10 Ideas Eroticas Para Jugar. - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF
 Romper la rutina sexual es muy beneficioso para la salud de la pareja. Jugar a crear situaciones ficticias puede aumentar el morbo de maneras insospechadas.

1. Soy el que repara los ordenadores… o la lavadora

Toco el timbre y una preciosa mujer me recibe. Entre nosotros pasa una corriente inmediata y... empezamos y llegamos hasta donde queremos llegar. Lo ideal es prolongar el momento de "¿nos lanzamos o no?" El técnico empieza realmente a reparar, y ella se inclina cerca de él, le roza, etc... Esencial para que el deseo aumente. El tema: el del sexo ligero. Es el fantasma del encuentro sorpresa, inesperado. Yo te gusto, tú me gustas, no nos comamos la cabeza. Y a menudo, es mejor un juego que si esto se produjera en realidad.

2. Soy una auto-stopista

Se puede jugar de "verdad" con un coche si habéis visto un lugar tranquilo y un poco asilado para pararse al borde de la carretera. También podéis jugar tranquilamente en vuestra casa. El tema es el sexo instantáneo, la promiscuidad, el permanecer en un lugar cerrado y estrecho, para crear una unión inmediata. También podéis jugar al ligón (es el hombre quien ataca) o a una mujer emprendedora. Depende de lo que prefiráis.

3. Soy profesor y tú eres mi alumna Es un gran clásico.

Se puede jugar a dar clases particulares que acaban "degenerando". A menudo es muy excitante, ya que mucha s jóvenes han empezado enamorándose de su profesor. Pero también se pueden invertir los papeles: el profesor puede ser una mujer. La seducción puede venir por parte del alumno o del profesor. Y el otro, puede resistirse un poco antes de terminar abandonándose. El tema, es el del pigmalión: soy capaz y puedo aprender de todo en las clases particulares: a tocar el piano, el violonchelo, matemáticas, inglés, vela, natación... ¡y porqué no el sexo! Y si partimos del principio de que el alumno no tiene ninguna experiencia sexual y va a descubrir todo, es aún más divertido.

4. Eres mi prisionera y tú eres mi guardián

Te encuentras en la cárcel, castigado y yo te vigilo. Dependes totalmente de mí. Y me gustas. Me gustas mucho... Después cada uno puede jugar el papel de carcelero o de prisionero. El tema es la dependencia. El juego puede ir en diferentes direcciones: el prisionero seduce al carcelero para conseguir un tratamiento de favor o el prisionero se deja seducir por medio a represalias... Esto puede ser un poco sadomasoquista o simplemente como una historia de amor, todo depende de la manera de jugar.

5. Soy una call girl de lujo y tú eres mi cliente

Soy tan guapa y tan experta que estás dispuesto a pagar caro con tal de hacer el amor conmigo. Esto puede ser muy revalorizante para una mujer, autorizarse a vestirse de manera sexy, y a comportarse sexualmente de manera muy diferente a lo habitual... Podemos quedar en un bar lujoso para encontrarnos, jugar cada uno el el papel acordado y volver juntos a casa para dar rienda suelta a la pasión. Tema: la cortesana que sabe cómo gustar, seducir y tratar a los hombres para mantenerlos a su lado... y además cobrando.

6. Eres un robot y yo te digo todo lo que tienes que hacer

Como eres un robot y encima eres mi amante, no puedes tomar ninguna decisión por ti mismo(a). Te digo las palabras que debes pronunciar, así como los gestos que debes hacer para procurarme placer. No puedes tomar ninguna iniciativa. Yo soy quien dirige y tu debes obedecer. El tema: el poder total. Realizar por fin todos los deseos. O ser esclava de alguien a quien realmente deseas procurar placer.

