Imprimir

Dichos y refranes usados en Nariño

Dichos y refranes más usados en Nariño, es un documento construido en red para el grupo La poderosa cultura nariñense de Facebook, por personas que viven en Nariño y otras, oriundas de esta comarca, pero que están radicadas en el exterior, especialmente en los Estados Unidos.

 

Dice Héctor Campaña, desde Orlando, Florida: "Todos estos dichos me traen muchos recuerdo de niño... cuando acompañaba al abuelo, en el tiempo que todavía se hacia intercambio de productos y se viajaba por caminos, desde mi pueblo al Guayco a lomo de Caballo. Los dichos y proverbios eran parte de la emotividad del trayecto".

Dice también Francisco Benavides Camacho, desde Chicago: "Cuando uno de niño preguntaba ¿qué es eso? y los mayores no le querían decir, respondían: cortapicos y callares para niños preguntones".

Aquí les dejo estas frases, un poco subidas de tono algunas, otras algo machistas, pero usadas de todas maneras. Estos dichos y refranes han hecho parte de las expresiones más usadas en Nariño.

Por: Arturo Obando

Tomado de http://arturobando.blogspot.com/

Ni tanto que queme al santo ni poco que...

 

A  mí no me vengan a dorar la píldora
A bebedor fino, primero agua, después vino.
A bicho que no conozcas, no le pises la cola.
A buen entendedor, pocas palabras bastan.
A buena hambre no hay mal pan.
A buey viejo, pasto tierno.
A caballo regalado no se le mira el colmillo.
A cada día su maestría y a cada momento su pensamiento.
A cada marrano le llega su Nochebuena.
A cada nada.
A cada santo una vela.
A calzón quitado.
A capa y espada.
A capar se aprende capando.
A carta cabal.
A casa de tu tía, de entrada por salida.
A Dios rogando y con el mazo dando.
A donde el corazón se inclina, el pie camina.
A donde fueres haz lo que vieres.
A dónde irá el buey que no are y la mujer que no cocine.
A donde quiera que fueres, ten de tu parte a las mujeres.
A dos cargaderas.
A dos cuarenta y la chaza abajo.
A enemigo que huye, puente de plata.
A falta de pan, buenas son tortas.
A falta de pan, pambazo.
A la buena de Dios.
A la mierda los pastores.
A las quinientas.
A lo hecho, pecho.
A lo que te levantes hacemos la tarea.
A lo que vinimos y el muchachito pa'l rincón.
A lo serio.
A mi deme lo que le gusta al gallo.
A mula que otro amansase, algún resabio le queda.
A nadie lo salva el mismo que le hace la emboscada.
A palabras necias, oídos sordos.
A palo seco.
A perro flaco, todo son pulgas.
A quién vuelva a repetir un refrán le damos la pamba y lo desajuntamos.
A rey muerto, rey puesto.
A ricos no se rogar, a pobres con qué esperanza.
A Santa Rosa o al Charco.
A tabaquito y medio.
A tiro de piedra.
A todo señor, todo honor.
A trapiche viejo, caña 'niñita'.
A ver si así.
A ver si como roncan duermen.
A yo lo que me toca es andar harto.
Además de gordo, hinchado.
Agua pasada no mueve molino.
Agua que no has de beber, déjala correr.
Ah vida pucha: amante un fraile, la bata rota y el culo al aire.
Ahí está pintado.
Ahí no aguanta
Ahí tras.
Ahora si llovió con gana.
Ahora si... más bien dicho.
Al bagazo poco caso y la basura al basurero.
Al baile de las gallinas no van las cucarachas.
Al bobo se le aparece la virgen.
Al buey no lo capan dos veces.
Al caído caerle.
Al final si nos saben terminar dando
Al mal escribano hasta las barbas le estorban.
Al mal paso, darle prisa.
Al mal que no tiene cura, hacerle la cara dura.
Al mal tiempo, buena cara.
Al ojo del amo se engorda el buey.
