda. A medio abrir, en una especie de momento previo de escupir una zafiedad o lanzarse a voz en cuello en un concierto, la lengua más famosa del mundo fue diseñada por John Pasche, quien dibujó el emblema mientras estudiaba diseño gráfico en el Royal College of Art de Londres. Erróneamente se ha creído que fue creado por el artista pop Andy Warhol quien no soportaba el blues ni el rock. En abril de 1970 Jagger le encargó a Pasche un logo para la compañía discográfica que el grupo estaba formando (Rolling Stones Record), le pagó unas 50 libras (alrededor de 90 dólares actuales) y el logo fue portada por primera vez en 1971, con el trabajo ‘Sticky Fingers’.

Sticky Fingers, The rolling stones, Kienyke

La petición de Ed Sullivan

Precedidos por la popularidad de chicos malos que tocaban rock sucio, en las calles de Londres y algunas separatas de prensa era común encontrarse con una foto de los Stones tirados durmiendo en alguna calle con la leyenda “¿dejaría que su hija saliera con un Rolling Stones?”. En enero de 1965 fueron invitados al show musical más importante de la televisión norteamericana, el de Ed Sullivan, que desde los años cincuenta era el preferido de los hogares estadounidenses y se emitía por la CBS en el horario estelar de las 8 de la noche. Precedidos del éxito descomunal de Los Beatles uno año atrás, la llegada de los Stones causó muchas expectativa y prevenciones. Una de éstas ocurrió en dicho show. El propio Ed Sullivan le sugirió al mánager del grupo, Andrew Loog Oldham, que modificase el titulo y algunos estribillos de la canción ‘Let’s Spend the Night Together’ (‘Pasemos la noche juntos’). El grupo accedió, pues era imposible decirle no a Ed. La frase se modificó a ‘Let’s spend some time together’ (“pasemos algún tiempo juntos”). Jagger no pudo ocultar su molestia cada vez que cantaba el estribillo censurado, pues la canción no estaba pensada para oídos tan castos como los de la clase media estadounidense.



¿Quién mató a Brian Jones?

Ed Sullivan, The Rolling Stones, Kienyke

La muerte del fundador de los Stones en 1969 sigue siendo confusa, llena de alusiones y testigos poco confiables que no han permitido saber la verdad sobre cómo murió o si alguien lo mató, que es la versión que se ha mantenido con fuerza hasta hoy. Brian Jones, en el otoño de ese año decidió modificar su casa en Cotchford Farm y contrató a un grupo de albañiles encabezado por Frank Thorogood,  conocido de Keith Richards. Presuntamente Richards lo recomendó para poder espiar a Jones. El asunto es que en la madrugada del 2 de julio de 1969 el líder de los Stones improvisó una fiesta en su casa e invitó a los albañiles que estaban recogiendo sus cosas. Con una generosa dosis de trago encima se fueron a nadar a la piscina reformada. En la mañana del 3, el jardinero de la casa encontró el cuerpo de Brian Jones flotando en la piscina. ¿Quién lo mató? La novia de Jones, Anna, sospechó de Frank Thorogood; este a su vez dijo que la última persona que lo vio con vida fue Nick Fitzgerald, un amigo mutuo; los padres de la víctima, según la biografía ‘Who Killed Christopher Robin?’ de Terry Rawlings, siempre han creído que Richards y Jagger sacaron a su hijo del juego para quedarse con el liderato de la banda. Nadie sabe con certeza cómo ocurrió el deceso del depresivo y multifacético músico londinense.

Brian Jones, The Rolling Stones, Kienyke

Mick Jagger en la cama con David Bowie

De todos los escándalos sexuales del cantante de los Stones, que incluyen affaires con Madonna, Carla Bruni y Marianne Faithfull, el que desató mayor controversia y morbo periodístico fue su supuesto romance con el camaleónico David Bowie, estrella del glam y abiertamente bisexual.  En su libro ‘The Wild Life and Mad Genius of Jagger’ el escritor estadounidense Christopher Andersen sostiene que los artistas se conocieron en 1973. Tras un primer encuentro Jagger invitó a Bowie y a su esposa Angie a un concierto, y después a su hotel. Añade que “a Bowie y Jagger se los veía juntos sin sus esposas: en un combate de boxeo entre Mohamed Ali y Ken Norton, saliendo de la discoteca Tramp de Londres, de los conciertos de Diana Ross o juntos en el sofá de un hotel”. En 1973 la sirvienta de la pareja le avisó a Angie “que había alguien en su cama”. Al subir la mujer de Bowie encontró a ambos cantantes desnudos en la cama, la mujer no se sorprendió, en cambio Jagger se quedó petrificado y en silencio. Según la cantante Ava Cherry, que fue amante de las dos estrellas, los vio teniendo sexo entre ellos, aún más, “tenían una relación emocional y prácticamente vivieron juntos varios meses”.

Simpatizando con el demonio

‘Sympathy for The Devil’ no alcanzó a salir al mercado cuando ya era señalada de ser un miramiento a Lucifer. En 1969 apareció el single ‘Let it Blood’ (déjalo sangrar), especie de imitación de ‘Let it Be’ de Los Beatles, un año atrás, la carrera de los Stones se fortaleció con la publicación del ‘Beggars Banquet’. La leyenda negra de la canción ocurrió en 1969, mientras daban un concierto en Altmont, California. Meredith Hunter, un joven en plena euforia subió hasta el escenario y fue asesinado por los ‘Hell Angels’, quienes estaban a cargo de la seguridad del evento. Esto sucedió mientras tocaban ‘Sympathy for The Devil’. El joven fue asesinado a puñaladas por Alan Passaro, el incidente fue captado por una cámara de video y está incluido en el documental ‘Gimme Shelter’. Después del alboroto se inició una pelea descomunal en el público que alcanzó al escenario, esto sumado a la forma poco conveniente como los ‘Hells Angels’ intentaron poner orden llevó a una estampida de los músicos. Incluso Jagger y Richards tuvieron que salir corriendo hasta alcanzar un helicóptero porque iban a ser linchados por la multitud excitada. (Fuente: www.kienyke.com)

Hells angels, The Rolling Stones, Kienyke

Pico y Placa Pasto 2017