7. Soy la bella durmiente del bosque y tú debes despertarme

Me encuentro en un sueño profundo del que sólo un príncipe azul puede hacerme despertar. Y no estoy muy segura de que tan sólo con un beso sea suficiente... Es un juego práctico, ya que la bella durmiente se tumba en la cama. Hecho que resulta cómodo para los acontecimientos que van a sucederse próximamente. Y aún más excitante el hecho de que ella tarde en reaccionar a las caricias y besos de su príncipe azul. Tema: el hombre enamorado sabe cómo despertar el deseo. Es un tema viejo como el mundo: el día en que aparece el príncipe azul, el deseo y el placer se despiertan al mismo tiempo que el cuerpo. 8. Soy una bailarina o hago striptease ...y no tienes derecho a tocar... salvo excepciones. Yo sé cómo hacer para despertar tu deseo. Sé que te gusta mi cuerpo y por eso te lo muestro. Pero normalmente, no tienes derecho a tocarlo. Aunque... Tema: exhibicionismo y "voyerismo" de manera sana y natural. A cada uno le gusta observar el cuerpo del otro o sentirse observado y deseado. Ya que la vista es uno de los sentidos que más participan en el deseo y en el placer.

9. Te obligo a hacer el amor conmigo

Si en la realidad es un acto reprehensible, en la fantasía, este juego tiene un sentido completamente diferente. En el mundo real, obligar o forzar al otro es una agresión e incluso una violación. Por el contrario en este contexto, este juego significa "Eres tan deseable que no puedo resistirme. Ejerces un poder tan fuerte sobre mí, que te deseo por encima de todo". Y para una mujer, esto (insistimos, siempre en este contexto de juego) puede ser muy liberador. Puede dejarse llevar y hacer cosas que nunca se hubiera atrevido a hacer, porque es "obligada". Pero cuidado, este juego siempre debe ser considerado como un juego y los dos miembros de la pareja tienen que estar absolutamente de acuerdo y aprobar unánimemente las reglas de juego. Si no, se podría convertir en algo muy desagradable. El tema: el sexo como deber, la seducción violenta y la atracción irresistible.

10. ¡A jugar! Poner en escena una de vuestras fantasías: "yo soy el lobo y tú caperucita roja", "yo soy el dueño y tú eres mi esclava", "estás completamente paralizado y me dejas hacer todo lo que quiera para procurarte placer", "¿y si jugamos a los médicos?"... ¡En el juego, todo está permitido! Nota: solamente se puede utilizar cierta agresividad controlada para estimular la relación cuando existe mucha confianza, complicidad y respeto entre la pareja y sobre todo, cuando ambos están de acuerdo. 8 consejos de puesta en escena

 

1 - Para jugar a un juego de rol de manera sana, podéis preparar con detalle el escenario. Al conocer bien el papel que debéis representar cada uno, os sentiréis mucho más seguros de vosotros mismos. Incluso podríais escribir los diálogos antes de empezar.

2 - Algunos prefieren improvisar sobre una trama. Con un poco de práctica, os sentiréis cada vez más libres y os alejaréis más fácilmente de lo que estaba previsto.

3 - No dudéis en decir lo que no queréis. Esto se trata de un juego, nunca ninguno de los dos debe sentirse manipulado o forzado a hacer algo que no le guste o desagrade.

4 - ¿Qué juego elegir? Uno que os guste a los dos. Y no siempre resultará fácil, ya que nadie tiene el mismo imaginario erótico. Lo ideal sería encontrar un juego que se encuentre en la intersección de vuestros dos imaginarios.

5 - Debéis estar muy pendientes de los deseos de tu pareja. El (o la que) fomenta la fantasía o hace soñar debe cuidar los pequeños detalles.

6 - No penséis nunca que tenéis que estar sexualmente a la altura. Aquí, de lo que se trata es de divertirse juntos.

7 - No tratéis de variar obligatoriamente los juegos. Cuando hayáis experimentado uno que os guste, podéis jugar tantas veces como queráis con todo tipo de variaciones.

8 - Podéis hacer una puesta en escena grandiosa: ropa adaptada, un lugar bien elegido... También podéis jugar en vuestra casa con vuestra ropa habitual. Lo que cuenta es estimular la imaginación. Por ello, los accesorios pueden ser útiles aunque no indispensables. (Fuente:en Femenino)