Al pan, pan y al vino, vino.
Al que anda entre la miel algo se le pega.
Al que dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos.
Al que fue buen músico, el compás le queda
Al que le caiga el guante que se lo chante
Al que le toca, aunque se quite, y al que no le toca, aunque se ponga.
Al que le van a dar, le guardan.
Al que madruga, Dios le ayuda.
Al que no lleva la carga, le parece que no pesa.
Al que no quiere caldo se le dan dos tazas.
Al son que le tocan baila.
Al toro, por los cuernos.
Alábate pato que mañana te mato.
Algo es algo dijo un gallo sobre una pata.
Algo es algo, peor es nada.
Algunos gallos creen que por ellos sale el sol.
Allí bajito
Alta de naturaleza.
Amanecerá y veremos.
Amigo reconciliado, enemigo doblado.
Amigos somos, pero las alpargatas a catorce.
Amistad con todos, unión con nadie.
Amor con celos causa desvelos.
Amor de lejos, amor de pendejos (o felices los cuatro).
Amor no se echa a la olla, sino carnita y cebolla.
Anda a la topa tolondra.
Anda mal parqueado.
Andá que te lamba un buey que tiene la lengua suave.
Andá tragá (o andá bebé).
Andáte a la paila mocha
Andáte a la pm
Andáte a la porra.
Andáte al quito patio de los infiernos.
Antes de que te cases, mira bien lo que haces.
Aprendiz de mucho, maestro de nada.
Aprendizaje evaluado, aprendizaje olvidado.
Aprete el ojete, que no es un juguete.
Aquí escupo.
Aquí te estás.
Aquí yo, ¿allá con quién?
Árbol que crece torcido jamás su tronco enderieza.
Árbol que nace para violín, desde el monte suena.
Arrieros somos y en el camino nos encontramos.
Así bonito.
Así ha de ver sido.
Así todavía.
Asiéntele nomás.
Asisita me salió
Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
Aunque se cague, ajusta el día.
Bajá dios, y ve.
Báñeme pero no me pegue.
Barriga llena, corazón contento.
Beba Genoveva.
Biensísimo.
Bocado que no es para uno, del hocico se lo quitan.
Breve, breve.
Buche y pluma.
Buenamente.
Bueno es culantro pero no tanto
Buey solo, bien se lame.
Burros hay hartos, lo que faltan es enjalmas.
Caballo grande, ande o no ande.
Cabeza grande y gran cabeza son dos cosas muy diversas.
Cacho y bolsa.
Cada cucarrón encuentra su bollo e mierda.
Cada maestrillo, tiene su librillo.
Cada mochuelo a su olivo.
Cada oveja con su pareja.
Cada quien con su cada cual.
Cada tiesto con su arepa.
Cada uno arrima el ascua a su sardina.
Cada uno defiende su queso rancio.
Cada uno en su casa es rey, pero su mujer hace la ley.
Cada uno tiene su forma de matar sus pulgas.
Cada y nada.
Cáigale el guante a quien le caiga.
Calabaza, calabaza, cada uno pa´su casa.
Callá, callá, si vos no sabís.
Calle, calle, no sea meque.
Calumnia, que algo queda.
Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.
Cantando se llega lejos y no se siente la carga ni el camino.
Cara de botín botado y periódico leído.
Cara de camino largo.
Caras vemos, corazones no sabemos.
Casi voy a parar al cementerio.
Casicito lo cojo
Casos se han visto.
Cayó como pedrada en ojo tuerto.
Cayó la gota que colmó el vaso.
Cero huevitos, cero pollitos.
Charquero de sangre.
Chay, los cuyes.
Chorreando la gota gorda.
Chumemos.
Cola borracha no tiene dueño
Colgó los guayos.
Comamos y bebamos que mañana moriremos.
Como diablo en botella
Como dijo Micky mouse, cada uno pa´su house.
Como dios manda
Como padre, como amante, como hijo, como hermano, es mejor un caltarrano.
Como para alquilar balcón.
Como se sea.
Como soplar y hacer botellas
Como te ven te tratan
