Imprimir
  El buen asesoramiento ayuda a los adultos jóvenes
sexualmente activos a elegir el método anticonceptivo más apropiado. Aunque no existen razones biomédicas para negar ningún método anticonceptivo sólo por razones de edad, tal vez sea importante considerar otros factores.

Métodos de barrera

Los métodos de barrera son particularmente apropiados para los jóvenes. Comparados con otros métodos, generalmente son accesibles, fáciles de obtener y baratos. Los condones pueden ser proporcionados directamente por los jóvenes a otros jóvenes y se pueden obtener fácilmente sin receta. Son eficaces inmediatamente, son controlados por el usuario y su uso se inicia y se discontinúa fácilmente, lo cual es ventajoso para los jóvenes.gráfico - condones

Puesto que la eficacia de los métodos de barrera depende del uso correcto en cada acto sexual, los adultos jóvenes deben recibir asesoramiento para ser buenos usuarios de estos métodos.

El uso de métodos de barrera plantea retos para los jóvenes. Los condones en particular requieren comunicación con el compañero y la participación de éste, lo cual es difícil para la mayoría de los jóvenes. Sin embargo, mediante asesoramiento y capacitación, el uso del condón puede animar a los jóvenes sexualmente activos a hablar de la responsabilidad sexual compartida, con lo cual se establecen patrones que pueden durar hasta la edad adulta.

Los métodos de barrera incluyen el condón masculino y los métodos controlados por la mujer (espermicidas, el condón femenino, el diafragma y el capuchón cervical). Los métodos pueden usarse solos, combinados con otros o con otros métodos de anticoncepción que no sean de barrera. Todos los métodos de barrera son seguros, no tienen efectos sistémicos y son relativamente eficaces para prevenir el embarazo. Algunos ofrecen diversos grados de protección contra las ETS cuando se usan sistemática y correctamente. Sólo el diafragma y el capuchón cervical, que no están disponibles de forma generalizada en los países en desarrollo, requieren que la mujer acuda a la clínica para que reciba uno del tamaño adecuado.

Los condones de látex dan la mejor protección contra las ETS, incluido el SIDA. Los adultos jóvenes son particularmente vulnerables a las ETS porque cambian de compañeros sexuales con más frecuencia que los adultos de más edad, y algunos adultos jóvenes tienen varios compañeros. Así mismo, por razones biológicas, las jóvenes son más vulnerables a las infecciones como la clamidiasis porque la superficie del cuello uterino expuesta es más delgada que en las mujeres de más edad.

Anticonceptivos orales

gráfico - las píldorasEl asesoramiento acerca de cómo tomarse las píldoras correctamente reviste particular importancia para los adultos jóvenes. El efecto anticonceptivo de la píldora desaparece rápidamente cuando deja de tomarse. Esto puede constituir un problema para las jóvenes que tal vez dejen de tomarse la píldora cuando rompen sus relaciones con los novios, ya que es posible que reanuden sus relaciones o comiencen otra con otro hombre y tengan relaciones sexuales antes de volver a usar la píldora. Del mismo modo, es posible que algunas jóvenes sean usuarias menos sistemáticas de la píldora que las adultas de más edad. Los proveedores deben animar a las jóvenes a tomarse las píldoras cuando realicen alguna actividad diaria rutinaria para cerciorarse de que la usan correctamente.

El uso de la píldora no depende del acto sexual y puede tomarse sin que el compañero lo sepa y sin su cooperación. Los anticonceptivos orales (AO) no ofrecen ninguna protección contra las ETS y, por consiguiente, los proveedores deben recomendar a los adultos jóvenes que corren riesgo de contraer ETS que usen condones además de las píldoras.

Las adultas jóvenes pueden usar sin peligro los anticonceptivos orales que contienen estrógeno y progestina, que son muy eficaces para prevenir el embarazo cuando se usan sistemática y correctamente. Los anticonceptivos orales también ofrecen beneficios no relacionados con la anticoncepción, por ejemplo menstruaciones regulares y protección contra el embarazo ectópico, el cáncer del ovario y del endometrio y la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI). Las píldoras sólo de progestina, conocidas como minipíldoras o PSP, son levemente menos eficaces en la prevención del embarazo y tienen más probabilidades de causar sangrado intermenstrual, comparadas con los anticonceptivos orales combinados. Para que sean eficaces, las minipíldoras deben tomarse a la misma hora todos los días sin dejar pasar más de tres horas, requisito que puede ser difícil para la mayoría de las jóvenes.

