Imprimir

Gerente de Hospital de Nariño con salario de $7 millones tiene a sus hijos en Régimen Subsidiado de Salud

Wilson Raúl Larraniaga López, es el gerente del Hospital Departamental de Nariño desde hace 4 años, con una buena labor y una administración eficiente, logró que ese centro hospitalario se convirtiera en un referente en prestación de servicios en la región sur del país. El doctor Larraniaga se encuentra vinculado formalmente a la planta de personal del hospital, devengado un salario de cerca de $7.774.000 (según la base de cotización a seguridad social). Su EPS es Coomeva, pero sus beneficiarios no son sus hijos (Wilson de 17 años, ni Daniel de 15 años), es su señora madre, María Luisa López de Larraniaga.

 

Lo curioso de todo esto, es que algunos trabajadores del Hospital Departamental, que atendieron en alguna ocasión a los dos menores, se preguntaban: por qué si son los hijos del gerente están recibiendo servicios de salud como usuarios del régimen subsidiado.

El hijo mayor del gerente, Wilson, está afiliado a Asmet Salud y su otro hijo, Daniel, está afiliado la EPS indígena Mallamas, ambas entidades aseguradoras en el régimen subsidiado de Salud. (Soportes de la Base de Datos Única se Afiliación adjuntos en esta nota).
Los menores se encuentran inscritos en el censo de población indígena del Ministerio del Interior, por lo que podrían obtener el beneficio del subsidio de salud que da el Estado para estas comunidades. Pero la Ley 691 indica que si un miembro de una comunidad indígena tiene capacidad de pago debe estar vinculado al Régimen Contributivo y aportar como lo hace un trabajador común y corriente.
De todas formas, si los niños fueran los beneficiarios de la madre (Sandra Aracelly Jativa Coral), ella tendría que aparecer en el régimen subsidiado como cabeza de hogar y sus hijos como beneficiarios. Sin embargo, ella también debería estar vinculada al Contributivo, pues trabaja formalmente en Proinsalud (IPS que atiende al magisterio en Pasto).
Pero Wilson y Daniel se encuentran inscritos en Asmet Salud y en Mallamas como “cabeza de hogar”.
El subsidio de atención médica que reciben los hijos de la familia Larraniaga Jativa no es el único. Wilson de 17 años, está estudiando Medicina en la Universidad Javeriana de Bogotá, como beneficiario del programa “Ser Pilo Paga” del Ministerio de Educación, que le da la posibilidad de acceder a educación superior a personas de escasos recursos.
Aunque en teoría, el menor cumple los requisitos para el programa (está en el censo indígena y tuvo buen puntaje en la pruebas Saber 11), lo que es bueno preguntarse es si el subsidio educativo del Gobierno debe llegar al hijo de una familia donde sus dos padres laboran, tienen una vivienda en un buen sector de Pasto, estudió en un colegio privado con mensualidades de hasta $500 mil pesos (Colegio Champagnat de Pasto), o debe llegar a los estudiantes menos favorecidos, como es el espíritu de estos programas sociales del Gobierno que buscan estimular a las personas sin capacidad de pago con buenos resultados académicos y pocas opciones de ingresar a la eduación superior, que no es el caso de los jóvenes Lanarriaga Jativa.
Sobre el Régimen Subsidado está diseñado para las personas más pobres y vulnerables y no es un opción del afiliado o beneficiario inscribirse en él cuando los padres son cotizantes y los hijos ostentan la calidad de beneficiarios, independientemente de que se pertenezca la población indígena o no. (Fuente: www.opinionysalud.com)