Como vamos, vamos bien.
Como verlo.
Con el amigo incierto, un ojo cerrado y el otro abierto.
Con éstos ya no hay vida.
Con la comida no se juega.
Con las glorias se olvidan las memorias.
Con las viejas ollas se hacen las mejores sopas.
Con su permiso, yo me piso.
Con todos los juguetes
Consejos vendo, que para mí no tengo.
Convencido que la luna es de queso.
Convencido que mi abuelita es virgen.
Corazón apasionado no quiere ser aconsejado.
Cortapicos y callares para niños preguntones.
Creen que la luna es queso y las estrellas quesillo
Cuando Dios no viene, manda al muchachito.
Cuando el árbol esta caído, todo el mundo quiere hacer leña.
Cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta.
Cuando el río suena, piedras lleva.
Cuando hay se come y cuando no, se aguanta.
Cuando la partera es mala, le echa la culpa al culo.
Cuando las patas se hinchan, la sepultura relincha.
Cuando llueve y hace sol, son las gracias del Señor.
Cuando no hay orquesta, no hay fiesta.
Cuando se cierran todas las puertas, Dios abre una ventana.
Cuando un burro habla, los otros paran las orejas.
Cuando uno se muere no se lleva ni lo robado.
Cuando usted iba a comprar chicles, yo ya estaba haciendo bombitas.
Cuando usted iba comprar chicles, yo ya estaba haciendo bombitas.
Cuando usted iba, yo ya venía.
Cuando vienen mandadas, vienen todas seguidas.
Cuantíco nomás le debo
Cuida los pies de quien te cuidará en la vejez.
Cuidar las monedas, que los billetes se cuidan solos.
Cumbales y Guachucales, ambos machucan iguales.
Cumbambas de zueco viejo.
Cunclí cunclá el que esté atrás mío o a los lados, no juega.
Da lo mismo ocho que ochenta
Dadas contra el mundo.
Dádivas quebrantan rocas.
Dame una mucha.
Daráme un pitico.
Darámelo mirando.
Darás viendo
De buenas intenciones está hecho el camino al infierno.
De dientes para afuera
De donde no hay no se puede sacar.
De lado filo y de filo nada.
De lo presente.
De malo a malo
De nada vale llorar sobre la leche derramada.
De noche todos los gatos son pardos.
De poetas y locos, todos tenemos un poco.
De por Dios.
De retroque no se vale.
De tal palo, tal astilla.
De tan bueno, no dan tanto.
De todo se da en la viña del Señor.
De tu casa a la ajena has de ir con la barriga llena.
De un vez.
Dejaron caer la casa.
Déjelas que hirban
Déjeme aquisito nomás.
Del afán no queda sino el cansancio.
Del ahogado, el sombrero.
Del dicho al hecho hay mucho trecho.
Déme una cola y una hallulla y cinco de regreso.
Demelito pasando.
Demelito viendo.
Demelito, no sea así.
Demorosa esa carne ¿no?
Dése subiendo. (Dése bajando)
Después de misa hablamos
Después de un vinillo... un polvillo.
Después les da por irse.
Detrás del biombo está el pecado.
Dime con quién andas y te diré quién eres
Dime de qué presumes y te diré de lo que careces.
Dios aprieta pero no ahorca.
Dios le da barbas al que no tiene cumbambas.
Dios le da pan al que no tiene muelas
Dios no castiga ni con palo, ni con rejo sino con el cuchillito viejo.
Dios sabe lo que hace.
Dirás
Donde comen dos, comen tres.
Donde hay hombres no se varan las mujeres.
Donde hubo fuego, cenizas quedan.
Donde manda capitán, no manda marinero.
Donde manda la de sesos, no gobierna mano dura.
Donde nos van a enterrar no hay agua.
Donde pongo el ojo, pongo la bala.
Donde quiera que voltees, siempre hay algo que mirar
Dónde tienes la cabeza
Donde va la perra, va la chanda.
Dos cucharadas de caldo y mano a la presa.
Duerme más que pata hinchada.