Inyectables e implantes

Los inyectables gozan de buena acogida entre muchos jóvenes porque sólo requieren una visita periódica a la clínica o farmacia. No se necesita tener suministros en el hogar y el compañero no se entera de que la mujer los está usando. Sin embargo, la dificultad de acudir a una clínica o farmacia puede constituir un problema para los adultos jóvenes que desean usar esos métodos.

Estos anticonceptivos hormonales ofrecen una excelente protección contra el embarazo pero no gráfico - inyectables (DMPA )protegen contra las ETS. Son seguros para los jóvenes y, como la píldora, tienen beneficios a largo plazo que no están relacionados con la anticoncepción, como un menor riesgo de contraer EPI, de tener un embarazo ectópico o de sufrir cáncer del ovario y del endometrio. Además, a diferencia de las píldoras, los inyectables y los implantes no requieren que la mujer los aplique diariamente, lo cual facilita más su uso para la mayoría de los jóvenes. Existen dos inyectables sólo de progestina de uso generalizado: el DMPA (acetato de medroxiprogesterona de depósito), que se aplica cada tres meses, y el NET-EN (enantato de noretisterona), que se aplica cada dos meses.

Un implante sólo de progestina, Norplant, es eficaz durante cinco años y es un buen método para las jóvenes que saben que no van a querer tener hijos en varios años. La inserción y la extracción del Norplant requieren un procedimiento quirúrgico sencillo.

A menudo esos métodos producen sangrado irregular, manchado o amenorrea, que pueden ser motivo de inquietud para algunas mujeres. Con frecuencia producen un retraso en el retorno de la fertilidad, lo cual podría ser importante para los adultos jóvenes.

Se han planteado inquietudes teóricas en cuanto al uso de los métodos sólo de progestina y la densidad ósea en las mujeres menores de 16 años. Según pruebas preliminares, hay indicios de que el uso prolongado del DMPA tal vez se relacione con una reducción de la densidad ósea, pero este efecto puede ser reversible cuando se deja de usar este anticonceptivo.1 La adolescencia es un período en el que se desarrollan rápidamente la densidad y la longitud óseas. Se ha demostrado que el DMPA hace reducir las concentraciones de estrógeno, y el estrógeno se necesita para el desarrollo y el mantenimiento de huesos fuertes. Por consiguiente, el uso de estos métodos podría tal vez predisponer a estas mujeres a la osteoporosis años más tarde, pero no se han llevado a cabo estudios definitivos al respecto.

1. Cundy T, Evans M, Roberts H, et al. Bone density in women receiving depot medroxyprogesterone acetate for contraception. Br Med J 1991;303:13-16; Cundy T, Cornish J, Evans MC, et al. Recovery of bone density in women who stop using medroxyprogesterone acetate. Br Med J 1993;308:247-48.

Abstinencia

La abstinencia es el método más seguro para prevenir el embarazo y la transmisión de ETS. Este método se debe explicar como opción para los adultos jóvenes que no han comenzado a tener relaciones sexuales y para los que ya las han empezado. La abstinencia requiere compromiso, mucha motivación y control de sí mismo, lo cual es difícil de lograr para muchos adultos jóvenes.

El asesoramiento debe centrarse en desarrollar aptitudes para hacer frente a las presiones de los amigos y del compañero. Los jóvenes deben comprender que las relaciones sexuales son sólo una de tantas formas de expresar amor y afecto. Así mismo, los proveedores deben cerciorarse de que los jóvenes tengan información acerca de opciones anticonceptivas fiables y acceso a ellas.

