Imprimir

Sexting: el nuevo sexo oral

El pasado viernes una profesora en Pensilvania, EEUU fue arrestada por mantener conversaciones sexuales explícitas virtualmente con su alumna menor de edad. El Congreso del mismo país prendió alarma por exceso de escándalos sexuales de políticos en redes sociales y celulares. En definitiva en Estados Unidos enviar contenidos sexuales puede ser considerado un cibercrimen, como también en otros países que ya están tomando cartas en el asunto pues cada vez más suben las cifras.

Pero, ¿qué tiene de malo coquetearse virtualmente? Al parecer nada, podría verse como un acto inocente y hasta revitalizador en parejas, pero lo cierto es que en la realidad web muy fácilmente un video, una foto, unas palabras obscenas pueden regarse hasta llegar a manos inadecuadas y tener un desenlace no esperado.

En algunos casos termina simplemente como una anécdota, como que el mensaje de texto no le llega al novio sino a la suegra o que las amigas encuentran un chat candente con el tinieblo con foto incluida. Después llega otro nivel en el que se han visto casos de famosos que ensucian su reputación, como el reciente escándalo del congresista de EE. UU Anthony Weiner por cargar una foto obscena en Twitter, o el famoso video sexual en la web de Paris Hilton.

En Colombia ya varios han llevado las consecuencias del sexting, como la presentadora de televisión Ana Karina Soto, quien protagonizó un escándalo porque se difundió un video íntimo grabado con un celular, aunque siempre negó que fuera de ella.

También en el área política hubo un caso famoso y fue el del exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, de cuyo teléfono un fotógrafo logró tomar unas imágenes en pleno Congreso de la República, que mostraban una comprometedora conversación entre él y otra funcionaria del Gobierno sobre el tema del referendo reeleccionista. En la conversación, él decía que estaba dispuesto a “sacrificarse” para disuadir a una representante a la Cámara con favores sexuales para que votara el proyecto. Según Arias, solo se trataba de una conversación jocosa y el tema no trascendió al ámbito legal, aunque sí estuvo varios días en los titulares de la prensa.


El problema empeora cuando se desatan finales trágicos como en el caso de Jesse Logan, una joven de 18 años de Ohio, que se suicidó hace casi dos años después de que fotografías eróticas suyas fueran difundidas por su ex novio, con quien solía practicar sexting o 'sexteo' como llaman en castellano.


Mejor e-prevenir que
e-lamentar

Para evitar ciberacoso, grooming (acoso por parte de adultos) o sextorsión (chantaje), el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco), de España, y la iniciativa PantallasAmigas crearon la 'Guía sobre adolescentes y 'sexting': qué es y cómo prevenirlo'. Y aunque las recomendaciones apuntan a jóvenes, finalmente es un llamado a toda la comunidad para conocerlo y evitarse problemas con él. Estas son algunas de los consejos para tener tecnoresponsabilidad:

El manual lo puedes encontrar aquí.

Conoce tu privacidad… y de paso la de los demás

Son muchas las páginas web que se han encargado de difundir la privacidad de otros en celulares y correos con finales pornográficos o de humor (se encuentran simplemente con la palabra ‘sexting’ o ‘sexteo’ en Google y con más de 9 millones de entradas).

Pero cada vez más sube el número de páginas web que, con la ayuda de organizaciones internacionales, se han dedicado al cuidado de tu privacidad y en contra de agresores sexuales en la red.

Cuida tu imágen es una de estas que te muestra qué tanta privacidad manejas en la red a través de juegos e información interactiva.