Echálo, echálo, que si quedo, quedo.
Echáme una manito.
Echemos pata.
El amor es eterno, mientras dura.
El amor y la guadaña, quieren fuerza y quieren maña.
El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones.
El carro sacó la mano.
El comedido come de lo escondido aunque a veces huele a podrido.
El comedido come de lo escondido y el descomedido un buen cacho torcido
El comedido se gana lo que está escondido.
El corazón tiene razones, que la razón no comprende.
El culo que quiere rejo, él mismo lo anda buscando.
El cura predica pero no aplica.
El cura se olvida de cuando fue sacristán.
El día de la quema se verá el humo.
El día que el pobre lava su camisa, llueve.
El dueño del balón.
El gusto no tuvo escuela ni el amor bachillerato.
El hábito no hace al monje (pero lo identifica).
El hilo se corta por lo más delgado.
El hombre con poca plata, la mujer y la cama lo mata.
El hombre es fuego; la mujer estopa; llega el diablo y sopla.
El hombre propone, la mujer dispone, y Dios no se opone.
El hombre que duerme tarde, no oye misa ni come carne
El hombre que no da asistencia abre la concurrencia y pierde la preferencia.
El huevo no solo hay que ponerlo sino cacarearlo
El indio, si no la hace a la entrada, la hace a la salida.
El jueves parqués ¿no?
El mal como que es pasoso.
El mandado no es culpado
El mico sabe a qué palo trepa.
El muerto al hoyo y el vivo al baile.
El muerto, cuando tiene quien lo cargue, se vuelve más pesado.
El mundo es un pañuelo.
El palo no está para hacer cucharas.
El pastuso no mea solo.
El pecado acobarda.
El perro manda al gato y el gato manda al ratón.
El pez cae por su propia boca.
El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
El que a hierro mata, a hierro muere.
El que a solas se ríe, de sus picardías se acuerda.
El que ama el peligro, en el perece.
El que anda con indios, anda solo.
El que busca, encuentra.
El que cajetilla toca, cigarrillo quiere.
El que calla, otorga.
El que come solo, muere solo.
El que con lobos anda, a aullar aprende.
El que con niños se acuesta, mojado amanece.
El que corta, paga.
El que es caballero repite.
El que es delicado no sale al mercado, le pican las pulgas y sale esponjado.
El que es, no deja de ser.
El que espera desespera y esperando se queda.
El que guarda, guarda pesares y el que come, come manjares.
El que ha de morir a oscuras, aunque ande vendiendo velas.
El que las debe, las teme.
El que llega saluda y el que se va se despide.
El que mal anda mal acaba.
El que manda, manda; aunque mande mal.
El que monta, manda.
El que mucho abarca, poco aprieta
El que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse.
El que muestra el hambre no come.
El que nace para buey, hasta la yunta lame.
El que nada debe, nada teme.
El que no arriesga un huevo, no tiene pollos.
El que no llora no mama, aunque esté junto a la mama.
El que no sabe, es como el que no ve.
El que no tiene más, con la mujer se acuesta.
El que no tiene plata el sueño lo mata.
El que paga la orquesta, pide la música.
El que parte y comparte, siempre coge la mejor parte.
El que peca y reza, empata.
El que pega primero, pega dos veces.
El que pega, paga.
El que primero lo huele, debajo lo tiene.
El que quiera más, que le piquen caña.
El que quiere a can quiere a beltrán.
El que quiere a la perra, quiere a la chanda.
El que ríe de último, ríe mejor.
El que sabe, sabe.
El que se alegre del mal de su vecino, el suyo le viene de camino
El que se