Dispositivos intrauterinos (DIU)

gráfico - DIUSi se seleccionan bien, las jóvenes pueden usar el DIU sin peligro cuando tienen relaciones estables y mutuamente monógamas. Es importante aconsejar a estas mujeres que verifiquen regularmente si está el hilo del DIU, para cerciorarse de que el DIU no se ha expulsado. Es posible que las mujeres menores de 20 años que no han tenido hijos tengan un riesgo mayor de expulsar el DIU y de sufrir complicaciones causadas por su uso.

La selección de las usuarias es particularmente importante. Los DIU no se recomiendan para las mujeres que corren un riesgo elevado de contraer ETS. Si una mujer ha sufrido una ETS en los últimos tres meses, no debe usar el DIU sin antes haberse curado completamente. El procedimiento de inserción puede aumentar el riesgo de infección de los órganos genitales superiores, y puede causar enfermedad pélvica inflamatoria. Esto a su vez puede causar infertilidad. Los DIU son muy eficaces para la prevención del embarazo, tienen pocos efectos secundarios, no son costosos. Los DIU no protegen contra las ETS.

Anticoncepción de emergencia

Para muchos jóvenes, las relaciones sexuales no se planifican y son esporádicas en gran medida. No obstante, pocos jóvenes saben que existe la opción de la anticoncepción de emergencia, la cual emplea anticonceptivos después de un acto sexual sin protección. Este tipo de anticoncepción es una opción cuando las parejas olvidan usar un método de barrera o la píldora, usan un método incorrectamente, tienen problemas con el condón porque éste se rompe o se desliza, tienen relaciones sexuales imprevistas cuando no hay anticonceptivos disponibles, o cuando una mujer es víctima de violación. No ha sido diseñada para usarse como método regular.

La estrategia más común de la anticoncepción de emergencia es usar una pauta especial de administración de los anticonceptivos orales. Se deben tomar dosis altas de píldoras, primero antes de que transcurran 72 horas después del acto sexual sin protección y la segunda 12 horas más tarde. La dosificación se logra tomando varias píldoras, generalmente cuatro o dos píldoras, según la concentración. Cada dosis debe contener un mínimo de 100 mcg de etinil estradiol y 500 mcg de levonorgestrel. Si se usa correctamente, la anticoncepción de emergencia previene aproximadamente el 75% de los embarazos que hubieran ocurrido si no se hubiera usado.

Planificación familiar natural

Es posible que para algunos adultos jóvenes las únicas opciones disponibles sean los métodos naturales de planificación familiar. Sin embargo, para usar la abstinencia periódica o el método del retiro (coito interrumpido) eficazmente, las parejas deben estar muy motivadas y poderse controlar muy bien, características especialmente difíciles para los adultos jóvenes. Así mismo, la abstinencia periódica requiere conocimientos muy buenos del ciclo menstrual, que muchos adultos jóvenes no poseen.

En los meses que siguen inmediatamente a la menarca, el ciclo menstrual no es regular, lo cual dificulta la práctica de la abstinencia periódica. De forma análoga, la abstinencia periódica y el coito interrumpido tienen tasas muy elevadas de embarazo comparados con otros métodos anticonceptivos, y ninguno de ellos protege contra las ETS.

Esterilización

En general, la esterilización no es un método adecuado para los adultos jóvenes puesto que están en sus primeros años de la edad de procrear. Algunos estudios han demostrado que a menudo el arrepentimiento de haberse esterilizado se relaciona con haberlo hecho a una edad temprana.1 Por consiguiente, es sumamente importante que todo adulto joven que esté considerando esterilizarse sepa que éste es un procedimiento permanente que debe considerarse irreversible. La reversibilidad es posible pero no siempre da resultado, y tales servicios no se ofrecen en muchos lugares.

Hay muchas probabilidades de que los adultos jóvenes, especialmente los que no tienen hijos, experimenten cambios en sus vidas y más tarde decidan tener hijos. Al haber recibido toda esta información durante el asesoramiento, el cliente también tiene derecho a saber que no existen razones médicas para negar este método tan eficaz a un adulto joven por razones de edad solamente.

1. Wilcox LS, Chu SY, Eaker ED, et al. Risk factors for regret after sterilization: five years of follow-up in a prospective study. Fertil Steril 1991;55:927-33