Imprimir

La espeluznante lesión de Janos Baranyai

 

 

La búsqueda de los límites del cuerpo humano a veces trae consecuencias desagradables. Por ejemplo, la lesión sufrida ayer por el levantador de peso húngaro Janos Baranyai, que no pudo soportar los 148 kilos de arrancada y su codo cedió hasta dislocarse.