LOS COLORES Y EL SEXO - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF
ROJO:


La gente que le gusta el rojo tienden a ser tigres en la cama. Ellos se excitan fácilmente y disfrutan del sexo de un modo inimaginable. Una vez que la chispa sexual es encendida, pueden tardar horas en extinguirla. Cuando dos rojos se reunen, el arte erótico consiguiente podría hacer ruborizar a cualquier Madame. Los amantes del rojo tienden a ser dominantes y los colores más débiles deberían ser conscientes de ello.
AMARILLO:

Si usted tiende a gustarle el amarillo, sus escarceos sexuales son complejos y se vuelve adaptable. El color favorito de homosexuales es amarillo. Pero no tenga pánico, no todos los que les gusta el amarillo son gays. En la mayoría de los casos la persona consentirá en los deseos del compañero más fuerte en una manera pasiva. Usted nunca disfrutará del sexo al máximo, pero usted nunca rechazará una invitación de alguien al que usted desea o quiere.


ROSA:

Las personas que les gusta el color rosa renuncian a madurar en asuntos sexuales: las mujeres tienden a bromear, prometen más de lo que ellos tienen la intención de entregar. En algunos casos ellos hacen alarde de su feminidad, pero porque ellos en secreto odian a los hombres. Un gran porcentaje de prostitutas alardea de lencería rosa. Los hombres que les gusta el rosa son unos donjuanes y coquetos. Ellos son del tipo que fijara tres citas para la misma tarde y no mantendrán ninguna, prefiriendo tomar unas copas en alguna barra. Mujeres cuyos maridos prefieren el rosa deberían guardar los ahorros en secreto.


PÚRPURA:

Los amantes del púrpura con frecuencia se consideran sofisticados en el jugueteo de diversión en la cama. Las mujeres a veces son el tipo remilgado de las que se lamentas por ensuciarse el pelo........ Los hombres son serios en su acercamiento al flirteo. En ambos sexos, las parejas que les gusta el púrpura están más preocupados con su propio gozo que en la satisfacción de los demás.

 

NEGRO:

Preferencias negras en color indican el sexo negro (no necesariamente el significado de compañeros negros). Estas son las personas inadaptadas del mundo sexual y busca el uno al otro en el parentesco. Ellos tienden a preferir el sexo pervertido y son por lo general masoquistas o sádicos por naturaleza. Ellos son gente malhumorada y a menudo son depresivas bajo la tensión sexual o durante el acto a veces infelices. Tenga cuidado los psiquiatras informan que delincuentes sexuales prefieren el color negro. Esto no es ninguna coincidencia el uniforme de las bandas de adolescentes es negro.


VERDE:

Los que prefieren verde son frescos e inocentes en su acercamiento al sexo. Las mujeres que les gusta el verde siempre harán el amor como vírgenes toda su vida. Y un hombre siempre puede ser un inexperto, es torpe, pero es un tipo encantador y simpático en los escarceos. Los amantes verdes son apacibles, pero no apasionados. Si escogen un verde como compañero, nunca tendrán que preocuparse de la infidelidad.


NARANJA:

Los amantes del naranja son flacos en fantasías sexuales. El acto sexual es considerado como un juego dramático de un acto en el cual ellos son la estrella. Planificarlo es tan importante como el acto en si mismo. Ellos susurran un diálogo sin significado; ellos sienten esto como su imagen. La gente de naranja a menudo no experimenta el orgasmo, pero ellos actúan muy bien. Los hombres tienden a tirar el pelo de su compañera, y las mujeres dejan ribetes rojos sobre el compañero sexual en la espalda y glúteos.


MARRÓN:

Si le gusta el marrón, usted es un verdadero tesoro para su pareja. Los amantes marrones tienden a ser calientes y profundos, sensibles a las necesidades y los deseos de sus parejas. El sexo es 24 horas al día. Donde usted no puede decir " te amo " muy a menudo. La acción de acurrucarse cerca del fuego, andando en la lluvia o cogiendo copos de nieve sobre su lengua es una provocación en un amante de marrón. Ellos necesitan mucho tiempo e intimidad para hacer el amor, pero sus emociones son tal, que una palabra áspera podría terminar el asunto.


GRIS:

El color gris un preferido por la gente que es indecisa. Ellos no se excitan por nada, incluyendo el sexo, entonces ellos escogen una sombra evasiva. Los hombres prefieren la mirada gris en el sexo como un modo de no relevar la tensión - nada más, nada menos. Es ¡zas!, bam, gracias y adiós. Las mujeres no hacen el amor, se limitan a copular y acomodar a su compañero, o hacerse las timidas. Ellos cuentan las grietas en el yeso del dormitorio hasta que el acto sexual se a terminado con todo hecho. Cuando es combinado con otro color, el esposo gris considera la infidelidad del otro una bendición. Cuando un gris se casa otro gris, el matrimonio es estar en el cielo.


AZUL:

Los amantes de los azules son maravillosos compañeros sexuales. Ellos son pecadores, cariñosos y sensibles a las necesidades de su compañero. Ellos consideran el amor un fino arte na y su acercamiento es elegante. Los hombres que gustan azul se parecen a concertistas de piano, con delicadeza devastando a su compañera, como jugarían con un hermoso bebé. Las mujeres en la categoría azul disfrutan del sexo al máximo. Ellos excitan a compañeros, su pasión puede ser comparada a una ola gigante más bien que la posesión fiera. Tanto las mujeres como hombres disfrutan del antes y del después del acto, tanto como en la copula en sí misma. En el matrimonio una persona azul no es un maravilloso compañero, siempre buscando fuera sus necesidades.

BLANCO:

Si una persona es amante del blanco, el sexo a menudo le parece asqueroso. Esta gente es puritana por la naturaleza. Las felattio son obscenas y hacer el amor a la luz del día es inaudito. Las mujeres que gustan blanco se desnudarán bajo las sabanas. Los hombres orinaran antes y después del acto sexual. Esta gente todavía usa nombres cariñosos para sus genitales.