La irónica venganza de un especialista en seguridad en contra de unos hackers que trataron de estafar a sus padres - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

La irónica venganza de un especialista en seguridad en contra de unos hackers que trataron de estafar a sus padres

El francés Ivan Kwiatkowski regresó a casa una tarde y se enteró de que un hacker había intentado estafar a sus padres. Entonces planeó una cuidadosa venganza. El tipo de fraude en cuestión es bastante común, y se llama "la estafa del soporte técnico".

 

Los "ciberdelincuentes" hacen creer a su víctima que su computador tiene problemas y entonces le venden programas caros pero que no sirven para nada.

E Iván decidió darles a los estafadores una cucharada de su propia medicina, o para ser más precisos, darles una cuchara de su propio virus.

¿Cómo lo hizo?

El software del miedo

Es muy fácil caer en una "estafa del soporte técnico" porque los hackers se valen del miedo de los usuarios.

Los delincuentes envían correos electrónicos, crean páginas de internet o colocan anuncios falsos que alarman a las potenciales víctimas advirtiéndoles que sus computadores tienen virus.

Estos mensajes, llamados scareware (en inglés software del miedo) aconsejan a los usuarios a buscar soporte técnico urgente a través del teléfono o la dirección de correo electrónico que viene en el anuncio.

"En la mayoría de casos, el objetivo de los estafadores es convencerte de que tu máquina está seriamente infectada para venderte un producto inútil", señaló Ivan Kwiatkowski a la BBC.

"Hackeando" al hacker

Cuando los padres de Iván recibieron una alerta de este tipo, él decidió llamar directamente a los estafadores y fingió que había mordido el anzuelo.

La asistente que le contestó el teléfono intentó alarmarlo aún más con jerga técnica sin sentido para finalmente recomendarle comprar un "paquete de protección" para su computador.

El precio, unos 340 dólares.

Fue en ese momento que el especialista en seguridad puso en práctica su venganza.

Pico y Placa Pasto 2018