¿Sexo seguro? - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF
SEXO SEGUROEn las sesiones de educación sexual y en las consultas de sexología se aprecia que aún hoy día existen muchas ideas erróneas y lagunas informativas sobre las relaciones eróticas que implican algún riesgo (de un embarazo no deseado o de una enfermedad de transmisión genital).
Y esto es cierto no sólo en el caso de los jóvenes y las jóvenes.

¿Cuáles son las relaciones eróticas que implican algún riesgo? ¿cuáles son las relaciones “seguras”? Veamos:

Las ETG o ETS (enfermedades de transmisión genital o sexual) NO se transmiten si los genitales de la otra persona se acarician o se tocan con la mano, o con otras partes del cuerpo que no sean los propios genitales o la boca. Existen muchas relaciones eróticas por las que no se puede transmitir ninguna ETG.

Por ejemplo, son relaciones “seguras”: los besos, los abrazos, las caricias con las manos por todo el cuerpo, los masajes, la masturbación compartida (una persona masturba a otra, o se masturban el uno al otro con las manos)… todas estas prácticas son seguras y sí pueden transmitir placer y satisfacción a ambos miembros de la pareja.

También son relaciones seguras:

- El coito con preservativo, o la penetración anal con preservativo.

- Las relaciones buco-genitales con protección (ejemplo: lamer o chupar el pene de un hombre, si el hombre lleva puesto un preservativo, es seguro. También es seguro lamer o chupar los genitales de una mujer si dichos genitales se cubren con un preservativo abierto o un film transparente como los que se usan para envolver).

Lo cierto es que a la hora de practicarle relaciones buco-genitales a una mujer (el demoninado sexo oral o cunnilingus), a sus parejas les suele dar vergüenza plantear el uso de un preservativo abierto, o colocar un plástico sobre los genitales de ella. Una opción en este caso para evitar ETG sería acariciar los genitales con la mano.

En el caso del hombre, si su pareja desea practicarle sexo oral, debe pedirle que se coloque un preservativo.

Ultimamente, entre algunas parejas gays se está extendiendo una práctica que sería muy deseable que imitaran las parejas heterosexuales, y que consiste en que cuando dos personas decide mantener relaciones estables y exclusivas (no mantener contactos genitales con otras personas fuera de la pareja), se realizan ambas las pruebas y análisis necesarios para garantizar que están libres de ETG/ETS, de forma que pueden mantener prácticas tales como las relaciones buco-genitales sin preocupaciones (siempre y cuando las promesas de fidelidad se cumplan, claro está).

¿Cuándo existe riesgo? Existe riesgo de contraer una ETG si se mantienen las siguientes relaciones:

- Coito sin preservativo, o penetración anal sin preservativo.

- Relaciones buco-genitales sin protección (lamer o chupar los genitales de otra persona). No obstante, el riesgo de contraer una ETG por chupar o lamer unos genitales, masculinos o femeninos, siempre es mucho menor que el riesgo de contraerla en un coito sin protección.

Las enfermedades de transmisión sexual (o genital) son una realidad que por desgracia afecta a la salud de muchas personas (produciendo dolores, enfermedades, molestias, infertilidad, y en ocasiones, la muerte). Pero prevenirlas es sencillo y está a nuestro alcance.

Para prevenir, basta usar siempre preservativo en el coito o la penetración anal, y no mantener relaciones buco-genitales sin protección (a menos que estemos seguros de que nuestra pareja está libre de ETG, y recordemos, estas enfermedades pueden estar muchos años sin dar síntomas, la pareja puede tener un aspecto totalmente sano, y sin embargo, se portadora y transmitir la ETG).