Clone-A-Willy: Haz una réplica-vibrador de tu pene (¡también sabor chocolate!) - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF
 Porque nos andan acusando de machistas, que nunca pensamos en las mujeres a la hora de hacer noticias sobre sexo, hete aquí un accesorio ideal para regalar en el aniversario de la pareja. Gracias a Clone-A-Willy, los hombres podemos hacer réplicas vibratorias exactas de nuestro pene. Si eso no es lo suficientemente romántico, nada mejor que regalar una escultura de nuestro miembro en chocolate.

Los jueguetes sexuales están cada vez más en boga. Ya casi no es tabú hablar del consolador que tienes en el cajón o de las ganas que tienes de comprarte una muñeca sexual (sea de silicona o artesanal). Por eso, kits como los de Clone-A-Willy son extremadamente interesantes. No sólo son atractivos para las mujeres, sino que apelan al ego del hombre (¡y qué sería de nosotros sin nuestro ego!).

Para ponerlo de la forma más simple posible, Clone-A-Willy permite crear una réplica vibratoria exacta de un pene, para que luego oficie como un vibrador convencional. El pene a clonar se introduce en el orificio destinado para tal fin, se agrega una mezcla de agua y plástico en polvo (que viene incluida), y ya está, tienes una hermosa réplica de tu miembro. ¡Ideal para regalar a tu pareja!

Si eres una mujer, nada mejor para tener un recuerdo de tus relaciones pasadas, coleccionando todos aquellos penes que te han hecho feliz. Si te gusta, lo clonas y lo guardas eternamente para que te sacie en momentos de nostalgia. ¡Es como tener 100 amantes en tu ropero!

Si eres un poco más romántico, el kit Clone-A-Willy de chocolate puede ser un excelente presente de aniversario, siempre que vaya acompañado de un ramo de flores, claro. Este original kit es similar al anterior pero, en vez de generar una réplica sintética, hace una hermosa escultura de chocolate. Eso sí, asegurate que tu mujer tenga algo más que un bocado para degustar. Si tus medidas son más comparables a un bombón que a un Toblerone, tal vez debas replantear la estrategia.

Existen otras variantes, como las réplicas para fabricar velas, las réplicas jabón (para bañarse) y las réplicas que brillan en la oscuridad.

¡Tambien sabor chocolate!
¡Tambien sabor chocolate!